30/12/13

Francia y Arabia Saudí contra Hezbollah

Armas francesas pagadas por Arabia Saudí para combatir a Hezbolá
Suleiman: “Viva Arabia Saudí”
Equipo del Sitio Web de Al Manar
Arabia Saudí ha acordado otorgar 3.000 millones de dólares al Ejército libanés a fin de que éste pueda obtener armas francesas, anunció el domingo el presidente de la República Libanesa, Michel Suleiman.

“Se trata de la ayuda militar más importante en la historia del Líbano y del Ejército libanés”, señaló en una alocución difundida en las cadenas de televisión libaneses.

“Las armas serán compradas al Estado francés en los plazos más breves, vistas las relaciones históricas que le vinculan al Líbano y la estrecha cooperación militar entre los dos países”, prosiguió Suleiman.

Él concluyó diciendo: “Viva Arabia Saudí”. Cabe recordar que el régimen de este último país ha sido recientemente acusado por Hezbolá de estar detrás de la desestabilización del Líbano, especialmente los atentados que han costado la vida a decenas de civiles.


Hollande “dispuesto”

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, se mostró el domingo dispuesto a satisfacer las demandas de armas por parte del Ejército libanés. “Yo tengo relaciones con el presidente Suleiman y si tal demanda es realizada, nosotros la satisfaremos”, añadió Hollande.

El presidente francés llegó el domingo a Riad para una visita de dos días, que estuvo también dominada por las relaciones comerciales. El presidente francés se reunió con el monarca saudí en su palacio privado de Raudat Jurayim, en pleno desierto, a 60 kms de Riad.

En el curso de su entrevista, el rey Abdulá manifestó su inquietud hacia las crisis regionales de Irán, Siria, Líbano y Egipto y alabó la “posición valerosa” de Francia en algunos de estos dossiers (en referencia a la actitud hostil de Hollande y Fabius hacia Irán y Siria).

Hariri satisfecho
Por su parte, el jefe de la Corriente del Futuro, Saad Hariri, vinculado a Arabia Saudí, saludó en un comunicado el anuncio del presidente libanés, del que dijo que ayudaría al Estado a “tomar el control de la situación”.

El presidente Suleiman “ha anunciado un paso excepcional para lograr un verdadero estado donde la autoridad y el ejército no se vean superados por ninguna otra fuerza”, dijo Hariri en referencia a Hezbolá. Como ya hiciera antes con Suleiman, Hariri se reunió también con el presidente francés en Riad.

Armas francesas pagadas por Arabia Saudí para combatir a Hezbolá
Ha sido con gran sospecha que los analistas libaneses han recibido la generosidad de Arabia Saudí, que ha otorgado al Ejército libanés armas francesas por valor de 3.000 millones de dólares.

Para el periódico libanés Al Akhbar, “Abdulá y Hollande fomentan la cizaña en el Líbano”. El periódico calificó la suma de “soborno saudí a Hollande”. Él señala que esto podría preceder a la formación de un gobierno de hechos consumados en el Líbano con el fin de aislar a Hezbolá y desencadenar una batalla contra él en el Líbano”.

Ibrahim al Amin, reportero del periódico, se burla de las declaraciones del presidente libanés, Michel Suleiman, sobre la “generosidad saudí” y le acusa de estar dispuesto a convertirse en el “portavoz” del rey saudí y de su amigo, el sionista Hollande, con el fin de buscar su apoyo para continuar en su puesto, dado que su mandato termina en mayo de 2014.

“Durante la última visita a Riad, el autor de esta generosidad (el rey saudí) dijo que era deber del Ejército libanés combatir contra Hezbolá e impedirle entrar en Siria y desarmarlo. Él dijo que el apoyo al Ejército libanés dependía de ello. Y durante la última visita de Suleiman a Francia, Hollande le dijo que que habría una ocasión para el Ejército libanés en el marco de una importante transacción que iba a tener lugar entre su país y Arabia Saudí, pero que debía -Michel Suleiman- dar signos que tranquilizaran a Arabia Saudí en relación al futuro de sus aliados en el Líbano. En este sentido, Suleiman debía alzar la voz contra Hezbolá y garantizar que el armamento no sería utilizado donde no se debe (contra el Ejército israelí)”, escribió Al Amin.
Él terminó pidiendo al presidente libanés que dimita.
Por su parte, el periódico As Safir señaló el lunes que la iniciativa saudí plantea algunas cuestiones como las siguientes:
- ¿No debería ser el Consejo de Ministros ser el que tenga la última palabra sobre aceptar o rechazar una ayuda de esa amplitud?
- ¿No debería Suleiman haber omitido al final de su discurso la expresión “Viva Arabia Saudí”, sobre todo teniendo en cuenta que él es el presidente de la República y el símbolo de la dignidad y la soberanía del país y que esta expresión ha ofendido el sentido nacional de los libaneses, según se ve en las reacciones violentas que se han observado en las redes sociales?
- ¿Se inscribe esta ayuda en el marco del reforzamiento del Ejército para hacer frente a Israel y al terrorismo o busca objetivos implícitos?
- ¿Por qué tales armas enviadas deben ser exclusivamente francesas, mientras que otras ofertas, como las de Irán y Rusia, han sido rechazadas?

Por su parte, el sitio An Nashra, próximo a la Corriente Patriótica Libre, se pregunta también si este regalo saudí es para hacer frente a Israel o a Hezbolá. El sitio señala que el presidente libanés apareció más en su discurso del domingo como “un ministro de la corte real saudí”.
El sitio señala también que este regalo se inscribe en el marco de los esfuerzos llevados a cabo para formar un gobierno de hechos consumados sin la presencia de las fuerzas del 8 de Marzo y busca realizar el objetivo de Arabia Saudí, que es el de combatir contra Hezbolá.
Jatib destaca asimismo un comentario expresado en la primera cadena de la televisión israelí que dijo: “Es importante (esta ayuda) y podría beneficiar a Israel en el futuro”, lo cual viene a desvelar la opinión de los círculos oficiales israelíes sobre la misma.

Líbano dispara por primera vez contra aviones sirios por atacar su territorio


Por primera vez desde que comenzó el conflicto sirio en marzo de 2011, el Ejército libanés ha disparado este mediodía contra aeronaves sirias que habían violado su espacio aéreo y lanzado hasta cuatro proyectiles sobre la región de Arsal. Según han informado fuentes militares a diarios como Daily Star o L´Orient, no está claro si se trataba de cazas de combate o helicópteros pero sí está corroborado que “dejaron caer” misiles aire-tierra muy cerca de la localidad de Khebet Daoud, al este de Líbano, rozando la frontera con Siria. Por el momento no se han reportado daños por este ataque.
Una fuente citada por la televisión estatal libanesa explica que el Ejército “estaba respondiendo a la orden del comando central de disparar contra cualquier avión de guerra que viole el espacio aéreo libanés”. Ya el pasado junio, las Fuerzas Armadas lanzaron una advertencia a su vecino sirio, el país que hasta 2005 ha ejercido una enorme influencia sobre la vida política y militar libanesa, con presencia sobre el terreno. Era insólito el llamamiento a no sobrepasar los límites sirios, cuando desde el comienzo del conflicto, la Fuerza Aérea del presidente Bashar El Asad ha llevado a cabo varias incursiones en el Líbano con el objetivo declarado de perseguir rebeldes. Es lo que, apunta la prensa local, ha sucedido esta vez, ya que toda la zona de Arsal es manifiestamente favorable a los rebeldes que buscan el fin del régimen de Damasco.
Michel Suleiman, el presidente de Líbano, también dijo este verano que se estaba “violando la soberanía” nacional con estos vuelos y ataques y que daría orden de intervenir para evitarlas. No se había dado un paso hasta esta mañana. Por el momento, los medios oficiales sirios no han hecho alusión a este ataque ni han reportado daño alguno en sus naves.
El conflicto sirio saltó pronto sus fronteras en el mapa para trasladarse a Líbano, que se está resquebrajando, dividida entre los partidarios del Gobierno sirio -como la milicia chií de Hezbolá que, según informa hoy la Inteligencia de Israel, ha perdido ya sobre el terreno al menos 300 efectivos- y lo suníes críticos con Asad. El sectarismo ha dado lugar a una cadena de atentados cruzados, entre los que podría estar el que el pasado día 27 acabó con la vida del exministro de Finanzas, Mohamad Chatah, y otras seis personas en el centro de Beirut.
El Pais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario