21/7/13

Coordenadas para la Unidad Islámica

Por Kamel Gomez



Siguiendo con nuestras reflexiones del mes de Ramadán (i), nos interesa ahora hacer una hoja de ruta común. Intentaremos establecer algunas pautas de trabajo, destacando un acuerdo entre pensamiento y acción  que consideramos importante.

Sin más, vayamos presentando los elementos indispensables para un trabajo de difusión del Islam por un lado, además de nuestro conocimiento mutuo entre las diferentes escuelas islámicas por otro.

A) El Corán

Es innegable la importancia del Sagrado Corán entre los musulmanes. En este punto, a priori, debemos descartar cualquier duda que se intenta instalar sobre la autenticidad del mismo, divulgando que hay "musulmanes" que tienen otro "corán". Nada más alejado de la verdad. Los musulmanes, todos sin excepción, reconocemos el mismo Corán, y es una enorme mentira que algunos "musulmanes" bien financiados quieran decir que haya una "escuela" (pensando en los shiítas) que tiene "otro" Corán. Grave ofensa. Terrible difamación.

Luego, no podemos descuidar su correcta interpretación. No hay tiempo aquí para desarrollar este tema, por cierto bien tratado en otros libros. Sí queremos fomentar su estudio y reflexión. No alcanza con la mera repetición y memorización. Y por supuesto, para escaparnos de las interpretaciones que hacen los ignorantes, debemos tomar la precaución de tener una lectura integral del texto, alejada de meras opiniones personales, y reconociendo el trabajo de los grandes sabios del Islam. No se trata de interpretar según nuestros deseos.

 También llamamos la atención a muchos hermanos que se "tildan" con los aspectos externos de las ciencias coránicas, por no mencionar de los que abusan de la práctica de la "istijara".

Por último, ponemos en alerta a nuestros hermanos sobre los musulmanes que, además de descuidar el tafsir (la interpretación literal), rechazan el ta'wil (la lectura esotérica/mística). Nada más grave que reducir los mensajes de las aleyas. Por supuesto, también es necesario no hacer lo contrario, esto es, quedarse con los sentidos internos desatendiendo el sentido evidente. Los significados y sus niveles, siempre se complementan, nunca se contradicen.

B) La Sunna del Mensajero de Dios Muhammad (saw)

Y empieza el debate. Porque ahora sí los musulmanes tenemos diferentes libros, con recopilaciones diferentes. Lo que es "Al Bujari" para los sunnitas es "Al Kafi" para los shiítas.

Entonces, partimos reconociendo diferentes fuentes. Sin embargo, quien lea integralmente los libros de ahadiz encontrará muchísimas coincidencias. Quizás en el sunnismo se haga más hincapié en los sahabas, y sin duda, el shiísmo es el Islam de Ahlul Bait (as).

Algunas cuestiones básicas no se deben escapar. La definición de los integrantes de Ahlul Bait (as) está clara en ambas fuentes del hadiz. En cambio, definir a los sahabas es más complicado, siempre siguiendo a las fuentes sunníes. Estos interesantes temas merecen nuestra reflexión con grupos de estudio, siempre de buena fe, con ánimo de aprender y conocer bien cómo se fue confeccionando la segunda fuente del Islam.

Pero queremos decir algo más. Primero, distinguir entre la Sunna y el sunnismo. Aunque algunos "lo vendan" como lo mismo, presentándose como la "ortodoxia" del Islam, la diferencia es clara. Así como todos los musulmanes tenemos el mismo Corán (más allá de las diferentes interpretaciones), así también todos los musulmanes somos seguidores de la Sunna del Mensajero de Dios Muhammad (saw). Algunos por "piolas", otros por ignorancia, confunden las cosas.

Otro punto interesante. En general, en el shiísmo, la Sunna del último Profeta (saw) viene acompañada de las enseñanzas de los Imames (as). Para cualquier shiíta es fácil de entender, pues la sabiduría de los 12 sucesores es reflejo del sol Muhammadí. Los sunníes, en cambio, priorizan más las enseñanzas desde los "compañeros". Esto es conocido por todos los musulmanes de buena voluntad. Por eso es fácil explicar a un sunnita cuando reclama "más lugar" al Mensajero de Dios (saw). Y digamos más, no es que el shií "oculte" a Muhammad (saw), es que el sunnita no reconoce el rol y la importancia debida a Ahlul Bait (as).

También el shií considera muchas veces sobredimensionada la importancia de algunos sabahas, pero de ahí a insultarlos, como han hecho una insignificante minoría amplificada para estigmatizar a toda la shía, hay una distancia enorme; y sin duda, es absolutamente repudiable.

Además, hay una actitud diferente entre los musulmanes sunníes y shiís en relación al hadiz en cuanto a su valoración como auténtico o "sahih". Nos referimos a la actitud del sunní que insiste en aceptar a sus seis "sahih" sin ninguna duda. Algo que no ocurre en el ámbito shií. Llamativamente, algunos u'lama wabahíes han negado esto, pero para atacar a los ahadiz que hacen mención en Ahlul Bait (as), en especial cuando se mencionan las grandes cualidades del Imam Alí (as).

Quizás sea bueno recordar que lo único que no ha sido modificado es el Corán.

C) Las escuelas de Jurisprudencia

Sabemos que los musulmanes sunníes siguen cuatro escuelas. En cambio, los shiís siguen una, con ligeras diferencias entre sus maryas. Nosotros conocemos muchos ejemplos de musulmanes sunníes que se confunden constantemente de escuela. Y que incluso siguen a una escuela para una cuestión, y a otra escuela para otros temas. Si a eso se le suma la locura de encontrar bida'a y shirk por todos lados, el panorama muchas veces en desalentador.

En el caso del shiísmo, hay algunas enseñanzas que resultan complejas de entender para el sunní. Desde la mut'ah hasta el jums, pasando por nuestra forma de hacer al adhan y el udu , el musulmán sunní puede percibir en esos pequeños detalles, grandes diferencias. Error común de muchos hermanos, y propaganda cruel de otros "hermanos".

Algo más. Hay hermanos insisten en hablar de la Sunna del Mensajero de una manera especial. Y cuando la mencionan, reducen el corpus de ahadiz a meras cuestiones de índole personal. Obviamente, nadie dice que estas cuestiones no sean importantes. Pero, sin duda, no son lo más importante. Entonces, la Sunna de nuestro profeta Muhammad (saw) queda reducida a comer con la mano derecha, a dejarse bien larga la barba, a entrar al baño con el pie derecho, a cortarse las uñas los días viernes... y otras cuestiones que amputan la visión integral del Islam.

Magnificar lo insignificante, repetir de memoria sin comprender, obsesionarse con lo halal y lo haram, ver shirk por todos lados, hacerse un doctorado en "innovación", etc., son serios peligros que corrompen el intelecto y el corazón de nuestros hermanos.

En fin, en el conocimiento de nuestras prácticas de adoración y de la jurisprudencia para nuestra umma, encontramos el mejor camino para enfocarnos en la cantidad y en la calidad de cuestiones en común. Que algunos árboles no tapen el hermoso bosque de unidad en la acción. O mejor, una cosa es la Tradición, y otra, las tradiciones.


Nota:
(i)
-Primera Reflexión de Ramadán 2013
-Segunda Reflexión de Ramadán 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario