7/1/14

¿Era Mayid un agente de alto rango de la Inteligencia saudí?



Diversos informes de la prensa libanesa e internacional sugieren que Mayid al Mayid, el líder de las Brigadas Abdulá Azzam, vinculadas a Al Qaida, era un agente de alto rango del servicio de inteligencia saudí. Su muerte ha levantado, de este modo, muchas sospechas.

Al Mayid fue arrestado en conexión con el doble atentado con bomba que tuvo lugar cerca de la embajada iraní en la capital libanesa, Beirut, el 19 de Noviembre de 2013, y en el que 23 personas, incluyendo un diplomático iraní, murieron y varias decenas resultaron heridas.

El terrorista saudí detenido fue declarado muerto en un hospital militar de Beirut el sábado. Su muerte ha servido, sin embargo, para plantear muchas cuestiones, sobre todo teniendo en cuenta que él era una mina de informaciones importantes.

Los más perjudicados por la muerte de Al Mayid son, sin duda, los iraníes. Ellos querían saber quienes eran los que financiaron el doble atentado suicida contra su embajador en Beirut. Por primera vez, Teherán ha señalado que sospecha de que Arabia Saudí estuvo detrás del mismo.

Apenas los iraníes pidieron participar en el interrogatorio del terrorista, los saudíes, de una forma más insistente, exigieron al gobierno libanés que lo extraditara, afirmando que pesaba sobre él una orden de arresto saudí. Tras su muerte, sin embargo, Riad no parece haberse interesado por la repatriación del cadáver.

“Hay algo extraño en esto. Algunos no parecen querer que la verdad sea conocida, puesto que ella dejaría en evidencia a algunas partes. Él ha sido asesinado”, afirmó un diputado iraní, bajo la cobertura del anonimato, al diario As Safir.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de Irán, Alaeddin Boruyerdi, manifestó, en este mismo sentido, que “la muerte de Mayid al Mayid es sospechosa y plantea numerosos interrogantes. Él dijo que Irán haba contado con enviar un equipo a investigar su muerte y señaló que el gobierno libanés debía revelar las causas reales de su muerte.

Boruyerdi también reiteró las sospechas de su país de que Riad está detrás de numerosos atentados terroristas en la región. “Dado que Arabia Saudí financia a gente como Mayid, no debería sorprenderse por las revelaciones acerca de su papel en los atentados terroristas de Beirut”, dijo el parlamentario iraní.

Preguntas sin respuesta

Las sospechas iraníes se han incrementado tras las revelaciones realizadas por el periódico libanés Al Akhbar, que han puesto de manifiesto que cuestiones muy importante han quedado sin respuesta tras la muerte de Mayid.

¿Por qué se encargó a un solo médico forense, y no a un comité, la autopsia de su cadáver y la revelación de los detalles de su fallecimiento, especialmente teniendo en cuenta el que el designado para esta misión es conocido por haber cometido errores de diagnóstico en casos anteriores?

¿Cómo es posible que ni Arabia Saudí ni la familia saudí del terrorista hayan pedido su autopsia?

¿Cómo se explica que haya dos versiones contradictorias sobre la salud de Mayid, la del ministro de Justicia Chakib Kartbawi y la del juez Samir Hammaud de la Corte de Apelaciones?

Según el primero, el jefe de las Brigadas de Abdulá Azzam entró en coma dos horas antes de su muerte, mientras que el segundo dijo que estuvo en coma desde el inicio de su arresto, razón por la cual no fue interrogado. Hammaud se opuso a que la autopsia del cadáver fuera realizada.

Precedentes

Algunos medios libaneses han mostrado su sorpresa por el hecho de que los dirigentes de las milicias que han efectuado atentados de gran envergadura en el Líbano escapen a la justicia y fallezcan en el momento oportuno o simplemente desaparezcan.

La cadena de televisión LBC señaló seis casos:

- Shaker Absi, líder del grupo Fatah al Islam, que huyó de una batalla en un campo de refugiados y luego desapareció.

- El número dos de Fatah al Islam, Hisham Kaddura, conocido con apelativo de Abu Huraira, murió el 31 de Julio de 2007 en una instalación de las fuerzas de seguridad en Abu Samra, Trípoli.

- Abdur Rahman Awadh, muerto en una emboscada tendida por el Ejército en Shtura, en el nordeste del Líbano. Su nombre fue evocado en la investigación sobre los asesinatos de algunas personalidades libanesas.

- Abdel Gani Yauhar, responsable de dos ataques contra instalaciones del Ejército libanés en 2008, logró huir del barrio de Bab el Tebbané, en Trípoli, algunos minutos antes de un registro llevado a cabo por las fuerzas de seguridad. Más tarde se dijo que había muerto en Siria.

- Ahmad Assir, líder de grupos salafistas en Sidón, desaparecido tras la batalla de Abra contra el Ejército libanés y en la actualidad en busca y captura.

Sucesión de Mayid

En lo que respecta al tema de la sucesión de Mayid al frente de su milicia, las Brigadas de Abdulá Azzam, los medios han hablado del palestino Taufik Taha.

Taha, que reside en la actualidad en el campo palestino de Ein el Helwé, en el sur del Líbano, y tiene más de 50 años, tiene sobre sí 27 órdenes de arresto en el Líbano. Él está acusado, entre otras cosas, de haber fundado un grupo armado para perpetrar atentados terroristas.

Su nombre está implicado en los eventos que tuvieron lugar en el campo palestino de Nahr al Barid en 2007 (combates entre el Ejército libanés y el grupo salafista Fatah al Islam) y en atentados cometidos contra el Ejército libanés y las fuerzas de la FPNUL en el Líbano.

Taha conoció a los dos dirigentes de la Brigada, Abdul Rahman Mohammad Awadh y Mayid al Mayid, y mantenía vínculos estrechos con el también el jefe de la milicia de Fateh el Islam, Shaker Absi. Él está considerado como el cerebro de los atentados contra el Suburbio del Sur de Beirut y contra la Embajada de Irán.

 Al manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario