19/11/13

Al Asad y Hamas

Elie Shalbub

El camino hacia el Palacio del Pueblo es más cercano de lo que algunos piensan. La distancia hacia él desde la fábrica pasa como un abrir y cerrar de ojos. No hay medidas de seguridad extraordinarias. Delante de la entrada, El presidente Bashar Al-Assad recibe a los visitantes con su sonrisa habitual. No hay tabúes en la discusión. Algunos chistes que se espera que no se filtren, acompañados de risas en esa amplia habitación. Rusia, las armas químicas, "Hamas", Arabia Saudita, Egipto, Jordania, Turquía, Iraq, la situación sobre el terreno….todo está presente, y la conclusión es una sola: Estamos tranquilos.
Damasco. Es de notar el importante lugar que ocupa Rusia en la estrategia del presidente sirio Bashar Al Assad. El está seguro de que los rusos, con lo que hacen, no defienden ni a Siria ni a su pueblo ni a su régimen ni a su presidente. Ellos se defienden a sí mismos. Recordará el encuentro anterior que celebró en el año 2005 con el presidente Vladimir Putin. En ese entonces el presidente sirio comenzó expresándole a su huésped la sensación de que la guerra fría sigue haciendo estragos. Putin estaba de acuerdo, expusieron las cuestiones desde ángulos diferentes, dijo el señor del Kremlin "es una real guerra, pero es una guerra de civilizaciones entre oriente y occidente". Otra convicción aparece como imperante en la mente del presidente sirio. Cree que la política es la que protege la seguridad y la estabilidad siria más que el arsenal militar. Cree que el equilibrio internacional es la mejor garantía. Los tres vetos rusos y chinos durante la crisis siria son la mejor prueba de esto. Incluso no se lamenta por el arsenal químico. Las considera armas disuasivas cuyo tiempo expiró por tres razones:
Primero, el desarrollo de la fuerzas sirias misilísticas de disuasión, que desde un primer momento podían haberse utilizado en la guerra, puso fin a la necesidad de los químicos, las cuales no se habrían utilizado excepto como municiones de última opción, cuando el enemigo utilizara su arsenal nuclear.
Segundo, hubo un progreso significativo de neutralización y tratamiento de los efectos de las armas químicas en las dos últimas décadas. Su eficacia militar no tiene real relevancia, las armas químicas tienen un efecto moral, ya que creemos que cada vez que se eleve la tensión, Israel distribuirá máscaras a sus ciudadanos asustados. Pero una vez usadas esas armas químicas, se pueden tratar sus efectos con facilidad, es la historia de la enfermedad y el remedio. Y el indicativo es que cinco soldados sirios resultaron afectados por un ataque químico de la oposición, fueron tratados con inyecciones y volvieron al campo de batalla pasados dos días. De aquí, dice al Assad, que Siria detuvo la fabricación de armas químicas en 1997, y las reemplazó por armas convencionales, a las que considera el factor decisivo en el terreno. Es claro que él estableció la estructura armamentista de su ejército sobre los misiles. "Tenemos suficiente control de fuego para paralizar los aeropuertos israelíes" Y es conocido que el fuerte de Israel está en su armamento aéreo.
Tercero, porque la guerra ahora es interna.
No hay duda de que hay pérdidas morales y políticas en la entrega del armamento químico sirio, Al-Assad dice que en el año 2003 Damasco abogó por un Medio Oriente libre de armas de destrucción masiva. Los químicos sirios tenían un papel en la negociación y su precio era el armamento nuclear israelí. Hoy el precio cambió. Se acordó su entrega con el objeto de apartar la agresión a Siria. Incluso la fabricación militar convencional, que fue encarada en contra de Israel. Se dirige ahora al enemigo interno, y en esto hay una pérdida también. Sobre el premio nobel de la paz ganado por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Al-Assad comentó en broma: "ese premio tendría que haber sido mío"
ADIÓS GINEBRA
Al Assad no cree que se celebre la Conferencia de Ginebra 2, aunque le hubieran puesto fecha en noviembre. Quizás se dé en respuesta al deseo ruso que se esforzaría durante la misma por alejar el fantasma de la guerra. Dice que Siria no tiene problemas en asistir. Su pedido es claro y se basa en dos principios: votación en las urnas, y detener el apoyo a los terroristas.
El primero para la aprobación de cualquier acuerdo que se alcance y para la elección de un presidente venidero para el país.
Y el segundo para detener la guerra "por cada mil terroristas que matamos, entran dos mil al país"
El problema de occidente es que el grupo al que apoyan para las negociaciones es inconexo, y no tiene control sobre el terreno. El ejército "libre" se encuentra en estado terminal. Sus elementos lo abandonaron o bien para unirse a los grupos islamistas, o para unirse al Estado, desde que algunos de ellos regresaron y ahora están combatiendo en las filas del Ejército Sirio. De la fuerza que apoyaba occidente y el golfo no quedan sino los terroristas, y ellos no tienen lugar en Ginebra 2.
El problema, desde el punto de vista de Al-Assad, está en el otro lado, Occidente en particular. Dice que a los que Occidente puede asociar a la conferencia no tienen control sobre el terreno, y a la vez, Occidente no puede dominar a quienes sí tienen control sobre el terreno. Recuerda que una vez vino a él Al-Ajdar Al-Ibrahimi llevando una estimación norteamericana de la existencia de dos mil grupos armados. El presidente sirio le preguntó sobre su estimación personal, y él le respondió mil doscientos grupos. ¿Quién podría controlarlos y garantizar algún acuerdo político?
LOS EXTRANJEROS SON MEJORES QUE LOS ÁRABES
A Al-Assad se le hace notoriamente un nudo en la garganta "ningún funcionario árabe se ha contactado con nosotros portando algún proyecto de mediación o de solución árabe" siempre se hicieron eco de "su maestro" occidental. Incluso más que eso. Dice que Occidente, con todos sus inconvenientes "fueron en su cooperación con nosotros más honorables que algunos árabes" Kofi Annan fue honesto y renunció, otros de sus asistentes árabes no lo hicieron, un asunto sobre el que insistió en no indagar salvo después de terminada la crisis. No quiere que cooperen con él teniendo la sensación que tuvo Muammar Al-Qaddafi, que lo hizo volver su mirada al Africa. Insiste en la identidad árabe siria, pero no ve este asunto relacionado con la necesidad de vincularse a la Liga Árabe. El marco de esta identidad desde el punto de vista práctico y en cuanto a la forma y manera en que se formula va puntualizándose en lo que sigue (de la entrevista)
AVANCE EN EL TERRENO
Se lo vio conforme sobre la evolución de las operaciones militares en el terreno. La guerra es golpear y salir. Unas veces regresamos a una zona y otras veces perdemos otras, pero si se toma la lección del curso general de las cosas, nos encontramos con que el Ejército Sirio avanza con claridad. Ocurren dos problemas específicos.
Daraa y el frente jordano por un lado, desde que dijo que los combatientes y las armas todavía siguen fluyendo desde allí. No interesa si es a través del régimen jordano o a través de los países del golfo, es un frente que sangra combatientes.
Y el frente del norte, Alepo específicamente, cercano a las fronteras con Turquía. El apoyo turco lo mantiene abierto "ahora los turcos sufren problemas después de que la organización Al-Qaeda controló el paso fronterizo" En el resto de las zonas, no hay inconvenientes.
Al Assad desmintió categóricamente lo que se publicó hace unos días acerca de que un miembro del Comité Central del Movimiento Al-Fatah, Abbas Zaqui, trajera una carta del nuevo Emir Qatarí a Assad. Es extraño que la palabra Qatar nunca aparezca de no ser por la pregunta sobre la noticia periodística recordada. Era Jalid Mashaal, quien reside en Doha junto a su equipo, el que más aparecía en la entrevista con el presidente Sirio.
LA "TRAICIÓN DE HAMAS"
El movimiento Hamás apareció en la conversación con las preguntas sobre la visita de Mashaal a Teherán y la posibilidad de que sea Damasco, y el Palacio del Pueblo específicamente, su siguiente destino. Al Assad quiso poner el punto sobre las íes. Comenzó su conversación afirmando que el grupo de la Hermandad Musulmana, y desde los años ochenta, no eran conocidos más que por su volatilidad, interés propio y traición, antes de que añadiera que Damasco no había cooperado con "Hamás" desde un comienzo porque este movimiento era parte de ese grupo. "Los europeos venían a nosotros y nos preguntaban que hace Hamas acá, les decíamos que era un movimiento de resistencia" solo esa descripción fue la que hizo la fama de que "Hamas abraza a Siria y recibe su apoyo y su patrocinio"
"Cuando comenzó la crisis, dijeron (los funcionarios del Hamás) que ellos nos dieron consejos. Esto es mentira. ¿Quiénes son ellos para dar consejos a Siria? Luego dijeron que nosotros les pedimos su ayuda, y esto no es cierto. ¿Qué tienen que ver ellos con los asuntos internos sirios?"
Después llego ese día en el que el presidente de la Unión Mundial de Sabios Musulmanes Yusuf Al Qardawi hizo sus declaraciones malvadas "sí, les pedimos tomar posición" Luego de un tiempo vinieron a decir que ellos se fueron a ver al Qardawi y conversaron con él. Dijimos que quien quiera tomar posición política que lo haga en forma pública. No tiene ningún valor una posición tomada escondidos en habitaciones. Y que sea lo que sea de ruptura. Finalmente "Hamas" decidió renunciar a la resistencia y ser parte de la Hermandad Musulmana. "Esta no es la primera vez que nos traicionan. Esto sucedió también antes en el 2007 y en el 2009" las fechas de la perfidia y la traición, antes de esperar que "alguien pudiera convencerlos de volver al movimiento de resistencia nuevamente, pero dudo" de esto. Hamás ha tomado partido en contra de Siria desde el primer día, hicieron una elección.
Fue extraño cómo aparecieron sorpresivamente los nombres de Walid Yumblat y William Burns cuando se le preguntó sobre la posibilidad de recibirlo a Mashaal. "no descarto ver a Yumblat aquí" una broma que acompaña con una carcajada. Agitando nuevamente al tema, recuerda el día que llegó William Burns antes de la invasión a Iraq en el año 2003, en ese momento Burns presentó un conjunto de peticiones bajo el título de "facilidades para el ataque a Iraq", y entre ellas, por ejemplo, un permiso a los aviones merodeadores para cruzar el espacio aéreo sirio. No hubo ninguna persona corriente observando esto. La respuesta de Al Assad fue sencilla "-Ustedes son un país sin principios, establecen su política exterior sobre bases comerciales. Nos ofrecieron un trato vamos a examinar cuál es nuestro interés y lo vamos a mostrar al pueblo sirio" los analistas discrepaban entre sí acerca de este enfoque, pero estaba claro que aunque el corazón del Assad todavía estaba pesado a causa de la herida por causa de "Hamás" dejaba la puerta abierta, por si era necesario al interés de hacer ciertos avances. Al fin y al cabo las políticas están hechas de convicciones, e intereses.
IRAQ: MUY BUENO
Es notable el nivel de satisfacción y agradecimiento que Assad tiene por Iraq. "Su posición fue muy buena desde el comienzo" lo que más llama la atención es que está interesado en destacar que no se limita a Bagdad, sino de los kurdos del Kurdistán Iraquí. A pesar de que el ministro de exteriores Hoshyar Zebari quien considerado como uno de los componentes kurdos, voló varias veces de una posición a otra, la posición de Iraq fue "muy buena"
Lo que sucede en Egipto se sigue con precisión en Damasco, en el más alto nivel. Al Assad asegura que Egipto "es la fortaleza árabe" y que las relaciones con ellos hoy están mejor de lo que eran incluso desde los tiempos del presidente Hosni Mubarak. En la época del presidente depuesto "mirábamos al ministerio de exteriores egipcio como si fuera un ministerio de exteriores norteamericano" sin embargo Al-Assad insiste en quiso subrayar que las relaciones con Egipto no se han cortado ni siquiera en los días del presidente aislado del cargo Muhammad Mursi. Los canales de información y militares permanecen abiertos todo el tiempo. Ahora las relaciones con Egipto están mejor.
EL PAÍS DE LAS TRIBUS
La situación con Arabia Saudita todavía está en un estado de ruptura y hostilidad, al final Saudita no es más que un "país de tribus y personas. Las relaciones personales son las que se cuentan, cuando uno de ellos discrepa con nosotros todo Arabia Saudita discrepa con nosotros" "Originalmente los sauditas opusieron hostilidad a Siria por la extensión de 20 a 30 años, cuando nuestras relaciones con sus amos son buenas, ellos son buenos. Y cuando sus amos discrepan con nosotros, ellos exteriorizan su enemistad hacia nosotros" no obstante siempre hay un sello personal en la política saudita.
El problema con Turquía, desde el punto de vista de Al-Assad, se limita a la persona de Recep Tayyip Erdogan. El pueblo turco está en contra de su política hacia Siria. Las últimas encuestas de opinión mostraron que una mayoría aplastante está en contra de participar en cualquier agresión a Siria. Hasta el presidente Abdallah Gul comenzó a expresar públicamente su oposición a la política de su primer ministro. La opinión de Gul es que si Erdogan quiere perderse a sí mismo, que no lleve a todo su partido a perderse con él (en referencia al partido Justicia y Desarrollo), y que los canales militares entre Siria y Turquía queden abiertos todo el tiempo.
Durante la entrevista con Al-Assad se nota cuán negativo fue el rol desempeñado por el ministro de exteriores Muhammad Davud Oglu. Los canales militares entre Siria y Turquía estaban abiertos todo el tiempo hasta que Oglu decidió en ponerlos bajo el mando del Ministerio de Exteriores y se detuvieron, luego cambiaron la cúpula militar y pasó lo que pasó .
EL ESTADO CIVIL
Siria no seguirá la experiencia libanesa o la iraquí bajo ninguna circunstancia. Siria fue y se mantendrá como un Estado-Nación secular y civil porque esta es la única fórmula apropiada para la cohesión siria, que goza de un pluralismo religioso, sectario y étnico. Para él la religión es el paraguas que cubre todos los sectores, desde la política, la economía, la cultura y otras; pero no debe politizarse la religión en Siria sencillamente porque esto sería una receta para desmembrarla. A la religión le corresponde su rol espiritual y humano, y a las instituciones religiosas les corresponde su rol invocador. El presidente elogió aquí el enorme rol patriótico que han desempeñado los hombres de religión patriotas protegiendo la unidad del pensamiento sirio y combatiendo al pensamiento takfirí, y recordó particularmente al Doctor Muhammad Said Ramadán Al-Buti quien fue martirizado en este camino.
ECONOMÍA: AUTOCRÍTICA
El presidente Bashar Al-Assad tomó nota de las presiones que enfrenta la economía siria ahora. El ritmo de la producción, la distribución y el comercio están paralizados, y aunque las ruedas comenzaron a girar en los últimos dos meses aún sigue siendo lento. El asedio y el terrorismo ahogan a la economía siria, y deteriora el nivel de vida de los ciudadanos. Este eje está dentro de los ejes de la guerra a Siria, y no es menos mordaz que la guerra real.
Asegura que su país no ha abandonado -y no abandonará- al sector público, así como tampoco lo hará con el sector privado y sus articulaciones. Esta es una estructura a la que le dimos el nombre de economía social de mercado, esta no puede estar siempre en equilibrio, y nosotros nos apresuramos más de lo debido en implementar las políticas y procedimientos que tienden a la privatización y al fortalecimiento del sector privado, y no hemos desarrollado la evolución del sector público el cual redujo su eficacia, así como también nos hemos concentrado en el período anterior de la crisis a las grandes inversiones mientras que lo que necesita la economía siria para impulsar el crecimiento, la creación de empleo y la distribución del ingreso es centrarse en las pequeñas y medianas empresas. Nuestra primera prioridad - ahora – es preservar y desarrollar el sector agrícola, después de todo más del 60 % del pueblo son agricultores, y tal vez más del 80% son agricultores y trabajadores.

Fuente: http://www.anbasahel.com/index.php/actualites/950-2013-10-13-22-47-11

No hay comentarios:

Publicar un comentario