15/8/14

Sayyed Nasralá: los israelíes quedaron atrapados en Gaza

Equipo del Sitio Web de Al Manar


El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, ha señalado que la guerra de Gaza ha retrasado cualquier posible agresión israelí contra el Líbano y ha saludado a la Resistencia palestina por mantener su posición sobre el levantamiento del bloqueo como condición para poner fin a la guerra.

En una entrevista publicada el jueves por el diario Al Akhbar, Sayyed Nasralá dijo que Israel es un tumor canceroso en la región.

El secretario general dijo que “el problema más serio al que hacemos frente, ya sea en el Líbano o el mundo árabe, es que algunos están reconociendo la existencia del régimen sionista como algo “natural”.

Sayyed Nasralá considera que la guerra de Gaza retrasó cualquier posible guerra contra el Líbano, pero “no puedo decir más porque no está claro en qué circunstancias podría ser lanzada una guerra israelí”.

Él señaló que la entidad sionista reconoce que cualquier futura guerra sería más difícil en términos de las capacidades de la resistencia libanesa y que no es probable que el enemigo prefiera someterse a una guerra de desgaste.

El secretario general de Hezbolá señaló que “estamos en desacuerdo con Hamas sobre Siria, pero esto no ha interrumpido las comunicaciones y los encuentros.”

La guerra de Julio de 2006

Sayyed Nasralá habló sobre algunos hechos de la Guerra de Julio y reveló que la captura de los soldados sionistas en 2006 no fue un hecho simple y fueron necesarios meses de planificación para llevar a cabo la operación. Él señaló que “teníamos la capacidad para atacar Tel Aviv y nunca lanzamos amenazas que no seamos capaces de implementar”.

Sayyed Hassan Nasralá reveló que era posible que los israelíes llevaran una guerra contra Siria porque la entidad sionista considera a ese país parcialmente responsable por la firmeza y el armamento cualitativamente avanzado de la resistencia.

Su Eminencia se refirió también a las masacres que tuvieron lugar en la guerra de Julio de 2006 y dijo que no podía decir cual fue la más dolorosa. Sin embargo, él afirmó que hubo algo personal en el bombardeo del Complejo del Imam Hassan (en el Suburbio del Sur de Beirut), que martirizó a varias personas, debido al rumor de que él estaba allí cuando en realidad no acudió al complejo durante la guerra.

Sayyed Nasralá dijo que el único lugar que visitó durante el conflicto fue la residencia del fallecido sabio Sayyed Mohammad Hussein Fadlalá. “Durante la guerra me reuní con todos los hermanos que tomaban parte en el trabajo del yihad y hable con Al Manar sobre nuestra red de telecomunicaciones interna”.

En respuesta a si conoce los cambios que ha experimentado Dahiyeh (el Suburbio del Sur de Beirut) desde 2006, Sayyed Nasralá dijo: “No me alejo de Dahiyeh y conozco los detalles. Conozco también lo que ocurre en el Sur y la Bekaa porque no vivo en un refugio o en un búnker. Las medidas de seguridad significan secreto en los desplazamientos”.

La guerra de Gaza

Sayyed Nasralá dijo que el curso de los acontecimientos en Gaza no era esperado, pero tampoco fue algo sorprendente.

“Estaba claro que el enemigo israelí, y no la resistencia, empujó los hechos en esta dirección desde el secuestro de los tres colonos.  La forma en la que los sionistas actuaron no fue la de alguien que está buscando a personas desaparecidas. Con el pretexto de buscar a los tres colonos, ellos hicieron todo lo que podían en Cisjordania para aplastar allí a Hamas, el Yihad Islámico y el Frente Popular y cualquier cosa relativa a la resistencia. Las cosas se desarrollaron a partir de ahí”.

“Algunas personas han acusado desgraciadamente a la resistencia de enfrascarse en una guerra con el fin de hacer revivir su papel político o fortalecer el eje turco-qatarí-Hermanos Musulmanes, pero yo no creo eso”.

En contraste, Su Eminencia dijo que el enemigo israelí, que vigila los acontecimientos que tienen lugar en la región, no quería tampoco enfrascarse en un nuevo conflicto, pero cuando los hechos se precipitaron quiso aprovechar la oportunidad. “El enemigo quiso aprovechar esa ocasión para golpear a la resistencia. El lado israelí sintió que el entrar en esta confrontación suponía una oportunidad para ellos, especialmente dado que Gaza está bloqueada y que el mundo árabe está dividido y debilitado.”

En los primeros días de la guerra de Gaza, el enemigo atacó todos los sitios sobre los que tenía datos de inteligencia, pero, sin embargo, los cohetes y misiles continuaron siendo enviados desde la Franja de Gaza. De este modo, se encontró con un gran problema”, señaló.

“En lo que se refiere a la resistencia”, añadió, “aunque la guerra les fue impuesta, ellos aprovecharon la ocasión para buscar el fin del bloqueo. La resistencia no está buscando una victoria sólo moral, sino un logro real: el levantamiento del bloqueo, incluso aunque sea costoso. Este punto muestra la fortaleza de la resistencia. En primer lugar porque es una demanda apoyada por todas las facciones de la resistencia en Gaza. Y en segundo lugar porque hay un respaldo popular a la misma”.

“La población puede tener sus diferencias con Hamas sobre el gobierno de la Franja de Gaza y las facciones pueden tener distintas posturas acerca de los acontecimientos regionales, pero el levantamiento del bloqueo es una demanda unánime”.

En opinión de Sayyed Nasralá, los sionistas quedaron atrapados en la guerra a pesar de que intentaron aprovechar la experiencia de la Guerra de Julio de 2006. “Desde el inicio de la guerra de Gaza, la “Segunda Guerra del Líbano” estuvo presente en los medios israelíes”, señaaló.

En respuesta a una pregunta, Su Eminencia dijo que él creía que la guerra de Gaza retrasará cualquier agresión israelí contra el Líbano, pero afirmó que no podía decir cuanto “porque no está claro en qué condiciones Israel puede lanzar una guerra si quisiera hacerlo.”

Vida personal

La entrevista de seis horas de duración también se refirió a la vida personal de Sayyed Nasralá.

“Me gusta el fúbtol. Solía jugar a él con amigos antes y después de que pusiera el turbante”, señaló. “Yo he apoyado a Brasil la mayor parte del tiempo, y también a Argentina, particularmente durante el tiempo de (Diego) Maradona. Me gustaba la forma en que jugaba”.

Sayyed Nasralá dijo que no había visto mucho de la Copa del Mundo de este año debido a los conflictos en Iraq, Siria y Gaza, pero sí vio parte de la final entre Alemania y Argentina. “Yo apoyé a Argentina”, señaló.

Él dijo al periódico que no ha conducido un vehículo durante los últimos años, que ha olvidado la mayor parte del inglés que sabía y que evita los teléfonos móviles por razones de seguridad. “No tengo relaciones directas con Facebook, pero yo me mantengo al tanto de las discusiones, rumores y conversaciones que aparecen en él a través de informes sobre este tema”, añadió.

En lo que se refiere a sus platos favoritos, Sayyed Nasralá dijo: “Yo tenía platos favoritos en el pasado. Pero hoy no hay nada en particular. Como lo que esté disponible. Si se me pregunta lo que me gustaría comer, digo que no tengo problema con nada. Prefiero lo que se prepara facilmente, como los soldados en el frente, que no tienen la opción de escoger los platos.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario