1/11/13

Israel ataca a Siria pensando en Hezbollah

Israel y sus patrocinadores occidentales han admitido un ataque aéreo sin provocación previa en territorio de Siria esta semana.


Este es el último de varios ataques que aviones israelíes han llevado a cabo contra la vecina Siria en el último año. CNN, en su informe, "Aviones israelíes atacan una base militar siria, según informa un funcionario de EE.UU.", admite: 

Aviones de guerra israelíes atacaron una base militar cerca de la ciudad portuaria siria de Latakia esta semana, un funcionario de la administración Obama dijo a CNN el jueves. 

Una explosión en un sitio de almacenamiento de misiles en la zona se informó por parte de la prensa de Oriente Medio, pero el ataque no ha sido confirmado por el gobierno israelí. 

El objetivo, según el funcionario de la administración Obama, eran misiles y equipos relacionados que los israelíes piensan que podrían ser transferidos al grupo militante Hezbolá con sede en Líbano. El funcionario pidió no ser identificado debido a la naturaleza sensible de la información. 

Había un poco de confusión sobre el momento del ataque, con algunos informes diciendo que ocurrió el miércoles, y otros diciendo que el jueves. 

Cuando se le pidió un comentario, un portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel dijo a CNN: "No nos referimos a informes del extranjero."

El Periódico israelí Haaretz afirma en su artículo, "Informe: Israel destruyó el envío de misiles de Hezbolá con destino a Siria", que:

De acuerdo con la fuente anónima, el ataque fue dirigido contra un cargamento de misiles y equipos relacionados que la inteligencia israelí estima que iban a ser transferidos a Hezbolá. 

Más temprano el jueves, citando fuentes anónimas, Al-Arabiya realizó un informe similar. 

Se dijo que los ataques fueron dirigidos contra un envío de misiles SA-8 tierra-aire para Hezbolá y que los dos objetivos fueron destruidos.

Los misiles SA-8 son usados ​​en la defensa aérea para proteger el espacio aéreo, y no son armas ofensivas, por lo que el reciente ataque israelí es aún más un acto flagrante de agresión en violación directa del derecho internacional. La negativa de Israel a dar detalles a la prensa destaca la percibida impunidad con que la nación canalla se mueve en la escena internacional - atacando más allá de sus fronteras sin provocación, justificación ni explicación. Es precisamente debido a esta postura beligerante cuidadosamente cultivada que Israel ha sido elegido para llevar a cabo este tipo de ataques contra Siria, a pesar de ser sólo una de varias naciones que participan actualmente en el armamento, financiación y dirección de los terroristas que inundan Siria y que están sumiendo al país en un conflicto grave que dura ya casi 3 años. 

El uso de Israel como agresor "unilateral" fue planeado desde hace tiempo. Mientras que Israel desempeña el papel de agresor unilateral, alegando "razones de seguridad" y sus temores de "terrorismo" como su motivación para su última provocación y ataque extraterritorial, está bien documentado que los Estados Unidos y su otro socio regional, Arabia Saudita, han planeado como usar a Israel para llevar a cabo ataques que no podrían justificar de otra forma si los realizaran ellos mismos. El propósito de este tipo de ataques es a la vez conseguir los objetivos estratégicos a corto plazo, y como medio de provocar un conflicto más amplio. Planes similares se han establecido en contra de Irán en las páginas de los think-tanks financiados por las corporaciones occidentales como la Brookings Institution. 

Respecto a Irán, en el informe de Brookings "¿Qué camino a Persia?", se indica específicamente:

"Israel parece haber hecho extensiva la planificación y la práctica de dicho ataque ya, y sus aviones se basan probablemente ya lo más cercanos a Irán como sea posible. Como tal, Israel podría ser capaz de iniciar un ataque en cuestión de semanas o incluso días, dependiendo de lo que las condiciones meteorológicas y de inteligencia sintieran que necesitan. Además, dado que Israel tendría mucho menos que una necesidad (o interés) en la obtención de apoyo regional para la operación, Jerusalén probablemente se sentiría menos motivados a esperar a una provocación de Irán antes de atacar. En resumen, Israel podría moverse muy rápido para poner en práctica esta opción si los líderes israelíes y americanos quisieran que sucediera. Sin embargo, como se señaló en el capítulo anterior, los mismos ataques aéreos son realmente sólo el comienzo de esta política. Una vez más, los iraníes sin duda reconstruirán sus instalaciones nucleares. Ellos probablemente tomarán represalias contra Israel, y podrían tomar represalias en contra de los Estados Unidos también, lo que podría crear un pretexto para los ataques aéreos estadounidenses o incluso una invasión." -¿Qué camino a Perisa?, Brookings Institution, pág. 91.

A falta de una represalia real de Irán, o en el ataque más reciente, una de Siria, las amenazas prefabricadas podrían utilizarse en su lugar. Israel y sus aliados de Estados Unidos y Arabia Saudita son los más propensos a preparar futuros ataques. Habiendo fracasado rotundamente en vender su intervención internacional en Siria, y con los terroristas de Occidente menguando en el interior de Siria, la intervención militar unilateral es la única opción viable que queda para derrocar al gobierno sirio, un objetivo estadounidense-saudí-israelí planeado por mucho tiempo. 

Los lectores recuerdan que ya en 2007, los funcionarios estadounidenses estaban ya planificando socavar tanto a Siria como a Irán con fuerzas terroristas vinculadas a Al Qaeda en una campaña de violencia sectaria que ahora está ocurriendo literalmente a través del territorio sirio. Como dijo el ganador del Premio Pulitzer, el periodista Seymour Hersh en su artículo de 2007 en el New Yorker, "La redirección":

"Para debilitar a Irán, que es predominantemente chiíta, la Administración Bush ha decidido, en efecto, reconfigurar sus prioridades en el Oriente Medio. En el Líbano, la Administración ha cooperado con el gobierno de Arabia Saudita, que es sunita, en operaciones clandestinas que pretenden debilitar a Hezbolá, la organización chií que está respaldada por Irán. Los EE.UU. también han participado en operaciones clandestinas destinadas a Irán y su aliado Siria. Un subproducto de estas actividades ha sido el fortalecimiento de los grupos extremistas sunitas que propugnan una visión militante del Islam y que son hostiles a Estados Unidos y simpatizantes de Al Qaeda".

De Israel se especifica: 

"El cambio de política ha traído Arabia Saudita e Israel a un nuevo abrazo estratégico, en gran parte debido a que ambos países consideran a Irán como una amenaza existencial. Ellos han participado en conversaciones directas, y los saudíes, que creen que una mayor estabilidad en Israel y Palestina dará a Irán menos influencia en la región, se han involucrado más en las negociaciones árabe-israelíes".

Además, los funcionarios saudíes mencionaron el cuidadoso equilibrio que su nación debe jugar con el fin de ocultar su papel en el apoyo a las ambiciones de EE.UU. e Israel en la región. Las preocupaciones saudíes revelan por qué Israel está siendo utilizado para llevar a cabo ataques "unilaterales" contra Siria: 

"Los saudíes dijeron que en su opinión su país estaba tomando un riesgo político al unirse a los EE.UU. en el desafío a Irán. Bandar ya se ve en el mundo árabe como estando demasiado cerca de la Administración Bush". Tenemos dos pesadillas", me dijo el ex diplomático. "Que Irán consiga la bomba y que los Estados Unidos ataquen a Irán. Prefiero que los israelíes bombardeen a los iraníes, para que se les pueda culpar a ellos. Si Estados Unidos lo hace, se nos puede culpar a nosotros."

Que un ataque israelí contra Siria pase casi desapercibido, teniendo en cuenta la histeria que hubiera habido si en su lugar Siria hubiera bombardeado ciudades de Israel, ilustra lo bien que Israel ha desempeñado su papel en los últimos años, así como el silencio cómplice exhibido por las Naciones Unidas en no condenar la agresión israelí transfronteriza que no puede tolerar de ninguna otra nación. 

El ataque reciente a propósito perpetúa la inseguridad israelí. Mientras que los israelíes pueden creer que los recientes ataques aéreos en Siria son vitales para la preservación de su propia seguridad, nada podría estar más lejos de la verdad. Que Tel Aviv se encuentre en una alianza secreta con Arabia Saudita (y Qatar), patrocinadores de Hamas, conduce por lo tanto a una de las preocupaciones principales de la seguridad de Israel, indica que los intereses hegemónicos geopolíticos, no la auto-preservación, es la política exterior actual de Israel. 

El terrorismo no es una amenaza que Tel Aviv se haya comprometido a combatir, sino un medio útil de control que provoca intencionadamente. Para los israelíes, los recientes ataques aéreos de Siria afirman el compromiso de Tel Aviv con su alianza y sus ambiciones conjuntas con los saudíes, qataríes y los intereses corporativos-financieros de Wall Street y de Londres - con toda seguridad a costa, no en defensa de la estabilidad de Israel, la prosperidad y su supervivencia. 

Los israelíes deben darse cuenta de que la única carta que les queda a los intereses especiales que buscan un cambio de régimen en Siria es la amenaza percibida de que Israel se enfrenta a "represalias". A pesar de varios ataques aéreos contra Siria, el gobierno sirio no ha contraatacado. Los israelíes deben entender que ellos mismos, a sus amigos y a sus familias, a propósito se les utiliza como objetivos para lo que su gobierno está tratando de provocar a la vecina Siria. 

También hay que recordar a los lectores y a los israelíes en particular, las advertencias tanto de los rusos como del gobierno sirio, de que los gobiernos terroristas apoyados por Occidente en Siria podrían estar preparando un ataque con armas químicas contra Israel. Esta operación de bandera falsa encajaría perfectamente con los intentos de Israel de provocar a Siria en represalia por las repetidas violaciones de su espacio aéreo y varios ataques aéreos sobre su territorio. La miseria que seguirá a una operación de bandera falsa, incluyendo la guerra inevitable que entrará en erupción, será la obra premeditada del mayor enemigo de Israel - su propio gobierno. 

Fuente: LD-La Proxima Guerra

-----------------------

"Israel está profundamente involucrado en el intento de socavar el proceso de paz en Siria", explicó Petras.

Según el experto los esfuerzos de Israel para minar las negociaciones entre la oposición y el Gobierno sirio en Ginebra han fracasado, por eso Israel se ha visto obligado a inventar algo nuevo. "Creo que esto es claramente un intento de sabotear las negociaciones que podrían tener lugar en breve", dijo Petras.

Explica que esta no es la única causa del presunto ataque en Latakia, ya que tuvo "múltiples propósitos".

"Uno de ellos es distraer la atención de la construcción de 1.500 nuevas viviendas en Jerusalén Este. Creo que es una manera de señalar su superioridad en la región, y creo que es una manera de socavar la resistencia de Siria a la oposición", sostiene el experto.

"La política de Israel es destruir a cualquier adversario de sus apropiaciones de tierras en Palestina, y Siria es sin duda un aliado de los palestinos. Ellos apoyan la autodeterminación palestina. Y Siria es también un aliado de Irán. Así que la política israelí es gobernar o destruir", afirmó Petras.

Según el exanalista del Senado, Israel está apoyando a la oposición siria, no porque espera que sea mejor, "sino debido a que el apoyo continuo a la oposición destruirá la economía de Siria, socavará su sociedad civil y cualquier modus vivendi".

Además, el presunto ataque israelí contra esta base podría ser un precedente para un posible ataque contra Irán "para impulsar una legislación que estrangule la economía iraní mientras se realizan las negociaciones de paz 5+1", supone Petras.

Mientras tanto, las fuerzas de inteligencia de Siria desmintieron la información sobre el ataque a su base aérea en Latakia, en la costa mediterránea del país. "Esto es una mentira y una provocación", dijo una fuente de las fuerzas de inteligencia a la agencia rusa Itar-Tass.

 http://actualidad.rt.com/actualidad/view/110146-israel-ataque-siria-base-minar-ginebra



-------------------

Turquía proporcionó información clave que ayudó en el ataque aéreo, según funcionarios de seguridad de Oriente Medio han informado.

La administración Obama ha confirmado que aviones de guerra israelíes atacaron la base militar siria.

Israel se ha negado hasta ahora a comentar.

De acuerdo con funcionarios de seguridad de Oriente Medio, el objetivo incluía misiles de crucero Iskander, y otros misiles antiaéreos y lanzadores que podrían ser transferidos a Hezbolá, apoyado por Irán.

Por otra parte, una fuente de inteligencia jordana dijo a WND que Turquía e Israel han compilado una lista de objetivos sirios que podrían ser atacados en los próximos meses en un esfuerzo conjunto para debilitar al régimen del presidente sirio Bashar al-Assad.

La cooperación entre Israel y Turquía puede ser sorprendente para algunos a la luz del importante conflicto diplomático en el que están los dos países. Según el Washington Post, el gobierno turco reveló a Irán las identidades de 10 espías iraníes que estaban reuniéndose en el interior de Turquía con el Mossad israelí.

El Post afirmó que las revelaciones marcaron un importante revés en los esfuerzos de Israel para detener el programa nuclear de Irán.

Fuente: WND

No hay comentarios:

Publicar un comentario