19/11/13

Ataque Terrorista en Líbano

 23 mártires en dos explosiones cerca de la embajada iraní en Beirut
Equipo del Sitio Web de Al Manar
Dos explosiones sacudieron el martes por la mañana los alrededores de la Embajada de Irán en Beirut causando al menos 23 mártires, incluyendo una mujer. Al menos 146, personas han resultado heridas.

“La primera explosión fue un atentado suicida. Un extremista a bordo de una motocicleta se hizo explotar dos minutos antes de que tuviera lugar una segunda explosión, que fue debida a un coche bomba”, declaró el corresponsal de Al Manar.

La cadena Al Manar ha difundido imágenes del lugar, que muestran cadáveres y heridos, llamas y columnas de humo negro elevándose sobre los inmuebles vecinos.
La mitad de las víctimas son trabajadores de nacionalidades extranjeras, especialmente bengalíes y etíopes.
El corresponsal de Al Manar señala que el consejero cultural de la Embajada iraní ha fallecido en el atentado.
Arabia Saudí señalada con el dedo
En reacción a esta explosión, políticos del 8 de Marzo han apuntado con el dedo a Arabia Saudí e Israel.
En este contexto, el diputado del bloque de Hezbolá, Ali Ammar, acusó a ciertos países, en alusión a Arabia Saudí, e Israel de estar detrás de estos crímenes, que han costado la vida a numerosos civiles.
Un grupo vinculado a Al Qaida se responsabiliza de los atentados de Beirut
El grupo Brigadas Abdulá Azzam, vinculado a Al Qaida, se ha responsabilizado por el doble atentado suicida contra la Embajada iraní en Beirut, que causó la muerte a 23 personas y heridas a 146.
Las Brigadas son un grupo extremista libanés afiliado a Al Qaida. Su líder, Sheij Siray al Din Zureiqat, advirtió que los atentados continuarán en todo el Líbano hasta que “las fuerzas iraníes abandonen Siria”. Irán, sin embargo, ha negado haber enviado tropas a Siria en apoyo del presidente Bashar al Assad, aunque sí consejeros militares para ayudar a entrenar a las fuerzas armadas sirias.
El Departamento de Estado de EEUU ha designado a las Brigadas Abdulá Azzam como una organización terrorista extranjera. El grupo fue fundado en 2009 y ha llevado a cabo numerosos atentados contra intereses occidentales en Oriente Medio, según el Departamento de Estado.
Recientemente, esta organización ha lanzado ataques con cohetes desde el sur del Líbano contra la entidad sionista con el fin de provocar una reacción contra Hezbolá, según informaron recientemente medios israelíes.
Por su parte, el embajador iraní en el Líbano, Gadanfar Roknaba, dijo a Al Manar que los atentados “sirven a los intereses de la entidad sionista”.
Los dos atentados junto a la Embajada fueron llevados a cabo por un suicida que iba en motocicleta y por otro que conducía en un coche bomba cargado con 100 kgs de TNT.


Líderes de Al Qaida cruzan de Siria al Líbano con impunidad
Los emires del Frente al Nusra y del Estado Islámico en Iraq y Siria (EIIS) en la región siria de Qalamún, Sheij Abu Malik al Suri y Abu Abdalá al Iraqi respectivamente, han visitado el territorio libanés en más de una ocasión.
Informes de los servicios de seguridad libaneses revelan que los responsables del Frente al Nusra y del EIIS se desplazan libremente entre Siria y el Líbano y coordinan sus actividades con líderes de grupos libaneses en lo que respecta al tema de los refugiados sirios así como en temas logísticos y de seguridad.
Estos informes precisan que un sheij eminente de Ersal, considerado como uno de los líderes de los grupos salafistas libaneses que se mueven dentro de la órbita de Al Qaida, juega el papel de mediador.
Algunos buscan provocar la discordia en Trípoli y en Líbano
Por su parte, el jefe del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Unificación Islámica y miembro del Frente de Acción Islámica y del Comité de Ulemas de Bilad al Sham (Levante), Sheij Hashim Minkara, ha estimado que el doble atentado contra las Mezquitas de As Salam y de Al Taqua así como el asesinato del Sheij Saadeddin Guiya han abierto una nueva era muy peligrosa de violencia política y religiosa.
Él hizo un llamamiento al estado y a la sociedad civil del Líbano para que se tomen en serio estos hechos puesto que ellos muestran que algunos círculos han tomado una grave decisión de provocar la discordia en el país en general y en la ciudad de Trípoli en particular.
Sheij Minkara añadió que “el asesinato de Saad Guiya, que había sido blanco de un atentado anterior, se ha producido después de una serie de agresiones físicas contra los partidarios de la Resistencia.”
“El peligro reside en el hecho de que aquellos que quieren provocar una fitna en el Líbano y la región utilizan todos los medios para que ella se propague a todas partes”, dijo el dignatario religioso. “Hace falta oponerse a ese fenómeno criminal puesto que golpea a todo el mundo sin excepción. Toda incitación a la violencia y todo comportamiento irresponsable constituye un apoyo al extremismo”.

Al Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario