14/9/13

Al Qaida se expande en Siria

Al Qaida se expande y neutraliza a otros grupos militantes en Siria

Yusuf Fernandez -Al manar

Grupos vinculados a Al Qaida en Siria, en especial el Ejército Islámico de Iraq y Siria (EIIS) y el Frente al Nusra, han lanzado una ofensiva contra otros grupos militantes y este hecho podría acelerar el creciente dominio que ejercen los primeros sobre el conjunto de la oposición armada siria.

El EIIS ha recientemente acusado a las brigadas de Faruq y Nasr de atacar a sus fuerzas y sugirió que ellos pueden haber colaborado con el gobierno sirio, señaló la agencia Reuters.

El EIIS, que se halla en el distrito oriental de Alepo, ha anunciado el lanzamiento de la ofensiva militar “Limpiar el mal” contra esas brigadas, dijo el grupo en una declaración colocada el jueves en Internet.

“Nosotros atacaremos a los colaboradores del régimen, los shabbiha (las milicias pro-Assad), y aquellos que han atacado al EIIS, especialmente las brigadas Faruq y Nasr, Su cobarde incitación e implicación en actividades contra nuestra organización han sido probadas”, dijo la declaración, que añade que los dos grupos rebeldes colaboraron con el Ejército sirio en un ataque que mató a dos líderes del EIIS.

Los grupos vinculados a Al Qaida, incluyendo el EIIS y el Frente al Nusra, han librado batallas mortales con otros grupos militantes que operan en Siria en diversas ocasiones desde el inicio del conflicto en Siria hace dos años.

Por su parte, el Ejército Sirio Libre ha acusado al EIIS de asesinar a uno de sus comandantes, Abu Obeida Al-Binshi, jefe de la Brigada de los Libres del Shams, y de intentar hacer lo mismo con el líder de la Brigada Ahfad al-Rasul. Una fuente del ESL acusó al EIIS de “Matar a todos los disidentes sin excepción en el área de Guta y el campo oeste de Damasco”.

Naturalmente, estos combates están debilitando aún más a los grupos armados opositores sirios, que se han venido caracterizando por sus profundas diferencias ideológicas y de estrategia. Eyal Zisser, profesor de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Tel Aviv, manifestó, en este sentido, a The Times of Israel que “los rebeldes están perdiendo porque carecen de una estructura unificada y de objetivos o demandas comunes. No tienen un mando centralizado ni un liderazgo político común”.

Al Qaida en expansión

Según el Centro de Política Bipartidaria, un think tank estadounidense, las milicias de Al Qaida dominan una parte del territorio sirio y están destruyendo o sometiendo a otros grupos rebeldes y asumiendo un papel dominante dentro del conjunto de la rebelión siria, lo cual contradice las afirmaciones del secretario de Estado John Kerry, sobre el “papel reducido” que juega la organización terrorista en el conflicto.

Por su parte, el periódico The Times of Israel señala también que el equilibrio de fuerzas dentro de los rebeldes está rápidamente cambiando en favor de los grupos vinculados a Al Qaida, la mayoría de los cuales no son ni siquiera sirios. El periódico afirma que la mayor parte de las unidades de combate asociadas al Ejército Sirio Libre se han asociado en los últimos meses con el Frente al Nusra o el EIIS.

En este sentido, Zisser afirma que, debido al proceso de radicalización que sufre la oposición armada, “incluso los sirios que habían apoyado a los rebeldes en un primer momento han llegado a la conclusión que es mejor respaldar al gobierno de Bashar al Assad.”

Los últimos meses han sido testigo de numerosos levantamientos populares en contra de estos grupos. Así por ejemplo, en la ciudad de Raqqa, en el este de Siria, que se halla en poder de los rebeldes, la mayoría de la población ha huido y los residentes que quedan han llevado a cabo protestas contra la brutalidad de que son objeto por parte de los grupos extremistas. En Alepo, otra manifestación contra un bloqueo de partes de la ciudad impuesto por los grupos pro-Al Qaida fue recientemente disuelta por éstos por medio de disparos.

Con el fin de intentar contrarrestar esta creciente impopularidad, que les afecta negativamente en el campo de batalla, el Frente al Nusra y el EIIS “intentan desarrollar una estrategia similar a la de Mao Tse Tung, atrayéndose a la población sunní mediante la prestación de servicios, un enfoque que resulta básico para cualquier insurgencia exitosa”, se señala en un documento del Centro de Política Bipartidista titulado “Terrorismo yihadista: evaluación de una amenaza”.

Los grupos pro-Al Qaida se ven reforzados además por la continua llegada de combatientes extranjeros. Según Aaron Zelin, un investigador del Washington Institute, existen en la actualidad combatientes de más de 60 países luchando en Siria, un millar de los cuales proceden de Europa. “Éste es un fenómeno que, por su amplitud, nunca se había visto antes”, señaló.

El informe del Centro de Política Bipartidista señala también que la guerra de Siria podría hacer reforzar a Al Qaida en todo el Oriente Medio y el Norte de África, donde varios países sufren una grave desestabilización. En este sentido, los combatientes de países árabes que luchan en Siria podrían extender, tras su retorno a los mismos, la ideología y métodos de los grupos que actúan en Siria.

El informe también advierte que cualquier esfuerzo estadounidense para armar a los grupos opositores rebeldes ayudará al Frente al Nusra, el EIIS y las otras milicias de Al Qaida en Siria. Un escenario posible a este respecto es que estos grupos se apoderen de las armas pesadas sofisticadas entregadas a los aliados de los estadounidenses, ya sea comprándoselas a éstos o simplemente apoderándose de ellas.

Otro posible escenario es que los grupos pro Al Qaida se infiltren en el ESL y establezcan una presencia en EEUU, lo que podría facilitar sus ataques contra una ciudad estadounidense. Asimismo, el informe advierte que los norteamericanos que luchan en los grupos extremistas en Siria podrían llevar a cabo actos terroristas cuando regresen a su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario