11/1/15

Atentados

Por el Sheij Abdul Karim Paz
Estamos ante una nueva ola de islamofobia producto de un ataque terrorista absolutamente condenable, independientemente de la siniestra estrategia de disfrazar a la burla religiosa de “libertad de expresión”. El hecho es condenable sin atenuantes.
Otra vez aparece un documento, justo en el lugar preciso, como el de Muhammad Atta, en Nueva Yoirk debajo de las toneladas de polvo de las torres. No sé si es verdad o mentira esta autoría, o es otra vuelta de tuerca para seguir con la invasión a Siria, Irak y quizás algún otro país islámico. Todo puede ser.
Lo llamativo es que este hecho aberrante es rápidamente condenado al unísono por los grandes medios, pero 51 días de asesinato a miles de palestinos, incluyendo a unos 600 niños, es calificado como un “acto de defensa”por esos mismos medios.
Siempre se dijo que la política de Francia de apoyar el terrorismo en Siria o en Irak se le volvería en contra. Ahora dicen que estos supuestos asesinos son personas que habían estado en Siria y que son de Al Qaida. Dicho y hecho, quien siembra terrorismo no recoge flores.
Seguramente la histeria tendrá a justificar más agresiones y desde ya la continuidad de las mismas contra los musulmanes, dentro y fuera de Francia, sobre todo en el mundo islámico con lo cual no tardará mucho en aparecer otro acto aberrante como apéndice de esta política de terrorismo de Estado aplicada a los países islámicos como Libia, Siria, Palestina, Irak, Afganistán, Bahrein, con el beneplácito de la prensa que no condena tanto cuando los que mueren son musulmanes. Esos son “efectos colaterales”, “errores”, actos defensivos”.
Musulmanes a unirse y a difundir que el mejor antídoto contra el terrorismo es el Islam y los valores bien entendidos que deben empezar por aplicarse por uno mismo y recién después exigirlos a los demás, al contrario de lo que hacen las potencias con la cobertura mediática cómplice. Estas potencias que practican el terrorismo, lo justifican con los lápices o son moderados en sus críticas y luego descargan toda la fuerte condena sobre las resultantes cuando les afecta.
Ahora condenamos, no es momento para otra cosa, pero algún día tendrá que entenderse que la burla no es libertad de expresión. Por supuesto que esa burla no justifica esta matanza pero a esta altura ha de saberse que cuando se fomenta la primera no es ajena la segunda como reacción de parte de algunos enajenados, manipulados por esos Estados para asesinar en tierras ajenas..

No hay comentarios:

Publicar un comentario