15/9/13

Arabia Saudita soborna en EE.UU. para atacar a Siria

Ex NSA: "Arabia Saudita soborna en USA para atacar a Siria"


La versión parte del periodista de investigación estadounidense Wayne Madsen, exfuncionario de la Agencia de Seguridad Nacional de USA (NSA), citado en un artículo del Dr. James H. Fetzer, profesor emérito de la Universidad de Minnesota Duluth, publicado en la página Web de Press TV: "Madsen ha descubierto a partir de múltiples fuentes de inteligencia en Washington, Londres, Beirut y París que el jefe de Inteligencia saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, ha sobornado a miembros clave del Senado y la Cámara de Representantes de EE.UU., así como los ministros del Gobierno francés..."

(Urgente24) - El jefe del servicio de Inteligencia de Arabia Saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, ha sobornado a los legisladores de Estados Unidos y Francia a fin de conseguir su apoyo para un posible ataque militar contra Siria.

Así lo ha revelado el periodista de investigación estadounidense Wayne Madsen, exfuncionario de la Agencia de Seguridad Nacional de USA (NSA), citado en un artículo del Dr. James H. Fetzer, profesor emérito de la Universidad de Minnesota Duluth, publicado en la página Web de Press TV.

"Wayne Madsen ha descubierto a partir de múltiples fuentes de inteligencia en Washington, Londres, Beirut y París que el jefe de Inteligencia saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, ha sobornado a miembros clave del Senado y la Cámara de Representantes de EE.UU., así como los ministros del Gobierno francés (...) para apoyar un ataque militar estadounidense-francés no sólo contra Siria, sino también contra las posiciones de Hezbolá en El Líbano", ha escrito Fetzer.

De acuerdo con las fuentes a las que ha tenido acceso Madsen, los senadores norteamericanos Harry Reid, John McCain, Lindsey Graham, Barbara Boxer y Robert Menéndez, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se encuentran entre los legisladores que han recibido sobornos saudíes.

El pasado domingo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó que Arabia Saudí acompañaría a Washington en su eventual intervención militar en Siria.

Días antes, Kerry había anunciado que algunos países árabes se han ofrecido a pagar la totalidad de los costes de una ofensiva militar por parte de USA contra el Gobierno de Damasco.

Siria desde hace unos 30 meses se encuentra sumergida en una crisis patrocinada por EE.UU. y sus aliados occidentales y regionales como Turquía, Catar y Arabia Saudí, que financian a los grupos armados que luchan para derrocar al Gobierno del presidente constitucional del país árabe, Bashar Al-Asad.

Reunión Kerry-Lavrov

Serguéi Lavrov, John Kerry y el enviado especial de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi, quienes discuten hoy en Ginebra el plan de entrega de arsenales químicos sirios bajo control internacional, volverán a tratar el tema a finales de mes.

Según han comunicado en una rueda de prensa conjunta, la nueva reunión se celebrará el 28 de septiembre durante la sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha precisado que durante el encuentro de este jueves no se ha podido negociar la posibilidad de la nueva conferencia de paz, Ginebra II, y comentó que espera abordar el tema durante la próxima reunión en Nueva York. Lavrov ha detallado que participará también el enviado especial de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi, así como la parte siria.

Ha puntualizado que en esta ocasión se podrá tratar más detalladamente también el traspase de armas químicas bajo control internacional. Según Lavrov, las partes interesadas aprovecharán los próximos 15 días para que los expertos, junto con especialistas en armas químicas de la ONU, puedan trabajar en detalles prácticos del plan.

Mientras tanto, ambos diplomáticos han confirmado que han tenido una conversación fructífera y que tanto Moscú como Washington están interesados en la pacificación del conflicto sirio. Según ha destacado Lavrov, el presidente Vladímir Putin seguirá apostando por una salida pacífica del conflicto en Siria. El secretario de Estado de USA, John Kerry, por su parte, ha puntualizado que Barack Obama está "profundamente comprometido" con encontrar una solución diplomática.

Brahimi, a su vez, detalló que empezar el proceso de entrega de arsenales químicos es muy importante y jugará un papel clave para poder convocar Ginebra II.

Bandar bin Sultan: Haré que las madres chiíes estén de luto

El jefe del Servicio de Inteligencia de Arabia Saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, quien no esperaba que la Diplomacia rusa lograra suspender el ataque de EE.UU. contra Siria, se ha vuelto loco y ha lanzado declaraciones vengativas contra los chiíes, ha informado este domingo el sitio libanés Al-Khabar Press.

Según la fuente, al titular árabe no le ha sentado bien que el Gobierno de Washington llegara a un acuerdo con Moscú, a la hora de descartar las opciones militares en el caso sirio, y optara por una oferta rusa que propone al Ejecutivo de Damasco poner sus armas químicas bajo el control de la comunidad internacional.

A juicio de Sultan, la Diplomacia de Irán y el temor al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano, Hezbolá, han llevado al Estado norteamericano a suspender una intervención militar en Siria, que pretendía castigar al Gobierno de Bashar al-Asad so pretexto de haber autorizado el uso de armas químicas en un presunto ataque en los suburbios de la capital, el pasado mes de agosto.

Con fecha anterior, Bandar bin Sultan había mantenido una reunión con el presidente ruso Vladímir Putin en Moscú, donde había afirmado que el caso sirio no tiene solución política.

El príncipe árabe, frustrado por el descarte de una opción militar contra Siria, ha prometido en un evento privado que tomará venganza contra Irán, Siria y Hezbolá.

En este sentido, ha lanzado amenazas de que se vengará de los musulmanes chiíes en El Líbano, y hará que sus madres estén de luto.

Después de tres días de conversaciones en Ginebra, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, lograron el sábado un acuerdo respecto a las armas químicas de Siria.

Según el mismo, Damasco tiene una semana para proporcionar a los inspectores internacionales información detallada sobre sus arsenales de armas químicas.

Dicho acuerdo consta de seis puntos que, entre otras demandas, exige a Damasco el acceso de los inspectores de la ONU a su arsenal químico, con el objetivo de destruirlo para mediados de 2014.

Según algunos analistas políticos, Washington se ha retirado de su iniciativa de realizar una intervención militar en Siria, debido a la oposición de la opinión pública a sus fracasadas políticas bélicas en la región.

msh/ybm/hnb

No hay comentarios:

Publicar un comentario