27/8/13

¿Gran Bretaña se suma a EE.UU.?

Compartimos esta nota...


Gran Bretaña está planeando unir fuerzas con Estados Unidos y lanzar una acción militar contra Siria, a los pocos días en respuesta al ataque con gas que se cree que fue llevado a cabo por las fuerzas del presidente Bashar al-Assad contra su propio pueblo.

Barcos de la Royal Navy se están preparando para participar en una posible serie de ataques con misiles de crucero, junto a Estados Unidos, mientras los comandantes militares finalizan una lista de objetivos potenciales.

Fuentes gubernamentales dijeron que las conversaciones entre el primer ministro y los líderes internacionales, entre ellos Barack Obama, seguirían, pero que cualquier acción militar que se acuerde podría comenzar la próxima semana.

A medida que los preparativos se aceleraron, William Hague, el secretario de Relaciones Exteriores, advirtió que el mundo no puede mantenerse al margen y permitir que el régimen de Assad use armas químicas contra el pueblo sirio "con impunidad".

Gran Bretaña, los EE.UU. y sus aliados deben mostrarle a Assad que perpetrar semejante atrocidad "es cruzar una línea y que el mundo va a responder cuando se cruza esa línea", dijo.

Las fuerzas británicas ahora parece probable que elaborarán una intervención en la crisis siria, después de meses de deliberación y de desacuerdo internacional sobre cómo responder a la sangrienta guerra civil de dos años de duración en Siria.

La posibilidad de tal intervención provocará la demanda del Parlamento de convocar una votación.

La escalada se presenta como una respuesta directa a lo que el Gobierno está convencido que fue un ataque con gas perpetrado por las fuerzas sirias en un distrito civil de Damasco el pasado miércoles.

El régimen de Assad ha estado bajo creciente presión para que permita a los inspectores de las Naciones Unidas establecer sobre el terreno quien fue el culpable de la atrocidad. Un organismo internacional dijo que había contado al menos 355 muertos y 3.600 heridos tras el ataque, mientras que los informes sugirieron que la verdadera cifra de muertos podría ser de hasta 1.300.

Los medios de comunicación estatales sirios acusaron a las ​​fuerzas rebeldes de utilizar agentes químicos, diciendo que algunos soldados del gobierno se habían ahogado como resultado durante los combates.

Después de días de retraso, el gobierno sirio finalmente se ofreció ayer a permitir que un equipo de inspectores de la ONU accediera a la zona. Sin embargo, el señor Hague sugiere que esta oferta de acceso cuatro días después del ataque había llegado demasiado tarde.

"No podemos en el siglo 21 permitir la idea de que las armas químicas se pueden utilizar con impunidad, que las personas puedan morir de esta manera y que no haya consecuencias para los autores", dijo.

El secretario de Relaciones Exteriores dijo que todas las pruebas "apuntan en una dirección", a la utilización de agentes químicos ilegales por parte de las fuerzas del régimen de Assad.

Una fuente del Gobierno añadió que, incluso si los inspectores de la ONU visitaran el lugar del ataque, "necesitaríamos pruebas convincentes por parte del equipo de la ONU de que no fue un ataque del régimen, porque creemos que todo apunta a que sí lo fue".

Las autoridades dijeron que el régimen de Assad ha seguido bombardeando la zona en los días desde el ataque, por lo que es probable que cualquier prueba que pudiera establecer quién fue el responsable habrá sido destruida.

Cameron interrumpió sus vacaciones en Cornwall para conversar con el presidente de EEUU, Barack Obama, François Hollande, el presidente francés, y Angela Merkel, la canciller alemana. Después de las discusiones a través de una línea telefónica segura durante el fin de semana, todos los líderes coincidieron en la necesidad de una "respuesta seria". Fuentes gubernamentales confirmaron que la acción militar fue una de las opciones "sobre la mesa", pero dijo que no se habían tomado decisiones.

El Primer Ministro, sin embargo, cree que se ha perdido toda esperanza de obtener una respuesta significativa por parte de la ONU, en medio de la oposición de Rusia.

Los Laboristas han dicho que el Parlamento debe convocar una votación si el Sr. Cameron está considerando una respuesta militar, pero las fuentes de Downing Street han dicho que esto puede no ser necesario ya que el Primer Ministro se reserva el derecho de actuar con urgencia si es necesario.

Cameron se enfrentará a la crítica de muchos diputados por la posible participación militar británica, ya que creen que las Fuerzas Armadas ya están sobrecargadas y no deben estar comprometidas con otro conflicto lejano.

Cualquier ataque de represalia sería probable que se lanzará desde el mar ya que la fuerza aérea siria se considera que es lo suficientemente fuerte como para derribar aviones enemigos.

Un submarino de la Royal Navy de propulsión nuclear se dice que está en la región, mientras que un número de buques de guerra recientemente dejaron Gran Bretaña para realizar ejercicios en el Mediterráneo.

Los comandantes también pueden tener que hacer uso de la base de la RAF en Akrotiri, Chipre para el apoyo aéreo.

Si se aprueba la acción militar, la primera oleada de misiles podría comenzar dentro de una semana.

Fuentes militares sugirieron que las primeras horas de la campaña de 2011 contra el coronel Muammar Gaddafi podrían constituir un modelo para cualquier operación. La campaña de Libia comenzó con un bombardeo de misiles de crucero Tomahawk desde buques de guerra de EE.UU. y desde un submarino clase Trafalgar británico.

La Royal Navy se negó a comentar sobre las posiciones actuales de sus submarinos, pero que pasan regularmente a través de la zona en su camino hacia el Canal de Suez.

La Sexta Flota de los Estados Unidos cuenta actualmente con cuatro destructores de misiles guiados en la zona, cada uno de los cuales podría incorporarse al ataque.

La Royal Navy también tiene su grupo de respuesta rápida en el Mediterráneo. El grupo incluye a dos fragatas y el porta-helicópteros HMS Illustrious, que abandonó hace unos días el peñón de Gibraltar.

Fuentes de la Armada dijeron que no había planes para cambiar los ejercicios, pero el grupo siempre cuenta con una "contingencia estratégica" si es necesario.

Fuente: Telegraph-Lprg

No hay comentarios:

Publicar un comentario