9/9/14

Breve comentario sobre el periodista estadounidense decapitado


Breve comentario sobre el periodista estadounidense decapitado
Steven Sotloff e Israel

Gi

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Ynet informa esta mañana de "la operación para ocultar los antecedentes judíos e israelíes de Steven Sotloff en las páginas de internet".
Los artículos cuentan una historia de una "red mundial de amigos que incluye más de 150 miembros, en 20 idiomas diferentes, quienes escanearon todos los envíos que Steven ha hecho en Facebook o Twitter y eliminan cualquier mención de sus conexiones israelíes o judías." Solo puedo pensar en una organización judía que podrían facilitar una operación de escala tan grande y no es JVP.
También nos enteramos ayer de que Sotloff pasó 3 años en el Centro Interdisciplinario en Herzliya, un instituto está vinculada al Mossad, según algunas fuentes de los medios de comunicación.
La prensa israelí se apresuró a negar la vinculación de Sotloff con el Mossad, pero produce las pruebas necesarias que harían de tal sugerencia una opción válida.
*****

Artículo de Yitzhak Benhorin en Ynet:
La operación para ocultar en internet los antecedentes judíos e israelíes de Steven Sotloff
150 amigos y conocidos escudriñaron y removieron las páginas de internet donde pudiera haber aparecido alguna mención de sus raíces. Los familiares dolientes de Sotloff desafían al líder de ISIS a un debate sobre las enseñanzas pacíficas del Corán.
Decenas de amigos y conocidos del periodista Steven Sotloff, ejecutado por ISIS , trabajaron juntos el año pasado para eliminar cualquier mención de su nacionalidad israelí y las raíces judías, en un intento por salvar su vida. (Video)
La red mundial de amigos incluyó a más de 150 miembros, en 20 idiomas diferentes, que escanearon todos los envíos que Steven había hecho en Facebook o Twitter y eliminaron cualquier mención de sus conexiones israelíes o judías.
La operación para salvar a Steven comenzó poco después de su secuestro en Siria, en agosto 2013, después de que conducía a través de la frontera con Turquía. Entre otras cosas se han suprimido los artículos que escribió para el Jerusalem Report y otras revistas, también cualquier detalle de su identidad en la web "desapareció", para proteger al periodista de sus secuestradores, debido a la preocupación de que sus raíces israelíes y judías pudieran hacer que sus condiciones de cautiverio fueran aún peores.
 Sotloff con un luchador islamista.
El Estado Islámico, que ha capturado territorio en Siria e Irak, difunfió el martes un vídeo en el que decapitaban a Sotloff. Los funcionarios estadounidenses confirmaron su autenticidad el miércoles. El presidente Barack Obama se comprometió a "degradar y destruir" al grupo.
Después de que ISIS difundiera el video de la decapitación de Sotloff, finalmente se revelaron los detalles de la operación de amplio alcance para ocultar su identidad completa.
"Hemos tenido dos misiones: localizar a todos sus amigos en todo el mundo -y tenía muchos- y asegurarnos de que no hablasen con los periodistas Además, tuvimos que convencer a los periodistas que escribían sobre él para que cooperasen y eliminaran cualquier conexión entre él e Israel o el judaísmo, para que sus secuestradores de ISIS no averiguasen sus antecedentes”, dijo uno de los amigos.
Según un conocido de Sotloff, los medios de comunicación lo pusieron en peligro al reportar sobre esta información y se vieron obligados a cumplir la petición. "Encontramos artículos en internet que mencionan las raíces judías de Steven y nos pusimos en contacto con los periodistas y editores. Logramos eliminar una mención del New York Times, tenemos un montón de periódicos en la Florida. Hemos hablado con editores y periodistas que estuvieron de acuerdo para proteger la vida de Steven", dijo el amigo.
Amigos del periodista dijeron que los medios de comunicación hicieron bien su trabajo. "Por un lado, su papel es el de proporcionar información al público, y por otro lado les solicitamos ayuda para proteger la vida de Sotloff", dijo el amigo. "Nos enteramos del cuidado de los periodistas que nos ayudaron a proteger a Steven. El mundo entero era una parte de nuestro pacto de silencio".
Poco después de que Sotloff fuese capturado, los funcionarios de la administración en Washington aconsejaron a la familia guardar silencio, no hablar de su desaparición y eliminar de Internet cualquier mención de su origen judío.
"Desde el día que la administración pidió a la familia que mantuviera el secreto y no hablara de Steven Sotloff, éste se convirtió en nuestra misión. Hasta donde yo sé, los EE.UU. ni siquiera dijeron a Israel lo que sabían, continuó diciendo este amigo.
Steven Sotloff (Foto: Reuters)
Esta fue una parte de las lecciones aprendidas del secuestro de Daniel Pearl, periodista judío del Wall Street Journal, que fue asesinado por sus secuestradores en Pakistán.
Después de conocerse la noticia del secuestro de Sotloff en Siria, un artículo del New York Times informó de que el periodista era nieto de sobrevivientes del Holocausto. El documento daba cuenta de la conexión de la biografía de la madre de Sotloff, Shirley, que fue profesora en una sinagoga.
Pero gracias a la red de amistades de Sotloff, esta información se elimino de la web del Times. Más tarde, la cuenta de Facebook de Sotloff también desapareció.
"Teníamos información de que ISIS no estaba al tanto del origen judío, de Steven, y ciertamente, tampoco sabían de su ciudadanía israelí, esto es lo que nos dijeron por otros periodistas que estaban con él, y fueron puestos en libertad Fue asesinado debido a sus conexiones con el Occidentet y su ciudadanía estadounidense, no a causa de sus vínculos con Israel".
La familia Sotloff desafía al líder Estado Islámico a un debate
La familia de Sotloff dijo el miércoles que él era "un alma gentil" y desafió al líder de ISIS a un debate sobre las enseñanzas pacíficas del libro sagrado de los musulmanes, el Corán.
Barak Barfi, un amigo de Sotloff que está sirviendo como portavoz de la familia, comenzó una declaración preparada por la familia, en ingles, recordando al periodista asesinado como un fanático del fútbol americano que disfrutaba de la comida chatarra, de la serie de televisión "South Park" y de hablar con su padre sobre el golf.
Los 31 años de Sotloff estaban "divididos entre dos mundos", según el comunicado, pero "el mundo árabe lo atraía".
"No era adicto a la guerra... simplemente quería dar voz a los que no tenían ninguna", dijo Barfi frente a la casa de una sola planta de la familia en un barrio residencial de Miami.
Barfi terminó la declaración de forma imprevista, con comentarios en árabe, diciendo: "Steve murió mártir por la causa de Dios".
Luego desafió al líder del Estado islámico, Abu Bakr al-Baghdadi a debatir sobre el Islam, diciendo: "¡Ay de vosotros. Dijisteis que el mes de Ramadán es el mes de la misericordia. ¿Dónde está vuestra misericordia?"
"Dios no ama a los agresores", agregó Barfi, que es un erudito árabe e investigador en la Fundación New America, con sede en Washington.
Continuó, "estoy dispuesto a debatir cordialmente. No tengo una espada en mi mano y estoy listo para su respuesta".
Sotloff era un periodista independiente que viajó a Medio Oriente escribiendo artículos para la revistas Time y Política Exterior, entre otros.
"Steve no era un héroe", dijo la familia en un comunicado.
"Como todos nosotros era un simple hombre que intentó encontrar el bien oculto en un mundo de tinieblas. Y si no lo encontraba intentaría crearlo. Siempre trató de ayudar más a los menos privilegiados que a sí mismo, ofreciendo servicios profesionales y contactos valiosos a los recién llegados en la región".
Se crió en el área de Miami y estudió periodismo en la Universidad de Florida Central.
Sotloff "anhelaba una vida tranquila donde poder disfrutar de los juegos de los Miami Dolphins el domingo", dijo su familia.
"Esta semana estamos de luto", agregaron. "Pero vamos a salir de esta terrible experiencia... No permitiremos que nuestros enemigos nos mantengan como rehenes con la única arma que poseen, el miedo".
El otro rehén estadounidense asesinado en las últimas semanas en represalia por los ataques aéreos de Estados Unidos contra las fuerzas del Estado islámico de Irak fue el periodista James Foley, al que mostraron cundo lo decapitaban en un vídeo difundido el 19 de agosto.


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=189404

No hay comentarios:

Publicar un comentario