25/2/14

PANORAMA INTERNACIONAL 2014: LOS DISTINTOS ESCENARIOS DE DISPUTA EN EL MUNDO

Las crisis mundiales históricamente han tenido diferentes momentos. Un momento de lucha económica–comercial, un momento de guerra económico-financiera. Y luego intervenciones militares en países periféricos hasta las guerras abiertas entre países centrales donde se define quien será el que establezca un nuevo orden.

Por Leandro Meynet-Posdata Web


Haciendo un recorrido por diferentes medios de comunicación podemos evidenciar un contexto de crisis generalizada con distintos enfrentamientos, que son expresión, de un escenario multipolar y de reacomodamiento del orden mundial que se viene dando hace varios años y en diferentes etapas. Analizando Venezuela, Ucrania, Siria y el océano pacífico y otros escenarios podemos comprender la actual fase de la crisis mundial.

Latínoamérica, unos de los focos del cambio de estrategia global.

Sudamérica, como otras regiones del mundo, es testigo de esto. Desde la creación de la Alianza Pacífico y el posterior estancamiento de la Unasur en términos de agenda política (como el Banco de Sur y la moneda única), el continente ha experimentado serios problemas para construir medidas de avance, como se venía haciendo, hasta la aparición de este nuevo bloque subordinado a la política global para el transpacífico.

Venezuela es, por estos días, unos de los países claves en donde se ha dado rienda a un proceso de desestabilización en los términos que plantea el filósofo estadounidense Gene Sharp; ideólogo del denominado ‘’golpe suave’’ que significa ni más ni menos, que un golpe de estado con el menor uso de violencia posible o en última instancia violencia indirecta.

El presidente de la república bolivariana denunció en el transcurso de la semana tanto a Obama como a la cadena noticiosa CNN (propiedad de Time Warner – el grupo mediático más grande del mundo-) de conspirar contra su gobierno. Según filtraciones provenientes de Wikileaks la Secretaría de Estado norteamericano admite en estos cables que viene financiando a la oposición venezolana desde hace 12 años y que además, sostuvo reuniones con el referente opositor Leopoldo López y varios de sus asesores.

La relación entre las protestas de Ucrania y Venezuela

Como vimos en estos días, Ucrania y Venezuela se han transformado en dos de los lugares del mundo donde el periodismo internacional ha puesto la mirada. Los hechos ocurridos en ambos países guardan cierta similitud en cuanto a los actores que aglutinan de un lado y el otro, el carácter violento de las manifestaciones en la calle y el posicionamiento de los distintos polos de poder mundial.

Si miramos con atención las recientes declaraciones de Yulia Timoshenko, multimillonaria que se vio beneficiada con las privatizaciones ucranianas del gas luego de la caída de la unión soviética, y las del venezolano Leopoldo López; vemos que ambos llamaron al orden internacional a actuar sobre sus respectivos países. Inclusive la ex – primera ministra de ucrania expresó claramente, y luego de salir de la cárcel de la cual fue liberada en una votación en el parlamento (Rada Suprema), que el asunto de este país ‘’tendrá que decidirse a nivel exterior’’.

Como se analizó en el artículo sobre el proceso político ucraniano, publicado el 7 de diciembre en POSDATA, el reciente golpe de estado al gobierno constitucional de Viktor Yanukovich es, sin duda, una victoria tanto de la unión europea como de la política exterior del presidente norteamericano. Según el medio Rusia Today, la UE anunció por medio del jefe de Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok, que luego de la conformación del nuevo gobierno destinará la suma de 20.000 millones de euros a Kiev. En una nota de la agencia Reuters una representante de alto rango del Departamento de Estado de EE.UU dijo que estaban dispuestos a ayudar a los ucranianos a conseguir ayuda del FMI. Ucrania, entonces, pasará a ser un estado más bajo la órbita del bloque de países conducidos por Alemania en el marco de la unión europea y el euro.

Pacífico

El año pasado en una nota publicada en este medio analizábamos otra región clave como es el océano pacífico y la disputa entre China, Corea del Sur y Japón, estos dos últimos aliados claves de EE.UU. (http://posdataweb.com.ar/pacifico-un-escenario-central-de-disputa-mundial/). Durante los meses de enero y febrero esta lucha ha recrudecido e inclusive algunos medios chinos y rusos hablan de vientos de guerra entra el gigante asiático y Japón por datos que indican una repentina caída del comercio entre estas dos naciones.

A principios de mes, el Secretario de Estado norteamericano John Kerry mantuvo una reunión bilateral con el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Fumio Kishida, en donde remarcó que la casa blanca asistirá a los nipones en caso que las hostilidades aumenten en las aguas de china oriental. Por otro lado la máxima autoridad diplomática estadounidense aclaró que Washington no reconoce la zona de defensa establecida unilateralmente por China en el mes de noviembre.

Siria

Otro punto clave en el contexto internacional es Siria. En 2011 se desataron una serie de revueltas opositoras al presidente Bashar al Assad, envueltas en denuncias por financiamiento externo y entrega de armamento a grupos mercenarios que actuaban en territorio sirio; estos violentos hechos se encuadraron en la mal denominada, por la CNN y la BBC, ‘‘primavera árabe’’.

El 27 de septiembre del año pasado, quedó sepultada la posibilidad de una acción militar estadounidense en este país. La intervención del presidente ruso Vladímir Putin en el conflicto fue decisiva y se pactó votar en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución acordada por Washington y Moscú para el desarme de las armas químicas sirias, un punto central de conflicto luego de que la comunidad internacional acusara al gobierno de Al Assad de utilizarlas en contra de una manifestación opositora.

¿Una nueva carrera armamentística?

Por otro lado es llamativo el curso que ha tomado la carrera armamentística que tiene como protagonistas a las economías más grandes del mundo. Rusia, China y Estado Unidos están a la cabeza de un creciente aumento en sus presupuestos de defensa y han volcado gran parte de sus industrias bélicas a la investigación de nuevas tecnologías en armamento.

Las demostraciones del poderío de las flotas navales y aéreas han tenido lugar en distintas regiones del mundo como una suerte de aviso preventivo a quienes estén pensando derivar el enfrentamiento político y económico a uno militar.

Estados Unidos trasladó gran parte de su flota naval al océano pacífico, más precisamente a las cercanías del mar chino. Rusia, por otro lado, y según manifestó el Comandante de la Marina de Guerra rusa, almirante Viktor Chirkov a la agencia de noticias Itar-tass, incrementará su presencia en el mediterráneo por su estratégico intereses en medio oriente y puntualmente en Irán y Siria. China, el año pasado, entró en un programa de construcción de cinco nuevos porta aviones en el complejo instalado en la ciudad de Dailan, de los cuales dos ya fueron botados al mar. Japón, según informó el periódico Japan Times, permitirá a los estadounidenses introducir armas nucleares en su territorio en caso de necesitarlo.

La clave, una nueva estrategia para disciplinar a las ‘’economías emergentes’’

En la ponencia “Lucha entre bloques de poder por la configuración del orden mundial” presentado en la I Jornadas de Estudios Estratégicos, organizada por el Centro de Investigación en Política Internacional (CIPI), que se realizó en octubre de 2013 en La Habana, Gabriel Merino, sociólogo de la UNLP, sostiene que la estrategia global ha dado un giro respecto de estos últimos años y esto mismo se empieza a ver reflejado en las distintas regiones del globo, sobre todo después del conflicto en Siria.

Durante los últimos años las economías del bloque llamado BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) -concepto creado por Jim O’Neill expresidente de la división Asset Management de la banca Goldman Sachs-, o también denominadas economías emergentes -un término más amplio acuñado por el Banco Mundial que incluye países como Argentina y Ucrania-; fueron consideradas aliadas tácticas por parte del capitalismo global más avanzado representado por sus naves insignia como el City Group. Aliados tácticos entendidos en un marco más amplio, donde el globalismo financiero entablaba sus guerras económicas, hacia lo interno, de los países centrales o imperialistas como EE.UU e Inglaterra; y en contra de las otras fracciones más retrasadas del capital.

Así veíamos en todos las cadenas noticiosas como algunos premios nobel de economía como Paul Krugman y Joseph Stiglitz dedicaban tinta, por ejemplo, a elogiar aspectos del camino por el que marchaba la política económica Argentina. Ahora si hoy en día volvemos a leerlos, vemos que Krugman en una nota publicada en uno de los blogs del New York Times (diario que expresa esta fracción) el 1 de Febrero de este año, titula un artículo: ‘’Macroeconomic Populism Returns’’ que se traduce como ‘’el regreso del populismo macroeconómico’’.

Este cambio de línea política no pasa por el humor del economista, sino que refleja un giro rotundo en la estrategia que están aplicando los centros de poder mundial como expresa Gabriel Merino en su ponencia.

Ya no se trata de intentar conducir desde lo económico a estos territorios. Por el contrario, se adopta un postura agresiva, de quebrar las economías, para luego reconstruirlas con sus transnacionales y bajo un esquema de acumulación global.

Se refleja tanto en la carrera armamentística a gran escala, en la política imperial hacia territorios periféricos como Ucrania, como en la tarea de dividir Latinoamérica creando un bloque de países en oposición al Alba/Unasur. Lo vemos también en la estrategia estadounidense para contener a China y Rusia con la escalada militar tanto en las aguas del pacífico como en medio oriente.

Fotos: http://www.heraldotoluca.com.mx/

http://www.mstyslavchernov.com

http://actualidad.rt.com

http://www.cubadebate.cu

http://www.confiep.org.pe/

No hay comentarios:

Publicar un comentario