17/9/14

Irán y Hezbolá: Siria es una línea roja

El comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución de Irán, general Mohammad Ali Yaafari, ha expresado las dudas en lo que se refiere al objetivo real de EEUU en su guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico y su intención de eliminarlo, señaló la cadena por satélite iraní Al Alam.


Yaafari declaró durante una conferencia de prensa que “EEUU no sabe que hacer con el EI sobre todo dado que éste lleva a cabo una creciente expansión. De ahí, su voluntad de formar una coalición internacional. Sin embargo, dudamos de su seriedad en lo que se refiere a acabar con el EI”.

Por otro lado, él dijo que EEUU y sus aliados lamentarían cualquier operación militar contra el estado o el ejército de Siria si la llevan a cabo. “La política de la República Islámica de Irán es la de apoyar a Siria. Cualquier acción de EEUU en Siria desde una posición de avasallamiento es condenada y, si es llevada a cabo, ellos lo lamentarán”, señaló.

Yaafari denunció el doble rasero de EEUU que ha declarado la guerra al EI mientras apoya a otros grupos terroristas que luchan contra Siria.

En este sentido, Yaafari dijo que los enemigos estaban determinados a “derribar al actual gobierno de Siria”.

Él añadió que “los Guardianes de la Revolución Islámica disponen de armas poderosas disuasorias y el enemigo lo sabe bien”.

Él explicó que “los Guardianes de la Revolución y el Ejército poseen muchas opciones militares para afrontar las amenazas exteriores”.

Por su parte, una fuente de Hezbolá dijo al diario de información libanés Lebanon Debate que el movimiento libanés no se quedará de brazos cruzados si la así llamada “coalición interncional” llega a bombardear posiciones del Ejército sirio o las suyas propias. En tal caso, dijo que toda la región “podría incendiarse en una gran guerra, que incluiría probablemente a Israel”.

Según esta fuente, Hezbolá es muy escéptico sobre las intenciones reales de la coalición contra el EI y no descarta la eventualidad de que los norteamericanos ataquen las posiciones del Ejército sirio y las de Hezbolá. Al mismo tiempo que quieren desembarazarse de los extremistas que amenazan sus intereses en Iraq y el mundo, EEUU podría intentar asestar un golpe a la resistencia en Siria a fin de apoyar a las fuerzas de la oposición siria e intentar asediar a Hezbolá en el Líbano.

Hezbolá estima también que la guerra contra el EI es vista por algunos en EEUU como una ocasión de intentar conseguir lo que no han logrado hasta ahora mediante un ataque contra Siria.

Sin embargo, Hezbolá señala que la coyuntura internacional no ha cambiado y cualquier acción contra Siria es inadmisible y continuará siéndolo. EEUU lo sabe bien, puesto que Irán y Rusia han dejado bien claro cuales son sus líneas rojas que no se pueden franquear.

http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?eid=72081&cid=26&fromval=1&frid=26&seccatid=68&s1=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario