8/4/13

AMIA: Ganaron los Fundamentalistas Religiosos


EN LAS ELECCIONES DE LA AMIA, SE IMPUSO EL BLOQUE UNIDO RELIGIOSO POR ESCASO MARGEN

Otro voto por los ortodoxos
El sector más conservador de la comunidad judía se impuso con 6194 votos, frente a la lista Acción Plural, de los sectores progresistas, con 5533 sufragios. Lejos de la disputa quedó la agrupación del rabino Bergman, que dará su apoyo a los ortodoxos.

En una elección muy pareja, la corriente de los religiosos ortodoxos obtuvo el primer lugar en las elecciones de la AMIA con 6194 votos, seguida de la lista Acción Plural Comunitaria –agrupa a los sectores más progresistas de la comunidad, los grandes clubes judíos y las instituciones religiosas reformistas–, que se ubicó segunda, 600 votos por debajo. Los comicios en la institución de referencia de la comunidad judía en la Argentina volvieron a estar muy peleados entre las dos corrientes que disputaban su conducción, enfrentando dos visiones, una conservadora y ortodoxa, otra más abierta y progresista. En cambio, terminó muy atrás el sector que agrupa al legislador del PRO Sergio Bergman, al periodista Pepe Eliaschev, al escritor Marcos Aguinis y al filósofo Santiago Kovadloff, entre otros, que quedó en un tercer puesto lejano, con sólo 2171 adhesiones.
En la votación se elegían los 90 representantes que formarán al congreso (RAT) que designará a la nueva comisión directiva de la mutual. De esos 90 puestos, los resultados del comicio les dieron 38 representantes a los ortodoxos y 34 representantes a Acción Plural. La lista de Bergman (AMIA es todos) obtuvo a su vez 14, y el cuarto participante, Unidad Comunitaria, 4 delegados. El futuro presidente de la AMIA debe ser apoyado por el 51 por ciento de los electores. Si bien los ortodoxos (el Bloque Unido Religioso, lista 3) no alcanzan solos ese porcentaje, es presumible que, como pasó en las elecciones anteriores, la lista de Bergman les dé a los ortodoxos los votos que les faltan para continuar al frente de la entidad.
En 2011, la elección había terminado empatada entre las dos corrientes –ortodoxos y Acción Plural– y la lista de Bergman dió su respaldo a los primeros, que de esta manera prorrogaron el mandato del titular de la AMIA, Guillermo Borger, por un segundo período.
La asamblea electoral que votará a la próxima comisión directiva se reunirá el próximo 23 de mayo.
Ayer, para la votación fueron abiertas 83 mesas distribuidas en 24 lugares de la Capital Federal, Olivos, Morón y Lanús. Se acercaron a las urnas trece mil cuatrocientas personas. El número representa a más del 50 por ciento del padrón y es una cantidad que superó ampliamente a la de las elecciones anteriores, cuando concurrieron unos 10.700 socios.
Sobre este grado de participación, el director ejecutivo de la AMIA, Daniel Pomerantz, señaló que por las colas que había para votar a las seis de la tarde, las mesas tuvieron que mantenerse abiertas un poco más allá de la hora prevista de cierre.
El conteo se realizó en la sede de la AMIA y fue televisado a través de Internet. Estuvieron a cargo de hacer el recuento empleados de la mutual, ante las cámaras y los fiscales de las listas. Los resultados parciales pudieron así ser seguidos en vivo en un escrutinio que reflejó una pelea voto a voto.
Los resultados finales fueron 6194 votos para el Bloque Unido Religioso, 5533 votos para Acción Plural Comunitaria, 2171 para AMIA es todos y 642 Unidad Comunitaria.
La AMIA es, junto con la DAIA, la institución de referencia de la comunidad judía en la Argentina. De ella dependen los cementerios, la ayuda social y parte de las escuelas de la comunidad. Es también motor de la agenda cultural y maneja lo que tiene que ver con la religión a través del rabinato. Uno de los temas en tensión de los últimos años ha sido el del reconocimiento de quienes se suman al judaísmo por conversión, a quienes el dominio ortodoxo no admite como “judíos genuinos”. Esto los deja en un lugar de segunda categoría, ya que la ortodoxia se niega a reconocerles el derecho a votar, así como el de ser enterrados en los cementerios de la comunidad, lo que genera situaciones dolorosas a nivel familiar. En cuanto a la relación con el gobierno nacional, las dos corrientes mantienen un vínculo respetuoso con la Casa Rosada, mientras que con el sector de Bergman, que tiene además otros integrantes alineados con el PRO, se da una mayor distancia.
Tras el escrutinio, el titular de la AMIA, Guillermo Borger, se mostró seguro de que su sector conseguirá estar al frente de la entidad por un nuevo período. “La comunidad eligió nuestra continuidad y debemos seguir mostrando lo que podemos hacer.”

Página 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario