3/6/13

El Islam revoluciona la posición de las mujeres

Por Alí Shariati

La palabra coránica "kawthar"
Muhammad hereda todo el honor de la familia, heredero de una nueva clase de riqueza que no está basada en la sangre, ni en la tierra, ni en el dinero, sino en el fenómeno de la Revelación. Nacido de la conciencia, el yihad, la revolución, el pensamiento y la humanidad, es un hermoso tejido. De los valores, él recibe el más alto espíritu. Muhammad está unido a la historia de la humanidad, no a la de Abdul Muttalib, Abdul Manaf, los Quraish ni los árabes. Es el heredero de Ibrahim, Noé, Moisés y Jesús, y Fatima es su única heredera.
«Te hemos dado. el «kawthar».
Ora, pues, a tu Señor y ofrece sacrificios.
Sí, es quien te odia el privado de posteridad» (108:1-3)
Él, tu enemigo con diez hijos es privado de posteridad. El es inútil, impedido sin la más alta forma de herederos. "Te hemos dado el kawthar": Fatima. Es así como aparece la revolución en las pro- fundidades de la consciencia del tiempo.
Ahora, una hija se convierte en la propietaria de los valores del padre, el heredero de todos los honores de su familia. Es la continuación de la cadena de los grandes antepasados, la continuación que empieza con Adán y pasa a través de todos los líderes de la libertad y la consciencia de la humanidad. Llega a Ibrahim y une a- Moisés y a Jesús. Y llega a Muhammad. El último eslabón en la cadena de la Justicia Divina, la cadena recta de la verdad, es Fatima, la última hija de una familia que esperaba un hijo. Muhammad supo lo que las manos del destino le tenían preparado. Y Fatima, también supo quién era. ¡Sí! Esta escuela de pensamiento creó una tal revolución. Una mujer, en este Din, es así de libre. ¿No es este el Din de Ibrahim y ellos sus herederos?
El honor otorgado a una esclava
Nadie tiene el derecho a ser enterrado en una mezquita. La más grande mezquita del mundo es la Masyid al-Haram en Mecca. La Ka'aba. Esta Casa pertenece a Allah. Está dedicada a Allah. Es la dirección hacia la que se orientan todas las oraciones rituales. Él Ordena la Casa y Ibrahim (P) la construye. Esta es una Casa que el Profeta del Islam(PBd) tiene el mandato de liberar. El libera esta "Casa de la Libertad", la circunvala y se postrerna hacia ella. Todos los grandes Profetas de la historia son servidores de esta Casa. Pero ningún Profeta tiene el derecho de ser enterrado aquí. Ibrahim (P) la construye pero no está enterrado allí y Muhammad (PBd) la libera pero no está enterrado allí. En toda la historia de la humanidad, sólo hay una y una persona sólo a la que se le ha dado este privilegio. Allah ha honrado a una persona con este honor de ser enterrada en su Casa particular, de ser enterrada en la Ka'aba. ¿Quién?
Una mujer. Una esclava. Hayar (segunda mujer de Ibrahim y madre de Ismail -P-). Allah ordena a Ibrahim (P) que construya la más grande Casa de adoración de la humanidad y, junto con ello, la tumba de su mujer. La humanidad debe por siempre reunirse alrededor de la tumba de Hayar y circunvalar allí.
El Dios de Ibrahim elige a una mujer entre esta gran sociedad humana como su soldado desconocido, una madre, y una esclava. En otras palabras, Allah elige a una criatura que, en todos los sistemas de la humanidad, carece de nobleza y honor.
El honor otorgado a la hija del Profeta
Sí, tal, revolución tuvo lugar en esta escuela de pensamiento. En esteDin, "una mujer es liberada de esta manera. Así es como el Islam aprecia la posición de la mujer. Y una vez más el Dios de Ibrahim (P) ha elegido a Fatima (P). Fatima (P), una muchacha, sustituye a un hijo como heredera de la gloria de su familia, manteniendo los honorables valores de sus antepasados y continuando el árbol familiar y la credibilidad.
En una sociedad que siente el nacimiento de una hija como una desgracia que sólo enterrándola viva puede purificar, que el mejor yerno que un padre pueda esperar para ella se llama "la tumba".Muhammad (PBd) sabe lo que el destino le ha hecho y Fatima (P) sabe quién es ella.
Por esto la historia mira con asombro la forma en que Muhammad se comportó con su joven hija, Fatima, la forma en la que le habló y la forma en que la elogió.
Veremos que la casa de Fatima (P) está junto a la casa deMuhammad (PBd). Fatima y su marido 'Ali (P), son las únicas personas que viven junto a la Mezquita del Profeta (PBd). Son de la misma casa que él (PBd) y hay sólo un patio de dos metros separando las dos casas. Dos ventanas, una enfrente de otra, abren la casa deMuhammad (PBd) a la casa de Fatima (P). Cada mañana el Pro- feta (PBd) abre su ventana y saluda a su joven hija (P).
Veremos que siempre que el Profeta (PBd) va de viaje, llama a la puerta de la casa de Fatima (P) y le dice adiós. Fatima es la última persona que lo despide. Siempre que regresa de un viaje, a Fatima (P) es a la primera persona que ve. Llama a la puerta de su casa y pregunta cómo está.
En algunos documentos históricos, se ha registrado que el Profeta besaba la cara y las manos de Fatima. Esta clase de conducta es más que la relación de un padre amable con su hija. Un padre besa las manos de su hija, y es ¡su hija más joven! Tal conducta en ese ambiente lleva un soplo revolucionario a las familias y a las inhumanas relaciones de ese ambiente. "El Profeta del Islam besa las manos deFatima". Tal, elación abre los ojos de gente importante, políticos y la mayoría de musulmanes reunidos alrededor del Profeta, con asombro, hacia la grandeza de Fatima (P).
Esta suerte de conducta por parte del Profeta del Islam le enseña a la humanidad a liberarse de los hábitos y fantasías de la historia y las tradiciones. Enseña al hombre a bajarse del trono faraónico, apartar su orgullo y su brutal opresión e inclinar la cabeza cuando confronta una mujer. Ello enseña a una mujer a dirigirse a la belleza y la gloria de la humanidad y apartar los nuevos y viejos sentimientos de inferioridad, humillación y bajeza.
Por esto las palabras del Profeta no sólo muestran la amabilidad de un padre sino que también subraya las responsabilidad de ella y sus estrictos deberes. El muestra su aprecio por ella y habla de ella en los siguientes términos:
"Las mejores mujeres del mundo han sido cuatro: María, Assiyah (la mujer del Faraón que recogió a Moisés), Jadiya y Fatima".
"Allah está contento si ella está contenta y se enfada si ella está enfadada".
"El agrado de Fatima es mi agrado, su cólera, mi cólera.
Quien ama a mi hija Fatima a mí me ama. Quien contente a mi hija Fatima a mí me contenta. Quien hace infeliz a Fatima a mí me hace infeliz".
"Fatima es como una parte de mi cuerpo. Quien la hiere, me hiere, y quien me hiere, hiere a Allah".
¿Por qué toda esta repetición? ¿Por qué insiste el Profeta en elogiar a su hija? ¿Por qué insiste en elogiarla delante de otra gente? ¿Por qué quiere que todo el mundo conozca sus especiales sentimientos hacia ella? Y, finalmente, ¿por qué da tanto énfasis al agrado y a la cólera deFatima? ¿Por qué repite frecuentemente la palabra "herida" en relación a Fatima?
La respuesta a esto es muy sensible e importante. Está claro.
La historia la ha contestado por completo. El secreto de estas sorprendentes acciones se desvelará en el futuro cercano, unos cuantos meses después de la muerte de su padre.
La madre de su padre
La historia siempre habla de los "grandes", solamente a ellos les presta atención. A los niños siempre se les olvida. Fatima es la niña más pequeña de la familia. Su niñez transcurre tormentosamente. Se debate su fecha de nacimiento. Tabarih, Ibn Ishaq y Sireh ibn Hashim hablan de cinco años antes de la misión del Profeta (PBd). Morravej al-ahib Masoudi dice lo opuesto, cinco años después de la misión del Profeta. Yaqubi se pone en el medio, pero no exactamente, y dice, "después de la Revelación". Así, hay diferencia de opinión entre los que han registrado las Tradiciones. Los sunnis dicen cinco años antes del mandato del Profeta y los shi'as dicen cinco años después de su misión.
Dejamos esta discusión a los eruditos para que ellos puedan ilustrarnos acerca de su fecha exacta de nacimiento. Nosotros estamos interesados en Fatima misma y en la realidad de Fatima. Haya nacido o no antes o después de la misión del Profeta no nos concierne aquí.
Lo que está claro es que Fatima permaneció sola en Mecca.
Sus dos hermanos murieron cuando eran niños y Zainab, su hermana mayor, que actúa como madre con su amada hija, se va a la casa de Abi al-Aas. Fatima acepta amargamente su ausencia. Después es el turno de Ruqayyah y Umm Kulthum. Se casan con los hijos de Abu Lahab, yFatima se queda incluso más sola. Esto si aceptamos su nacimiento antes de la misión del Profeta. Si aceptamos lo segundo, entonces, esencialmente, desde el momento que abrió los ojos, estaba sola. De todos modos, el principio de su vida coincide con el duro mandato del Profeta. Está llena de grandes luchas, dificultades y severidades cuya sombra cae sobre la casa del Profeta,
Mientras su padre lleva el mandato de la consciencia de la humanidad sobre sus hombros y sufre la enemistad de los enemigos del pueblo, su madre cuida a su querido marido. Con las experiencias iniciales de la niñez, Fatima prueba el sufrimiento, la tristeza y la crudeza de la vida. Como es muy joven, se puede mover libremente. Usa esta libertad para acompañar a su padre. Sabe que su padre no tiene una vida propia para poder tomar la mano de su hija y caminar libre y fácilmente por las calles y en el bazar. Siempre va solo. En la ola de los enemigos de la ciudad y la enemistad, él nada con peligros por todos lados. La pequeña muchacha, que conoce el destino de su padre, nunca lo deja ir solo.
Muchas veces ve a su padre en medio de una multitud de gente. Él les habla suavemente y ellos, en respuesta, lo echan ásperamente. Sus únicas respuestas son reírse de él y mostrarle enemistad. Se siente solo y sin amigos de nuevo. Pero tranquila y paciente mente, reúne otro grupo. Empieza su discurso otra vez. Al final, cansado y sin haber conseguido resultado, como los padres de otros niños que vuelven a casa de su trabajo, él también vuelve a casa buscando un poco de descanso y después vuelve otra vez a su trabajo.
La historia nos recuerda que una vez que entró en la Masyid al-Haram, y le insultaron y golpearon, Fatima, una niña pequeña, se mantiene sola a una corta distancia de la escena. Mira y después vuelve a casa con su padre.
El día que él se prosternó en la mezquita y sus enemigos le tiraron los intestinos de una oveja, de repente, la pequeña Fatima, se acerca a su padre, los coge y los arroja lejos. Después, con sus pequeñas y amorosas manos, limpia la cabeza y la cara de su padre, lo conforta y lo lleva a su casa.
La gente que ve a esta delgada y débil niña, sola, al lado de su padre, ve cómo lo conforta. Lo sostiene a través de sus problemas y sufrimientos. Con su pura conducta de niño, ella simpatiza con él. Es por esto por lo que ella llega a ser llamada umm alabiha, la madre de su padre.
Extracto del libro “Fátima es Fátima”

No hay comentarios:

Publicar un comentario