27/9/13

Irán pidió el desarme nuclear de Israel

En una intervención en su carácter de presidente de turno del Movimiento de los No Alineados, Rohani dijo ayer que Israel debería firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear de 1979, que busca contener la fabricación de armas atómicas.


El presidente iraní, Hassan Rohani, pidió ayer que Israel firme el tratado contra la proliferación de armas nucleares y le reprochó ser el único país de Medio Oriente en no hacerlo, horas antes de una reunión histórica entre los cancilleres de Irán y Estados Unidos. Rohani habló durante una conferencia de desarme en la sede de la ONU antes de que su canciller, Mohamed Jawad Zarif, se reúna con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y con sus pares del Reino Unido, Rusia, Francia, China y Alemania para discutir el diferendo internacional por el programa nuclear iraní.
El encuentro al margen de la Asamblea General, que buscará sentar las bases para la primera negociación sustantiva desde abril pasado sobre el programa atómico de Irán, será además una de las reuniones de mayor nivel entre Estados Unidos e Irán desde que ambos países rompieron relaciones, hace más de tres décadas. Israel, Estados Unidos y algunos otros países acusan a Irán de querer desarrollar armas atómicas, pese a que Teherán insiste en que su programa nuclear tiene fines exclusivamente civiles.
El Consejo de Seguridad de la ONU impuso a Teherán cuatro tandas de sanciones por falta de transparencia o cooperación con su organismo de control nuclear (OIEA).
Por su parte, Estados Unidos y otros países impusieron sus propias y más severas penalidades, que afectaron dramáticamente la economía y la vida diaria de los iraníes.
Rohani asumió el mes pasado con la promesa de aliviar las tensiones con Occidente y el martes pasado plasmó una serie de gestos de buena voluntad con un discurso ante la Asamblea General de la ONU en el que ofreció negociaciones por la cuestión nuclear. Ese mismo día, en su propio discurso, su par estadounidense, Barack Obama, se manifestó a favor de explorar una vía diplomática para el diferendo, pero pidió que las palabras conciliatorias se correspondan con acciones “transparentes y verificables”.
El nuevo mandatario iraní dijo el miércoles a la noche en una entrevista con el diario The Washington Post que quiere alcanzar un acuerdo con la comunidad internacional sobre el programa nuclear iraní en un lapso de entre tres y seis meses. En una intervención en su carácter de presidente de turno del Movimiento de los No Alineados, Rohani dijo ayer que Israel debería firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), que busca contener la proliferación de armas atómicas y que fue adoptado en 1979. Israel nunca declaró un arsenal nuclear, aunque se da por sentado que posee bombas atómicas.
Rohani dijo que todos los países deberían estar sujetos a las inspecciones a sus instalaciones nucleares que realiza el organismo de control atómico de la ONU (OIEA) y que las naciones aceptan cuando firman el TNP. “Ninguna nación debería poseer armas nucleares, puesto que no existen las manos correctas para estas armas inmorales”, señaló el nuevo mandatario iraní. “Casi cuatro décadas de esfuerzos internacionales para establecer una zona libre de armas nucleares en Medio Oriente han fracasado de manera lamentable”, prosiguió. “Israel, el único país en esta región que no es miembro del Tratado de No Proliferación, debería por lo tanto adherirse sin más demoras”, agregó Rohani en la reunión.
El jefe de la delegación de Israel ante la Asamblea General de la ONU rechazó las declaraciones de Rohani y lo acusó de desviar la atención del programa atómico iraní. Yuval Steinitz dijo que el moderado Rohani está tratando de “abrirse camino hacia la bomba sonriendo”, informó la página web del diario israelí Haaretz. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado a Rohani de “lobo con piel de cordero” y se niega a descartar un ataque militar contra Irán para impedir que desarrolle armas atómicas. La OIEA sostiene que Irán no ha dado pruebas suficientes de que su programa nuclear tiene fines pacíficos.
Mañana, representantes de la OIEA se reunirán con delegados de Irán en Viena en la undécima reunión en dos años para tratar de acordar un plan de inspecciones que despeje el temor de un programa nuclear militar secreto en ese país, en un encuentro del que se esperan promesas de más diálogo aunque pocos avances concretos.
página 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario