26/5/13

Piero cantará en Israel

Por Suhail Hani Daher Akel




Un eje de los grandes cantantes de la trova de protesta social de Latinoamérica bañada de dictaduras en la década del ’70, el argentino Piero De Benidictis (68), de origen italo-argentino conocido como Piero, junto con su banda entre el 31 de mayo y el 2 de junio, apenas tres días antes de la conmemoración de la segunda caída de Palestina el 5 de junio de 1967, ofrecerá tres grandes conciertos en el Eijal Hatarbut en Beer Sheva, en el Teatro Givatayim y un concert VIP en el Havana Club de Tel Aviv en Israel, la potencia ocupante.

Al igual que otros cantautores que en aquella década movilizaron con sus baladas a las juventudes en protesta por los gobiernos violadores de los derechos humanos, Piero se sumó a este cambio de la trova que no osciló en cantar y engrosar sus bolsillos como lo hicieron Mercedes Sosa, antes de fallecer; Victor Heredia; León Gieco; Fito Páez; Charly García; Alejandro Lerner y Diego Torres, además de Serrat y Sabina, entre otros. Ignorando el padecimiento del pueblo palestino bajo la ocupación y el sistema teocrático militarista de Israel, todos ellos aterrizaron en esa tierra ocupada en 1948 con total desprecio hacia la protesta palestina por la ocupación, la limpieza étnica, los asentamientos y el muro de apartheid que diariamente desgarra la sociedad palestina desde hace 65 años.

El trovador Piero conoce el dolor del exilio. Él debió exiliarse en 1976 por la persecución de la dictadura militar argentina incómodos con sus canciones que motivaban a la protesta social contra un régimen violador de los derechos humanos. Vivió entre España e Italia y regresó a la Argentina cuando comenzaba a perfilarse la democracia en 1981. Su exilio, fue un canto a la resistencia en una conmovedora canción “Y mi gente donde va”, oportunamente prohibida su reproducción.

Consultado por el medio online ‘Israel en línea’ el pasado 18 de mayo “sobre su exilio y los 2000 años del exilio judío”, Piero, envuelto en el error de la semántica, aligeró “El exilio es una palabra muy dura, muy fuerte. No se comprende. No sé si los mismos judíos pueden comprender 2.000 años sin tierra ni gobierno ni ejército que los proteja…”. Para el trovador en su manual de intelectual orgánico, el exilio palestino está escrito con tinta deleble. Un exilio que la autoridad ocupante ignora y no le permite el retorno.

Fue un sincero compromiso con la resistencia popular a través de sus cuerdas pulsadas y sus poemas o solo un mito urbano. El cambio es injustificable y un apoyo al régimen ocupante. Ciego de la realidad y caído como hojas de otoño, seguramente en sus tres presentaciones, Piero, incorporará su canción ‘Para el pueblo lo que es del pueblo’, el que será ovacionado. Atónito. El pueblo de la resistencia…el pueblo palestino, quebrará su garganta que estallará en el apartheid israelí, parafraseando su letra “para el pueblo lo que es del pueblo…Porque el pueblo se lo ganó…Para el pueblo lo que es del pueblo. Para el pueblo liberación…”.



 www.jerusalem-palestina.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario