6/7/13

La Caída de Mursi Daña las Esperanzas de Hamas

El derrocamiento del presidente egipcio, Mohammed Mursi, por el Ejército egipcio, bajo la presión popular, ha roto los sueños del grupo palestino Hamas, en el poder en Gaza, que le llevaron a confiar en las revoluciones árabes, según los expertos.


Al manar

Alentado por la subida al poder de los Hermanos Musulmanes en Egipto y los grupos insurgentes en Siria, Hamas intenta ahora poner buena cara frente al reflujo de aquellos. El jefe de su gobierno en Gaza, Ismail Haniyeh, pidió el viernes no ceder “a la tristeza” por la pérdida de esperanza en las revoluciones árabes.

“Nosotros anticipamos que saldrá algo bueno de esta primavera, de estas revoluciones árabes y de este renacimiento,” aseguró.

Sin embargo, los expertos señalan que Hamas, un movimiento nacido de los Hermanos Musulmanes, ha perdido a un aliado de peso con la destitución de Mohammed Mursi.

“Lo que ha sucedido en Egipto supone un golpe de estado contra los Hermanos Musulmanes,” señala el politólogo palestino Hani Habib.

“La situación de seguridad en el Sinaí servirá de justificación para ejercer presión sobre Hamas,” explicó. La seguridad egipcia podría tomar medidas expeditivas contra Hamas como restricciones a los desplazamientos de sus dirigentes.

El viernes, las autoridades egipcias cerraron el punto de paso de Rafah, el único acceso a la Franja de Gaza que no está controlado por el Ejército israelí, alegando los ataques llevados a cabo en la Península del Sinaí.

Por su parte, Mujaimer Abu Saada, profesor de Ciencias Políticas, en la Universidad Al Azhar de Gaza, dijo: “Lo que ocurre en Egipto es una pesadilla para Hamas, que no lo esperaba. Durante el pasado año, Hamas tejió una relación con Mursi y los Hermanos Musulmanes”. Él recordó, en este sentido, los numerosos encuentros al más alto nivel y “la cooperación oficial entre ambos gobiernos”.

“El nuevo gobierno egipcio no tendrá buenas relaciones con Hamas, que no podrá contar con la misma presión popular que antes” en favor de Gaza. También se refirió a una feroz campaña de algunos medios egipcios, que acusan a Hamas de injerencia en los asuntos del país, antes y después de la revolución.

Por el contrario, las últimas peripecias de las revoluciones árabes parecen indicar lo acertado de la política de neutralidad del presidente palestino, Mahmud Abbas.

“En Egipto, algunos se han beneficiado de la división entre Fatah y Hamas para alentar el odio entre los pueblos egipcio y palestino. Sea cual sea la credibilidad de las acusaciones contra Hamas, es injusto generalizarlas al conjunto de los palestinos,” afirmó el viernes en un editorial el periódico palestino Al Quds.

“Nosotros no tomaremos parte en ninguna lucha o conflicto interno que se desarrolle acá o en otra parte,” declaró el miércoles en Beirut el presidente palestino, Mahmud Abbas.

Los expertos estiman, sin embargo, que Hamas logrará encontrar un modus vivendi con el nuevo poder en Egipto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario