15/11/13

Hezbollah: "El Enemigo Amenaza, Espía, Conspira y Prepara Guerras"

Sayyed Nasralá: Hezbolá no abandonará a Siria


Por Yusuf Fernandez

Por segunda vez en un espacio de menos de 12 horas, el secretario general de Hezbolá ha hecho su aparición este jueves durante la procesión de Ashura, celebrada en el Suburbio del Sur de Beirut, para conmemorar el martirio del nieto del Profeta Muhammad, el Imam Hussein.

Expresándose ante una gran multitud vestida de negro, el número uno de la Resistencia agradeció su presencia al público que participó este año en la celebración de Ashura (varios cientos de miles de personas) a pesar de las amenazas proferidas por los grupúsculos extremistas takfiris de llevar a cabo atentados terroristas. El Suburbio del Sur de Beirut fue víctima en estos últimos meses de dos atentados terroristas. El segundo de los cuales, particularmente mortal, causó la muerte a 27 personas.

La Resistencia no se desarmará

“En este día de Ashura, yo renuevo nuestra firme vinculación a la Resistencia, a su movilización, a su armamento, a sus capacidades, como instrumento fundamental para proteger nuestro país, nuestro pueblo y su dignidad así como la soberanía de nuestro país, sus recursos y sus riquezas.”

El número uno de Hezbolá reafirmó que no tiene objeto el hablar de desarmar a la Resistencia dado que el enemigo israelí esta siempre fuerte y potente y no cesa de conspirar para dañar la región.

“Aquí en el Líbano, es verdad que la Resistencia liberó la tierra en Mayo de 2000, pero el enemigo está siempre presente y amenaza nuestro suelo, nuestros recursos hidráulicos y nuestros lugares santos. Amenaza, espía, conspira y prepara guerras.”

“Algunos en el Líbano nos hablan de la resistencia francesa y de como ella se desarmó tras la liberación, pero ellos olvidan que la resistencia francesa no abandonó sus armas hasta que su enemigo nazi quedó reducido a la nada”. “En tanto que las causas que justifiquen la existencia de la Resistencia perduren, ésta perdurará también”.

La causa palestina sigue siendo la primordial

En segundo lugar, Su Eminencia se refirió también a la causa palestina subrayando su primordialidad. “Ninguno de los pueblos árabes y musulmanes debería abandonarla, sean cuales fueren las dificultades que atraviese”, señaló. “Todos los musulmanes deben socorrer al pueblo palestino en sus sacrificios y sus sufrimientos y ayudarle para que éste logre liberar su tierra y sus lugares santos con el apoyo de esta nación”.



Rechazo a la división de los países árabes

En tercer lugar, queremos mostrar nuestro rechazo a todos los proyectos de división y desmembramiento de los países árabes y musulmanes y defendemos la unidad de cada país y cada tierra árabe. Debemos resolver todos los desacuerdos internos mediante el diálogo y las soluciones políticas, ya sea en Siria, en Bahrein, en Iraq, en Yemen, en Libia, en Túnez, en Egipto y en el resto de países árabes e islámicos.



Hezbolá no cambiará Siria por algunos ministerios

En cuarto lugar, Sayyed Nasralá señaló que Hezbolá no cambiará su presencia en Siria por “algunos puestos ministeriales” y afirmó que los combatientes de la Resistencia proseguirán sus combates en Siria. Su Eminencia respondió así a las condiciones puestas la víspera por el jefe de la Corriente del Futuro (partido político pro-saudí), Saad Hariri, que dijo que su participación en un gobierno de unidad nacional en el Líbano dependería de la retirada de los combatientes de Hezbolá de Siria.

“Sabed que hemos ido a Siria para defender la causa palestina, para salvar al Líbano y para defender a Siria, que es la cuna de la Resistencia. No negociaremos nunca la existencia de Siria y la del Líbano por algunos ministerios. En tanto que las causas que la motivan persistan, nuestra presencia allí continuará”

“Cuando los peligros estratégicos amenazan a los pueblos de la región, esto es mucho más importante que disponer de un trozo de gobierno en el Líbano”, añadió.

“Yo llamo a la otra parte a ser realista. Ella siempre formula condiciones para obstruir la creación de un gobierno. En el pasado ellos dijeron que hacía falta que la Resistencia renunciara a su armamento para crear un gobierno de la unidad. Más tarde exigieron una garantía de que su participación en el gobierno no incluiría una legitimación suya al armamento de la Resistencia.

Nosotros, sin embargo, no os hemos pedido una legitimación para el armamento de la Resistencia ni para la propia Resistencia. Nunca lo hemos hecho en el pasado ni lo haremos en el futuro.

Hoy en día, ellos nos dicen que no participarán en un gobierno que dé legitimación a nuestra presencia en Siria. Esto no ha sido el caso tampoco en el pasado, ni lo es actualmente, ni lo será en el futuro.”

La amenaza de los takfiris

En quinto lugar, quiero, en este día de Ashura, defender la religión del abuelo del Imam Hussein, el Profeta Muhammad (PB). Queremos mostrar nuestra adhesión a la fraternidad entre los musulmanes, sea cual sea la escuela religiosa a la que pertenezcan, sobre todo entre los shiíes y los sunníes.

Decimos que el problema de los takfiris tiene que ver con todos los musulmanes. La prueba es lo que pasa en los países islámicos y lo que los sunníes sufren en Iraq, Pakistán, Afganistán, Somalia, Túnez y otros países. Este peligro amenaza a todo el mundo, a musulmanes y cristianos, pero con la colaboración de todos podemos hacerle frente, sitiarlo y aislarlo hasta erradicarlo.

Adhesión a la unidad nacional

En sexto lugar, queremos asegurar en este día de Ashura, este día de la Humanidad, el día de los mensajes celestiales, nuestra adhesión de la unidad nacional en tanto que libaneses, a nuestra convivencia y a nuestro destino único. Nosotros llamamos a todas las formas de encuentro y apertura y a dejar de lado las divisiones y las divergencias para hacer que nuestro pueblo alcance aquello a lo que aspira: una existencia decente y digna.

Hermanos y hermanas, en este día de Ashura, del Imam Hussein (PB), habéis venido aquí para responder con toda sinceridad al llamamiento de vuestro señor, el imam y comandante. Queremos, como cada año, volver a efectuar este llamamiento que se ha repetido en la historia y cada vez que hemos querido defender el Líbano.

Queremos reiterar este llamamiento hoy mientras que defendemos a los pueblos de la región y al eje de la resistencia. Nunca dejaremos de decirlo alto y fuerte y nuestros puños no se cansarán jamás de levantarse para responder a Hussein y su grandeza:

¡Labbaika ya Hussein! ¡A tus órdenes Hussein!

AL Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario