9/10/13

El Líder Supremo: «El gobierno estadounidense está en las garras de los sionistas»

El Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica y comandante general de las fuerzas Armadas Iraníes estuvo presente la mañana del día sábado en la séptima ceremonia de graduación y juramentación de los cadetes de las universidades de oficiales de la República Islámica de Irán.


Durante el acto celebrado en la Universidad Shahid Sattari, su Eminencia recitó el 'Sura Al-Fatiha' en el memorial de los mártires del Ejército y pidió a Dios que les dé el lugar elevado que se merecen, y posteriormente hizo revisión de filas.

El Líder Supremo, durante esta ceremonia dijo que es un gran honor pertenecer a las Fuerzas Armadas de Irán, y que es necesario fortalecer la capacidad y preparación del Ejército y consolidar el sistema de defensa de las Fuerzas Armadas, de la misma manera en que es preciso fortificar la construcción de la República Islámica y la unidad nacional.

El Ayatolá Jamenei refiriéndose a la reciente visita del presidente de la República Islámica de Irán a Nueva York, para asistir a la sesión general de la Organización de las Naciones Unidas dijo: «Respecto al viaje a Nueva York, nosotros apoyamos la gestión política y diplomática del gobierno porque tenemos confianza de en que el gobierno está al servicio de la nación y porque somos optimistas. Sin embargo algo que sucedió en dicho viaje estuvo fuera de contexto, porque nosotros conocemos muy bien al gobierno estadounidense y sabemos que es un gobierno arrogante e ilógico, en el que no se puede confiar, y que no respeta convenios y rompe los compromisos que asume.»

Su Eminencia reiteró su confianza en los funcionarios y autoridades del gobierno, y agregó: «Nuestros funcionarios deben ser fuertes y prestar total atención a los intereses nacionales, son ellos los que tienen que dar los pasos necesarios para la consecución de los objetivos del país. Asimismo, deben tener mucho cuidado y considerar todos los puntos de vista.»

El Líder Supremo de la Revolución Islámica refiriéndose a los elementos preponderantes en los primeros días de la victoria de la Revolución Islámica, dijo:  «Los principales elementos que fungieron como guardianes de la Revolución y medios de desarrollo de esta nación, fueron prestar atención  a los sublimes ideales del sistema islámico y tener en cuenta la grandeza del poder nacional; por lo tanto, la defensa de la grandeza y del poder e identidad nacional es una obligación de todas los funcionarios del gobierno y de cada persona de esta nación.»

El Ayatolá Jamenei, reiterando su desconfianza en Estados Unidos, dijo que el gobierno norteamericano es un gobierno que está en las garras de los sionistas, y agregó: «El gobierno estadounidense en realidad actúa en pro de los intereses sionistas, todo el mundo le paga tributo a Estados Unidos, pero ellos le pagan tributo régimen sionista.»

Su Eminencia enfatizó que la nación de Irán nunca ha sido amenaza para ningún país, pero que está claro que el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas es el primer paso para la defensa y seguridad del sistema islámico.

«Las Fuerzas Armadas en su conjunto —el Ejército de la República, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución, las Fuerzas Voluntarias (Basiy) y las fuerzas del orden público— deben ser una fortaleza  infrangible ante las conspiraciones de los enemigos», agregó.

El Líder Supremo refiriéndose a las súbitas y fastidiosas amenazas de que es objeto la nación iraní, advirtió: «Todos aquellos que suelen proferir amenazas contra Irán, deben saber que la respuesta a cualquier maldad contra la nación de Irán será una respuesta seria, enérgica y contundente.»

El Ayatolá Jamenei señaló que Irán siempre ha demostrado su ímpetu, voluntad y rectitud en la persecución de sus ideales e intereses, y enfatizó: «La República Islámica de Irán también ha mostrado su entusiasmo por la paz y convivencia, porque estos dos conceptos no se pueden separar.»

Su Eminencia elogió el sacrificio y la lucha del ejército de la República Islámica, especialmente el trabajo de la Fuerza Aérea durante los 8 años de la 'Defensa Sagrada'. Además, exaltó la memoria de los Babâyí y Sattari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario