16/3/13

Los colonos tendrán más poder en el nuevo gobierno de Israel


Por Barak Ravid-Haaretz


Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.


El nuevo gobierno de Netanyahu, que pondrá sus recursos en la expansión de los asentamientos, probablemente arroje a Israel a un mayor al aislamiento internacional.

El embajador de EE.UU. Dan Shapiro probablemente se siente el miércoles a escribir un largo cable a la Casa Blanca antes de la visita del presidente Barack Obama a Israel para informar sobre el nuevo gobierno en Israel. Además de señalar el hecho evidente de que el primer ministro Benjamin Netanyahu es aún más débil y se ha convertido en rehén político de todos los socios de su coalición, probablemente Shapiro haya destacado el dramático aumento del poder de los colonos en el tercer gobierno de Netanyahu.

Netanyahu, en su debilidad, y Yair Lapid de Yesh Atid, en su ignorancia e insensibilidad, han dejado al gato al cuidado de la crema. El dinero y los recursos que Lapid ha luchado para sacar de las yeshivas irá directamente o indirectamente a construir más y más asentamientos. Los votantes de Lapid de clase media que viven dentro de las fronteras de 1967, continuarán preguntando adónde ha ido el dinero.

El gobierno aún no se ha constituido, pero parece que la mayoría de los puestos clave serán ocupados por los colonos y sus partidarios. Podemos suponer que, como ministro de Vivienda, Uri Ariel va a dedicar una buena parte de su tiempo a la expansión de los asentamientos en la Ribera Occidental y a la promoción de las ofertas y la construcción en los barrios judíos de Jerusalén Este. Sin duda volverá a decir que la construcción en los asentamientos contribuirá a la oferta y abaratar los precios de las viviendas.

El probable nuevo ministro de Defensa, Moshe Yaalon, está considerado una de las las figuras favoritas de los colonos en el Likud. El ministro de Defensa es clave para la construcción en los asentamientos, abriendo y cerrando el grifo a su antojo. Yaalon, quien atacó a su predecesor Ehud Barak de ponerse de rodillas para obtener la aprobación de la construcción en los asentamientos, y para frustrar la legalización de asentamientos ilegales, tiene la intención de cambiar la política.

A diferencia de los últimos cuatro años, los líderes de los colonos tendrán una puerta abierta a la oficina del ministro de Defensa. Encontrarán también a uno de los suyos en la oficina de al lado, en calidad de diputado. El parlamentario Zeev Elkin, él mismo un colono, está programado para ese trabajo y estará a cargo de toda la cuestión de los asentamientos.

La lista sigue, como ministro de Industria, Comercio y Trabajo, Naftali Bennett puede volver a dibujar el mapa de las prioridades nacionales y entregar los beneficios del gobierno para más asentamientos. Poniéndose el sombrero de ministro de diplomacia pública, Bennett tratará de persuadir al mundo de que no hay ningún pueblo palestino y los asentamientos son en realidad legales.

Sus colegas de partido, Nissan Slomiansky y Ayelet Shaked, en el Comité de Finanzas del Knesset se encargarán de la tesorería; Uzi Landau en el ministerio de Turismo abrirá alojamientos bed-and-breakfast en Yitzhar -asentamiento en los territorios ocupados (N. del T.)- y pondrá en marcha una campaña internacional para llevar a turistas evangélicos a Tapuah y Bat -Ayin. El ministro de Asuntos de Jerusalén, Uri Orbach, obtendrá una cartera vacía, pero sin duda va a pensar en una manera de ayudar a la asociación Elad.

Prácticamente no existen controles y equilibrios en el otro lado. Lapid no considera que los asentamientos sean un problema, en su campaña electoral se opuso a la congelación de la construcción. No va a ser quien detenga el aumento de la financiación secreta de los asentamientos iniciada por su predecesor, el ministro de Finanzas, Yuval Steinitz. Tzipi Livni, presidenta de Hatnuah, no se quedara parada sola en la ruptura. Livni, quien ha estado a cargo de las negociaciones con los palestinos, tendrá un montón de tiempo libre para hacer frente a los tribunales sobrecargados y de lento movimiento, como futura ministra de Justicia.

Netanyahu, quien cocinó este caldo, ahora tendrá que comérselo. Netanyahu, que también retiene la cartera del Ministerio de Relaciones Exteriores, es consciente de la difícil situación internacional de Israel. Sus asesores más cercanos le han advertido de los daños que los asentamientos están causando a Israel y sostener el congelamiento, aunque sólo sea parcialmente. Si no muestra liderazgo y responsabilidad, el gobierno de los asentamientos que le fue forzado a Netanyahu se convertirá en el gobierno de aislamiento.

Fuente: http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/the-settlers-will-rise-in-power-in-israel-s-new-government.premium-1.509212

No hay comentarios:

Publicar un comentario