2/9/13

Ayatolá Jamenei:"Un ataque de Estados Unidos a Siria sería como una chispa dentro de un almacén de pólvora"

«Estados Unidos representa una amenaza para toda la región y un ataque a Siria sería una catástrofe para todos.»

El Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica se reunió la mañana del día miércoles —por primera vez— con los miembros del undécimo gobierno. Durante el encuentro, su Eminencia agradeció la cooperación y coordinación del Poder Ejecutivo y la Asamblea Consultiva Islámica (el Parlamento iraní) para agilizar las funciones del nuevo gobierno, y agregó: «El Sr. Rohaní es un presidente digno de confianza y con claros antecedentes revolucionarios.»

El Líder Supremo dijo que las características importantes de un gobierno modelo, son: tener  creencias y moral sanas; servir al pueblo; la justicia; una economía saludable y la lucha contra la corrupción; el respeto a las leyes; la prudencia, la ciencia y el apoyo a las capacidades internas del país.

«Hay que tener en cuenta que la economía y la ciencia son temas primordiales para el gobierno», agregó.

El Ayatolá Jamenei también se refirió a la amenaza de un ataque a Siria por parte de Norteamérica, y enfatizó: «Estados Unidos representa una amenaza para toda la región y un ataque a Siria sería una catástrofe para todos.»

Su Eminencia reiteró que cualquier intervención y guerra en la región será perjudicial para los mismos promotores de esta guerra.

El Líder Supremo de la Revolución Islámica expresó sus felicitaciones a los funcionarios, autoridades y empleados del Poder Ejecutivo, en ocasión  de la 'Semana del Gobierno', y agregó: «La semana del gobierno está adornada con el nombre de los dos grandes mártires, Rayaí y Bahonar, y si todos los gobiernos tienen en cuenta los principios y objetivos de estos nobles mártires serán parte de un movimiento significativo.»

El Ayatolá Jamenei elogió el que se haya presentado rápidamente —a la Asamblea Consultiva Islámica— la nómina  de ministros, y dijo que la buena votación por parte de los parlamentarios es una muestra valiosa de la coordinación existente entre ambos poderes del Estado.

Su Eminencia manifestó sus esperanzas por que el undécimo gobierno goce en la práctica de las características de un gobierno modelo, y reiteró: «Ciertamente, uno de los puntos positivos del nuevo gobierno es el contar con un presidente con antecedentes claramente revolucionarios y que ha demostrado tener posturas acertadas, durante las últimas tres décadas.»

El Líder Supremo explicando las características importantes de un gobierno islámico modelo, dijo:

1. Tener creencias y moral sanas.

Estas creencias y enfoques correctos basados en las  realidades de la sociedad, tendrán un buen resultado en el ejercicio del gobierno y en este sentido el conjunto de discursos, directrices y posturas del Imam Jomeini constituyen una guía fundamental.

Confiar plenamente en las promesas divinas es un requisito necesario, y experiencias como la victoria de la Revolución Islámica, la 'Defensa Sagrada', el triunfar sobre diferentes rebeliones étnicas al principio de la Revolución, son ejemplos de cómo la nación y las autoridades del país palparon la realización de las promesas divinas, y estas valiosas experiencias preparan el terreno para tener más confianza en las promesas del triunfo y la ayuda de Dios Altísimo.

2. Servir al pueblo.

Esta es la filosofía y razón de ser de las autoridades. En el momento de servir a la gente, los funcionarios del gobierno no deben descuidar ninguna cuestión.

La oportunidad de servir al pueblo pasa rápido y como le dije a los gobiernos anteriores, un periodo de cuatro u ocho años es muy limitado, sin embargo, durante ese tiempo se tienen infinitas oportunidades para servirle a la nación y no hay que perder ninguna.

Para servir al pueblo se debe tener una visión de trabajo libre y voluntario, ello no significa que se deba pasar por encima de las leyes, por el contrario, yo estoy en contra de las cosas ilegales,  pero dentro del marco legal también se puede trabajar lejos de la visión rutinaria de las oficinas, y superar obstáculos desde una óptica de voluntariado ideal.

3. La justicia.

Nosotros estamos buscando el desarrollo, pero seguramente este desarrollo debe ser para todos, hacerse acompañar de justicia; de no ser así, la sociedad —al igual que ha sucedido con los países occidentales— caería en la división, discriminación e insatisfacción.

4. Una economía saludable y la lucha contra la corrupción.

El tener poder, el ser parte del gobierno es algo realmente tentador debido a los recursos materiales que se suelen tener a disposición; entonces con una mirada inquisitiva y cual potente farol que alumbra por doquier, debéis cuidar la instancia o institución  que se ha puesto bajo vuestra responsabilidad para que esté a salvo de la tentación de la corrupción. Recordad que la corrupción es como una termita.

Existen aparatos que supervisan la actuación de los tres poderes del Estado. Cerradle definitivamente la puerta a la corrupción, al favoritismo,  al soborno y al derroche, para que no sea necesario que estos aparatos encargados de comprobaciones administrativas tengan que entrar a la instancia o institución  que administráis.

5. El respeto a las leyes.

Las leyes son rieles sobre los que se desplaza el gobierno, en cualquier momento que se salga de ellas, el gobierno se descarrila y el país y la gente colapsa.

Desde luego, algunas leyes pueden ser imperfectas, pero no respetarlas suele traer mayor perjuicio que el respetarlas. Entonces, haced esfuerzos para que se obedezcan las leyes en todas las instituciones y aparatos del Estado.

6. La prudencia, la ciencia y el apoyo a las capacidades internas del país.

El gobierno debe explotar la gran capacidad de los profesionales y expertos iraníes en todos los campos, porque la clave para resolver los problemas de la nación consiste en el aprovechamiento adecuado de las capacidades, recursos y posibilidades que se tienen dentro del país. Esto no significa que no se deben aprovechar los recursos externos, sino que el punto principal es que no se debe depender del exterior.

Es una realidad que de los enemigos de la Revolución no se puede esperar amistad ni cordialidad, y que una parte de las relaciones internacionales de todo país está vinculado a su poderío interno, por tanto hay que hacer esfuerzos para seguir el rumbo hacia el desarrollo del poder interno del país.

Los asuntos económicos y el desarrollo científico del país son las dos prioridades que el gobierno tiene en este momento. El Poder ejecutivo debe poner especial atención y empeño a la economía, ya que en los últimos diez años se creó una buena estructura económica. El gobierno debe erradicar las preocupaciones de la gente, haciendo que disminuya la inflación y asegurando las necesidades básicas de la población.

Hay que hacer énfasis en la producción nacional, pues esto es el primer pasao para alcanzar la epopeya económica, sobre la cual se hizo énfasis a comienzos de año.

Asimismo se debe continuar con el movimiento científico acelerado, que se inició hace una década, pues la clave principal para resolver los problemas económicos del país consiste en apoyar a la ciencia.

En el campo económico, el apoyo al desarrollo científico es mucho más beneficioso que vender el crudo.

El Ayatolá Jamenei también señaló las críticas condiciones por las que atraviesa la región, y agregó: «Nosotros no tenemos ningún deseo de intervenir en los asuntos internos de Egipto, pero no podemos cerrar nuestros ojos ante la masacre de egipcios. Nosotros condenamos la masacre de la gente indefensa de Egipto. La República Islámica de Irán condena a los perpetradores de esta masacre, quienesquiera que sean.»

Su Eminencia enfatizó que Egipto debe evitar caer en un conflicto armado interno, porque una guerra con tales características sería una catástrofe para el Mundo Islámico y la región.

El Líder Supremo reiteró la necesidad de que se vuelva a la vía democrática y al rumbo que el pueblo egipcio había tomado gracias a la bendición del 'Despertar Islámico', después de haber tenido un gobierno tirano durante tantos años.

El Ayatolá Jamenei refiriéndose a la situación en Siria, dijo: «La amenaza de una posible intervención estadounidense en Siria es una catástrofe para toda la región. Si los norteamericanos atacan a Siria, seguramente ellos mismos se verán perjudicados, tal como les sucedió en Irak y Afganistán.»

Su Eminencia dijo que la injerencia extranjera en la región, no hará más que azotar el fuego y aumentar el odio de la gente hacia las potencias hegemónicas, y agregó: «Un ataque de Estados Unidos en esta región sería como una chispa dentro de un almacén de pólvora, cuyas dimensiones y resultados son impredecibles.»

Al comienzo de este encuentro el presidente de la República Islámica de Irán, el Dr. Rohaní, expresó sus felicitaciones en ocasión de la 'Semana del Gobierno' y honró la memoria de  los mártires Rayaí y Bahonar.

El mandatario explicó las actuales condiciones del país y la región. Asimismo, se refirió a los miembros del gobierno undécimo como gente que trabajará incesantemente por resolver los problemas del país, y que como hijos de la Revolución y seguidores de la línea del Imam Jomeini y los puntos de vista del Líder Supremo de la RevoluciónIslámica se esforzarán por servir al pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario