18/4/13

La Gira Africana de Ahmadineyad


Por Diana Rojas

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, regresó hoy a Teherán tras completar un recorrido de tres días que lo llevó a un igual número de países africanos: Benin, Níger y Ghana.


Ahmadineyad sostuvo encuentros con sus homólogos de esos países -Thomas Yayi Boni de Benin, Mahamadou Issoufou de Níger, y John Dramani Mahama de Ghana- como parte de la estrategia diplomática iraní de fortalecer lazos con los países del continente africano.

Durante el viaje, el presidente iraní dijo que “África es rica en recursos naturales e Irán permanecerá al lado de los países africanos hasta que estos pueblos descubran sus potencialidades y avancen en el camino del progreso, en detrimento de las potencias imperialistas”.

El enfoque iraní sobre las relaciones con África está basado está basado en el respeto mutuo y la implementación de estrategias conjuntas de desarrollo. “Irán concede una gran importancia al desarrollo de los países africanos,” dijo recientemente el Líder de la Revolución Islámica, Sayyed Ali Jamenei.

Teherán quiere aprovechar que detenta la actual Presidencia del Movimiento de los No Alineados para fortalecer el nivel de cooperación con los países africanos. La formación de un frente compuesto por los países independientes frente a las prácticas imperialistas y hegemonistas y el incremento de la cooperación política y económica fueron los principales objetivos del viaje, según fuentes iraníes.

En la actualidad, el volumen comercial entre Irán y África, dejando de lado las ventas de petróleo, alcanza la cifra de 1.000 millones de dólares. Dadas las buenas relaciones políticas entre ambas partes, es muy probable que ella crezca pronto. En este sentido, Irán busca fortalecer sus vínculos con los tres países africanos mencionados en el campo de la industria, la minería, el comercio y el turismo.

En Benin, Ahmadineyad fue recibido por su homólogo Thomas Boni Yayi, que afirmó que los estados africanos tienen una visión muy positiva con respecto a Irán y el pueblo iraní. Boni Yayi describió a Irán como una gran potencia regional y alabó a la República Islámica por su papel en el mantenimiento de la paz y estabilidad en el mundo. Él añadió que su país puede jugar un papel efectivo en lo que respecta a ayudar a Irán a expandir sus vínculos con los estados africanos y mostró su disposición a incrementar las relaciones bilaterales.

El presidente iraní también acudió a la ceremonia de inauguración de una planta de 25 megawatios en Benin. El Grupo iraní MAPNA ha sido el encargado de la implementación del proyecto.

En Níger, Ahmadineyad se reunió el martes con el presidente nigerino, Mahamadou Issoufou, que pidió la unidad del mundo musulmán durante un encuentro entre ambos mandatarios, celebrado en la capital Niamey. Los dos presidentes señalaron que la expansión de los vínculos entre Irán y Níger era algo beneficioso para los dos países así como para las naciones regionales y la Ummah islámica.

En Níger, Ahmadineyad reiteró que Irán no necesita uranio para su programa nuclear, anticipándose así a las críticas y temores occidentales de que la República Islámica quiera comprar este producto a Níger, uno de los grandes productores. Ambos presidentes señalaron que las discusiones entre Irán y Benin tratarían esencialmente sobre agricultura, educación y energía.

Recientemente, Níger criticó su relación con Francia, la antigua potencia colonial, calificándola de “muy desequilibrada”. La empresa francesa Areva explota el uranio en Níger desde hace más de 40 años en condiciones muy ventajosas para Francia.

El miércoles, Ahmadineyad se reunió en Ghana, su tercer y último destino, con su homólogo, John Dramani Mahama. El presidente iraní dijo que Ghana, miembro fundador del Movimiento de los No Alineados, ha sido un país pionero en buscar la independencia y la justicia en el mundo. Ahmadineyad hizo un llamamiento en esta etapa de su viaje en favor de un nuevo orden internacional más justo y destacó las oportunidades de cooperación entre los dos países. “La cooperación entre Irán y Ghana favorece a ambas naciones y a la paz y seguridad global. La República Islámica de Irán ve el progreso de Ghana como su propio progreso”.

Por su parte, Mahama expresó el compromiso de su país con los No Alineados y manifestó el interés de Ghana en ampliar la cooperación con Irán. Él dijo además que los dos países tienen grandes potencialidades para adoptar medidas tendentes a lograr la paz y estabilidad en el mundo, añadiendo que la cooperación entre Teherán y Accra puede servir como modelo de desarrollo de las relaciones de cooperación entre los países del Sur.

Al Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario