16/7/14

Wall Street Journal: en la pelea con los buitre, el único beneficiario sería el FMI

El pago a los holdouts, ordenados por un juez Griesa de Nueva York, podría desatar una ola de nuevas demandas. Y el Fondo “usaría este desastre para reclamar la creación una corte multilateral de quiebras con el poder de dictar la reestructuración de deuda soberana”.

El diario estadounidense The Wall Street Journal publicó hoy una columna de opinión en la quecuestiona la decisión del juez del distrito de Nueva York, Thomas Griesa, en contra de la Argentina y el congelamiento del pago a los bonistas reestructurados. Dice que el “Rey Salomón tuvo casos más sencillos que este”. Y “el único beneficiario de este fiasco podría ser el Fondo Monetario Internacional”.
Según el artículo firmado por la columnista Mary Anastasia O’Grady, el FMI “usaría este desastre para revivir sus llamados para crear una corte multilateral de quiebras con el poder de dictar la reestructuración de deuda soberana”. 
“Bienvenidos a la debacle de la deuda argentina. El Rey Salomón tuvo casos más sencillos que este”, dice en un fragmento la nota luego de describir la decisión del juez Griesa contra la Argentina y a favor de los fondos buitre y aclara que “un estudio de 2005 de este tema llevado a cabo por el comité de leyes de mercados financieros del Banco de Inglaterra dijo que era ‘incorrecto’ usar pari passu para prevenir los pagos de deudores insolventes a algunos acreedores si otros no han recibido pago”. 
“Argentina sabe que pagarles a algunos de los que se rehusaron a aceptar el canje o holdouts como se les conoce, implica una acción legal futura que eventualmente la obligaría a pagarles a todos los demás holdouts. Eso elevaría el precio de un acuerdo a 15.000 millones de dólares, lo cual sería difícil, pero posible. La estrategia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de restringir exportaciones agrícolas clave para mantener bajos los precios locales ha afectado las reservas internacionales del país. Un acuerdo en efectivo con los holdouts vaporizaría más de la mitad de las reservas que le quedan al banco central”, aclara The Wall Street Journal. 
“Pero las cosas se ponen peor”, agrega. “Pagar todo lo que se le debe a los holdouts podría activar la cláusula de ‘derechos sobre ofertas futuras’ (o ‘rufo’ por sus siglas en inglés) en los nuevos bonos. Esta promete incluir a aquellos que aceptaron la rebaja en sus bonos en cualquier acuerdo mejorado voluntariamente con los holdouts que se firme antes de finales de 2014. Argentina no podría pagar los 120.000 millones de dólares en nueva deuda que se calcula que serían necesarios para cumplir con la cláusula ‘rufo’. Cualquier esfuerzo de Argentina para argumentar que el acuerdo ordenado por la corte con los holdouts no es voluntario sería cuestionado y llevaría a aún más pleitos legales”. 
El Bank of New York no puede realizar los pagos sin desobedecer al juez y no puede devolver el dinero sin que Argentina se lo pida. El banco pidió una moción de aclaración. Ya que el juez Griesa dictaminó que el fideicomisario puede llevar a cabo pagos de bonos gobernados por la ley argentina, los tenedores de bonos en euros presentaron una moción pidiendo un tratamiento similar. 
El diario sostiene que “el caos es una buena noticia para aquellos que querían una corte de quiebras soberanas del FMI en 2001. Regresaron y argumentan que los mercados, incluso usando cláusulas de acción colectiva, no son suficientes para ganarle la batalla a los ingeniosos buitres, así que el mundo necesita poner a una institución multilateral políticamente cargada en control de las cesaciones de pagos soberanas. Esa no es una buena prognosis para el imperio de la ley”, culmina. 
cronista.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario