12/2/14

Amnistía denuncia “limpieza étnica” de musulmanes en la República Centroafricana

Un hombre amenaza cuchillo en mano con matar a musulmanes. / ISSOUF SANOGO (AFP)
La ONG pide el envío de tropas internacionales para frenar la muerte de musulmanes a manos de las milicias cristianas


"Mataron a mis hijos sin piedad", afirma Oure, una musulmana, que junto a dos hermanas y su anciana madre, vio como miembros de las milicias cristianas Antibalaka, en la República Centroafricana (RCA), masacraron a sus dos vástagos y cinco sobrinos, de entre 8 y 17 años. La familia iba camino a una iglesia en la ciudad de Baoro, al noroeste del país, donde pretendían refugiarse de los milicianos.
Este hecho ocurrió el pasado 26 enero y se recoge en un informe que este miércoles ha presentado Amnistía Internacional (AI), en el que documenta cómo en la últimas tres semanas las milicias Antibalaka("antimachetes" en sango, la lengua local) persiguen a los musulmanes para expulsarlos del país.
Donatella Rovera, consejera general sobre situaciones de crisis de AI, explica por teléfono que en las últimas semanas la población civil musulmana "ha pagado el precio de la brutalidad del régimen Séléka". El mensaje de los Antibalaka ha sido: "en este país no queremos a ningún musulmán".
Estas milicias aparecieron en los últimos meses del año pasado como respuesta a los abusos y saqueos que los antiguos rebeldes de Séléka—integrada principalmente por musulmanes— cometían contra la población mayoritariamente cristiana del país. Entre marzo de 2013 y enero pasado, la RCA estuvo gobernada por el presidente interino Michel Djotodia, que llegó al poder a raíz de un golpe de Estado de la coalición Séléka.
AI en su informe asegura que "la limpieza étnica de los musulmanes" se ha llevado a cabo en la parte occidental de la RCA, desde principios de enero. Comunidades enteras musulmanas han sido obligadas a huir, mientras los "cientos de civiles que no han logrado escapar han sido asesinados por las milicias", según el documento.
El informe indica que Amnistía Internacional ha documentado "repetidos ataques a gran escala" en las poblaciones civiles de Bouali, Boyali, Bossembélé, Bossemptélé, Baoro, Bawi, y la capital, Bangui. Además, ha recibido información fidedigna respecto a los ataques adicionales en Yaloké , Boda y Bocaranga.
Uno de los ataques más letales tuvo lugar el pasado 18 de enero en Bossemptélé, cuando al menos 100 musulmanes fueron asesinados, según AI. Entre los muertos había varias mujeres y ancianos, entre ellos un imán de 70 años. Dos días más tarde, "los combatientes mataron a cuatro mujeres musulmanas que se habían escondido en la casa de una familia cristiana", añade el informe.
Rovera comenta que cuando los musulmanes tratan de huir, las milicias los persiguen o les preparan emboscadas, por lo que las únicas opciones para salir son escoltados por las fuerzas internacionales o escondidos en camiones de las Naciones Unidas (ONU).
Datos de la ONU muestran que unas 2,6 millones de personas —600.000 de ellas en Bangui— necesitan ayuda humanitaria debido al deterioro de la situación en el país desde diciembre pasado. Se calcula que existe más de un millón de desplazados.

elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario