16/6/14

El rechazo de la corte de EEUU patea el tablero financiero

Los neoconservadores juegan a dinamitar la estructura financiera global y la estrategia Argentina


Por Gabriel Merino ,docente e investigador Universidad Nacional de La Plata, CEFIPES

Así como durante el gobierno de Bush, al Secretario del Tesoro Paulson (antes gerente de Goldman Sachs), no le tembló el pulso para llevar a la quiebra al Lehman Brothers y hacer estallar por los aires el sistema financiero global, tampoco ahora les tiembla el pulso a los neconservadores para dinamitar la estructura financiera internacional. Y, en el camino, dinamitar la estrategia de la Argentina de acercamiento al mercado ante la necesidad de divisas e inversiones debido a los cuellos de botella en que entró la economía local.

La estrategia de  la Argentina –cristalizada en el arreglo con Repsol, el Club de París y el nuevo índice de precios del INDEC en cooperación con el FMI, entre otras cuestiones— se desarrolla bajo la alianza táctica con la fracción global angloamericana, de ideología neoliberal y liberal-progresista, y también de Alemania y Francia.

Para las redes financieras transnacionales, los grandes bancos globales (HSBC, Citigroup,Barclays, etc.), el FMI, el Banco Mundial, la city londinenese y sus redes, es fundamental consolidar una estructura política global del proyecto capitalista transnacional comandado por los intereses angloamericanos. Las instituciones globales,la estandarización de las reglas de juego y las normas jurídicas constituyen un aspecto central en dicha estrategia de construcción de hegemonía global en el desarrollo de una nueva superestructura jurídico política para un nuevo orden mundial.

Por ello ven con total desagrado que la justicia norteamericana, particularmente los neconservadores, den lugar a la demanda de los buitres (o lobos de wall street) y a los fondos de Paul Singer (cercano a la familia Bush), de la fracción financiera americana comandada por JP Morgan y Bank of America (que serían parte los leones). Estos fueron los que perdieron y quedaron afuera del negocio (comisiones) de la reestructuración de la deuda argentina, tanto en el 2005, comandada por el banco británico Barclays y el caído Merrill Lynch, así como la posterior reapertura gestionada por el Barclays, el Citigroup y el alemán Deutsche Banken 2010.   

Cómo observa José María Barrionuevo, director gerente de StormHarbour Partners y ex director de Barclays Capital,donde trabajó en la reestructuración de la deuda de Argentina en 2005: "Una decisión del Tribunal Supremo adversa a Argentina no sólo tirará por la borda su reestructuración y la de Grecia; sino que eliminaría la posibilidad a muchos otros países pobres de darles una oportunidad histórica para hacer frente a la deuda de enormes proporciones de una manera sostenible y volver a la senda del crecimiento"(Financial Times)

El banquero deja ver otro aspecto central del canje: ya que como Argentina creció a una tasa promedio de 7,2 por ciento anual entre 2005 y 2010, ese crecimiento llevó al país a pagar a sus acreedores un adicional de 10.000 millones en los últimos nueve años, que permitieron una compensación en la nueva deuda por otro 33 por ciento. También los buitres quedaron fuera de esa tajada de riqueza argentina.

Con esta maniobra, los neoconservadores, conservadores liberales y los ultraconservadores radicalizados (Tea Party) pretenden poner en entredicho el lugar de la city londinense como centro global de las finanzas, la posición del FMI y las reestructuraciones de deuda de acuerdo a los parámetros de negociación establecidos.

Al poner en jaque una de las reestructuraciones más grande de la historia, conmocionan el sistema financiero y dan el mensaje: ‘eso se negocia acá y lo decidimos nosotros’. Eso es lo que expresa Thomas Griesa. Para el juez de los EE.UU.,expresando los intereses americanos, la Argentina debe pagar todos los papeles que tienen los buitres, invalidando el conjunto de la reestructuración, o hay que sentarse a negociar con ellos, queriendo demostrar quiénes son los que mandan, en épocas de pérdida de poder relativo del dólar y la hegemonía americana. Para que ello se cumpla, amenaza con embargar los pagos de la deuda que realiza la Argentina a los otros acreedores, destruyendo la reestructuración.     

Por otro lado,el bloque americano neoconservador, que acaba de salir derrotado en Colombia en manos del liberal y globalista Santos, dinamita la estrategia Argentina de acercamiento al sistema financiero global, tan elogiada por los angloamericanos y franco-germanos. El golpe busca aislar a la Argentina y llevarla a una situación de default, sobre lo cual montar una corrida financiera y una crisis que cambie el rumbo de la situación. Justo en el momento en que las city’s globales, con Londres a la cabeza, llamaba a invertir en Argentina, porque la Argentina comenzaba a hacer los deberes y a alejarse del“estatismo” y el “populismo”. 

Argentina, en medio de una guerra  financiera, se debate su destino. Se observan tres escenarios en esta coyuntura:

1-     Pagar, lo cual es muy difícil, no tanto por la merma de las reservas sino por el reclamo del conjunto de bonistas reestructurados (93% del total).
2-     Sentarse a negociar con Griesa y los fondos buitres (o los buitres neocon para ser más precisos), estrechando la alianza con los neoliberales, el FMI, el gobierno de Obama y la city de Londres. 
3-     Sin prescindir del todo del esquema de alianzas anteriormente descripto (aunque todo depende de la propuesta final), poner otro lugar de pago para los bonistas que no esté al alcance de los halcones americanos. 

Ahora bien, sobre esta última posibilidad se debaten esquemas posibles, que cambian la ecuación de poder. Y no es lo mismo si se avanza como UNASUR+ALBA+BRICS, con el esquema BRICS en segunda instancia, siendo lo estratégico UNASUR-ALBA, nuestra región, y el bloque de poder regional.

En este sentido, se observa una opción estratégica que resuelva el problema  de la soberanía financiera. Esto es, avanzar definitivamente con el Banco del Sur y un Fondo Soberano del Sur, nutridos por nuestras importantes reservas internacionales, y además una calificadora de riesgo del Sur y, progresivamente, una moneda del Sur.

Y en el plano local, avanzar con una nueva ley de servicios financieros que permita que el ahorro argentino sea utilizado para desarrollar y transformar soberanamente nuestra matriz productiva.     



Descarga en .PDF:

https://www.facebook.com/notes/centro-de-estudios-formaci%C3%B3n-investigaci%C3%B3n-en-pol%C3%ADtica-econom%C3%ADa-y-sociedad/el-rechazo-de-la-corte-de-eeuu-patea-el-tablero-financiero/1464985543741541

No hay comentarios:

Publicar un comentario