16/3/13

Lecciones de Islam XL: El Apocalipsis


Lección 40: La visión islámica del apocalipsis
Por Abdallah Yusuf de La Plata

En el Nombre de Dios, El Compasivo, El Misericordioso

 Vamos a hablar sobre la visión del Islam acerca del fin de los tiempos de este mundo (lo que comúnmente se llama “el apocalipsis”).

Para el Islam, ese momento se puede dividir en 3 períodos o etapas:

1.- El momento previo, que es la época que estamos viviendo.

2.- El surgimiento de un Restaurador Prometido de parte de Dios (Que Dios apresure su llegada)

3.- El gobierno de ese Restaurador (la Paz sea con él).

En cuanto al momento previo, el Islam lo describe como una época de oscuridad, opresión, corrupción, extensión de los pecados, maldad, injusticia y falta absoluta de equidad. La gente se sumergirá en el materialismo, perderá la espiritualidad y quedará presa de gobernantes opresores ladrones y corruptos. Finalmente, cuando pierda toda esperanza en que vengan hombres que traigan algo de justicia y bienestar, cuando quede decepcionada de todo gobierno y toda política, entonces Dios hará que se levante el Restaurador (la Paz sea con él).

Hay muchas narraciones sobre este momento previo. Voy a exponer un dicho del Profeta (BPD) que resulta muy descriptivo:

Dijo el Profeta (BPD): “Uno de los signos del final de los tiempos, es la pérdida de la oración y su realización incorrecta. La gente será dominada por los deseos, tenderá hacia las falsas ideas, respetará a los adinerados y venderá su religión a cambio de este mundo. En ese momento, el corazón del creyente estará compungido y desesperanzado por no poder corregir la corrupción y el desvío... El mal se mostrará como si fuese lo bueno, y el bien como si fuese el mal; el confiable será considerado traidor y el traidor confiable; se corroborará al mentiroso y se desmentirá al veraz...En aquella época las mujeres gobernarán. Las falsedades serán consideradas genialidades y las caridades, pérdidas y daño. El hombre no respetará a su padre ni a su madre, y se apartará de sus amigos y compañeros... La nobleza y valentía de la juventud desaparecerán. Los pobres y humildes serán humillados y menospreciados. En esa época los mercados se concentrarán y los comerciantes dirán:“No vendí nada ni me beneficié en lo más mínimo”, quejándose a Dios por ello y haciéndolo responsable de ello... En aquella época gobernarán los tiranos y dictadores que matarán a quienes se le opongan y desalentarán a quienes se callen; subyugarán sus derechos y beneficios, aplastando su dignidad y libertad; derramará su sangre y llenarán los corazones de la gente de terror y corrupción. Entonces la gente quedará angustiada, deprimida y aterrorizada... Desde el este y el oeste vendrán personas de diferentes colores, configuraciones y atavíos. ¡Guay de los oprimidos de mi comunidad que acepten esta seducción! No se tendrá compasión con los niños ni respeto por los ancianos. Las personas tendrán apariencias humanas pero corazones satánicos... Los hombres serán atraídos y seducidos tanto por las mujeres como por los jóvenes lampiños e imberbes. Los hombres se asemejarán a las mujeres y las mujeres a los hombres... En aquella época se colocarán imágenes y representaciones en las mezquitas al igual que en los templos de los judíos y cristianos. El Corán se imprimirá en forma muy costosa y adornada. Los minaretes serán altos y las filas de orantes serán numerosas, pero sus corazones estarán repletos de odio, ira y enemistad. Sus lenguas hablarán en diferentes idiomas...Los hombres de mi comunidad se adornarán con oro y vestirán ropas de seda y raso. Usarán pieles de pantera para sus vestidos... En aquellos tiempos surgirá la usura y los pagos a destiempo. Abundará lo mundano y la frivolidad... Los divorcios aumentarán considerablemente. No se juzgará según las leyes de Dios... Proliferarán las mujeres cantantes, los juegos y las veleidades. Las cantantes serán privilegiadas y tendrán puestos de poder. Los malvados y delincuentes gobernarán sobre los pueblos...En esa época la Peregrinación anual la realizarán los ricos y poderosos a fin de pasear y divertirse; la clase media, para afianzarse económicamente y extender sus negocios; y los pobres para ostentar y ufanarse. En esa época habrá gente que estudiará y aprenderá el Corán para envanecerse. Surgirán grupos que investigarán la religión, pero sin la intención de glorificar a Dios. Aumentarán los hijos ilegítimos, productos del adulterio y la prostitución. Se difundirá el Corán por intermedio de canciones y tonadas. La gente disputará y competirá para alcanzar los placeres mundanales. En esa época la dignidad, el honor y el respeto serán quebrantados, y surgirán perversidades y corrupciones de toda índole. Los inicuos usurparán los derechos de los honorables. La mentira y la falsedad prevalecerán por todos lados. La obstinación y la terquedad serán manifiestas. La pobreza, las privaciones y necesidades abrumarán a los humildes y oprimidos. La gente se enorgullecerá de sus atavíos y vestimenta. Lloverá en momentos inusuales e inadecuados. Los juegos de azar serán bien vistos y los instrumentos musicales serán ensalzados. Por otro lado estará mal visto ordenar el bien y prohibir el mal. Los creyentes resultarán más humillados que los esclavos. La crítica y el reproche predominarán entre la gente. Los cielos se cubrirán de impurezas, inmundicias y pestilencias... En aquella época el rico y acaudalado no se preocupará por el pobre y necesitado, a tal punto que un mendigo pedirá limosna de viernes a viernes sin que nadie se ocupe por él...”

Nota:
Podemos decir que esta tradición constituye una cabal descripción del mundo actual hecha mil cuatrocientos años atrás.


Veamos otra descripción más breve, del Imam Alí (P):

Las personas serán negligentes con la oración y perderán la confianza. La mentira será para ellos algo lícito. Usurarán y sobornarán. Construirán altas casas y cambiarán la religión por ilusiones mundanales. Contratarán a los necios y romperán las relaciones con los parientes. Serán dominados por los deseos y las ambiciones, y tendrán facilidad para matar. En esa época, la perseverancia será considerada debilidad y la tiranía será respetada y dignificada. Los gobernantes serán corruptos y los ministros serán opresores. Los ascetas y gnósticos serán embaucadores del intelecto y los recitadores del Corán serán desviados. Aparecerán los falsos testimonios y la promiscuidad será pública, del mismo modo que la calumnia, el pecado y la rebeldía...”


En definitiva, según el Islam, la maldad, corrupción e injusticia se extenderán por el mundo hasta que a la gente sólo le quede la esperanza en Dios. Porque el hombre puede sumergirse en el materialismo más puro, pero cuando se encuentra en la total desesperación, su corazón se vuelve a Dios pidiendo Su ayuda. 

Estos momentos previos son los que hoy vivimos. Momentos muy difíciles y duros que tenemos que soportar con paciencia, pidiendo a Dios la Ayuda y sabiendo aguardar la llegada del Restaurador (¡Que Dios apresure esta llegada!)

Con respecto al Restaurador, el "Mahdi" Prometido (la Paz sea con él), es un descendiente del Profeta Muhammad (BPD) que aparecerá al final de los tiempos para limpiar el mundo de las injusticias, maldades y corrupciones, llenándolo de justicia y equidad. Se trata de una creencia de todos los musulmanes sin distinciones, pues se encuentra mencionado en dichos de todas las Escuelas del Islam. Su aparición será precedida de algunos eventos muy característicos y puntuales, y cuando se levante, realizará determinadas acciones también características y puntuales que no dejarán dudas acerca de su figura. Digo esto porque hubo en el pasado y o estamos libres de tener en el presente o el futuro, personas que han pretendido ser "el Mahdi prometido" y no fueron más que mentirosos estafadores que demostraron su falsedad con su fracaso.
En las narraciones se han mencionado muchas señales de los momentos previos a la aparición del Mahdi (P), pero hay algunos puntos que se destacaron como muy singulares y que podemos tener en cuenta. Hay algunos asuntos políticos, que suelen ser cambiantes e inconstantes. De estos, dos se destacan:

1.- Una revuelta de un "sufianí". Un hombre de entre los árabes cuya genealogía puede remontarse hasta Abu Sufián realizará un movimiento político fuerte en los países musulmanes y se convertirá en un líder de mucho peso, posiblemente en Siria, Irak o Egipto: hay que estar atentos a esto. Por supuesto que será un líder político, no religioso.

2.- El asesinato de un descendiente del Profeta (BPD), del Imam Hasan (P), que será un hombre muy piadoso y lo matarán en la misma Kaaba, entre la esquina donde se encuentra la Piedra negra y el "maqam Ibrahim". Esto es algo muy puntual que cuando ocurra, será una noticia mundial, pues un asesinato en ese lugar será un escándalo que se anunciará en todo el mundo. Y se dice que entre esta muerte y el levantamiento del Mahdi (P) no pasarán más de 15 días. Entonces, es otra señal a tener en cuenta.

Aparte de esto, hay dos signos no vinculados con acciones humanas.

1.- El sol hará un movimiento extraño. Se lo describe saliendo por occidente. Otras descripciones mencionan que en el momento del mediodía se detendrá, luego se oscurecerá y reaparecerá por occidente. Se trata de un signo muy fuerte, que no dejará dudas sobre que algo extraño está ocurriendo. Algunos lo trataron de explican diciendo que será un cambio en el eje de rotación del planeta que dicen que algunos científicos mencionan como una posibilidad. Yo no trato de explicarlo: sólo lo menciono.

2.- Se escuchará un grito en el cielo. ¿De qué se trata esto? En algunos relatos figura que toda la gente escuchará un sonido muy fuerte, una voz que dirá algo y que cada uno escuchará en su propio idioma. Algunos no dicen qué dirá. Algunos dicen que dirá "La verdad está con Alí y su gente", pero esto es difícil de entender en el contexto actual (a menos que se vincule con la muerte que antes mencionamos que ocurrirá en la Meca, dentro del Santuario de la Kaaba). Lo cierto es que será otro signo innegable que nadie podrá falsificar.

Entonces surgirá el Restaurador (la Paz sea con él)...

La figura de un Restaurador, Salvador, un Mesías, un libertador, etc., no es exclusiva del Islam. Todas las religiones tienen esta Promesa para los tiempos finales, con distintos nombres. El judaísmo espera la llegada del Mesías. El cristianismo habla de la segunda venida de Jesús al mundo. Y en ambos casos, esta figura no va a ser igual que en la antigua época de los Profetas (P). Puesla figura que llegue vendrá a imponer la justicia. Y esto no es un asunto de pura magia. No nos vamos a levantar un día para encontrarnos en un mundo de paz, justicia, bondad y flores así nomás. No: esto no se logra sino con mucho esfuerzo, sacrificio, lucha, fuerza, y mucha, mucha sangre. Yo sé que a muchos no les va a gustar esto que diré, pero no se puede lograr el establecimiento de un mundo justo sólo hablándole a la gente con un rostro sonriente y amable.

De esta manera, el Restaurador tiene también otro nombre: Al Qaim bis saif: el que se levanta con la espada. Llegará a un mundo plagado de maldad, opresión, injusticia, inequidad, corrupción y materialismo. Es evidente que va a tener mucha, muchísima oposición contra la que deberá luchar con la espada a muerte. Porque mucha gente se ha sumergido tanto en el materialismo y la corrupción que ya son demonios con figura humana. Y a esos demonios ya no se los puede corregir y encaminar, porque sus corazones se han endurecido tanto que no escuchan ni aceptan la verdad. Ellos se opondrán de una manera tan encarnizada que sólo se los podrá subyugar combatiéndolos a muerte con la espada.

Entonces, la primera característica del levantamiento del Mahdi (P) es que va a ser muy sangriento.
La segunda característica es que va a ser muy rápido. En muy poco tiempo, el Mahdi (P) logrará controlar cada vez más territorio hasta alcanzar un estado mundial. Así como el Islam en sus orígenes en pocos años se extendió por toda la península árabe y luego abarcó desde Irán hasta España, la autoridad del Mahdi (P) se expandirá con mucha rapidez, dominando todos los territorios unos tras otros, hasta abarcar todo el mundo por completo. Por supuesto que el comienzo será muy sangriento, como dije antes.

El lugar de aparición del Mahdi (P) será la Meca. Dijimos que iba a haber un asesinato entre la esquina donde está la Piedra negra y el maqam Ibrahim. Para los que no conocen la Kaaba, les comento que es un sitio tremendamente concurrido, donde las 24 horas del día hay gente circulando alrededor de la Casa de Dios. Una muerte en ese sitio ha de ser un asunto muy fuerte, de repercusión mundial. El Mahdi (P) llegará ahí pocos días después y apoyará su espalda sobre la pared de la Kaaba. Será rodeado por la gente, algunos relatos hablan de 313 seguidores. Y a partir de ahí comenzará el levantamiento...
Lo siguiente que ocurrirá será la movilización del ejército del Mahdi (P) hacia la zona de Palestina (pasando por Irak primero). Entonces se levantará en su contra una figura llamada "Al Dayyal", el tuerto, el "anticristo", el líder del extravío y la corrupción, el máximo jefe de la maldad. Dicen los informes que será apoyado por 70.000 soldados, en tanto que el ejército del Restaurador será de 10.000 soldados (los números pueden ser alegóricos).

Entonces aparecerá Jesús (la Paz sea con él)...

Jesús (P) matará o ayudará a matar al Dayyal (la mayoría de los informes dicen que él lo matará directamente). Y convocará a los cristianos a aceptar al Restaurador. Jesús (P) rezará detrás del Mahdi (P) y lo apoyará en el levantamiento.

Muerto el Dayyal, sus secuaces se dispersarán desbandándose. Pero no tendrán lugar donde esconderse. Algunos informes dicen que estos secuaces son los judíos. Yo quiero puntualizar que son los sionistas. Los judíos sinceros aceptarán a las figuras del Mesías, Jesús, y del Restaurador, el Mahdi (P) y se sumarán a su bando. Los que se opongan han de ser lo peor de la Humanidad, los secuaces del anticristo. Ellos buscarán replegarse y refugiarse en la actual Israel, pero serán derrotados y exterminados.

Luego de esto, llegará contra el restaurador resistencia desde Oriente y desde Occidente. Se dice que la mayor oposición vendrá desde Oriente. El Mahdi (P) recibirá el apoyo de otros Profetas que vendrán también a la tierra y así irá alcanzando el dominio completo del planeta. Entonces entramos en la tercera etapa, que es la etapa de su gobierno, el cual durará hasta el fin del mundo y la llegada del Día del Juicio Final.


Seguimos un poco con lo que será el gobierno mundial del Restaurador, el Mahdi Prometido (P). Será un gobierno de justicia, paz y bienestar generalizado. La tierra expondrá todas sus riquezas y habrá mucha abundancia de bienes. Lo primero que hará el Mahdi (P) será tomar todas las riquezas. Entonces llamará a la gente y les dirá: "Estas son las riquezas por las cuales habéis roto los vínculos familiares, os habéis ofendido y peleado mutuamente, habéis derramado sangre y os habéis corrompido y sumergido en los pecados. ¡Venid, ahora, y tomad de ellas lo que quierais!" Entonces la gente irá y pedirá lo que quiera, y le será dado. Cada uno tendrá lo que quiera y será feliz.

Lo siguiente que hará será educar e instruir a la gente en las diversas ciencias, tanto de la religión como del mundo. El conocimiento científico se incrementará exponencialmente y la gente dispondrá de muchísimos conocimientos nuevos. Y se le enseñará la religión a todo el mundo. La religión original. Ya no habrá más divisiones: no habrá más Hinduísmo, Budismo, Judaísmo, Cristianismo, etc. Y el Islam ya no tendrá divisiones de sunnitas, shias, salafis, etc. La religión será una sola: la original traída por los Profetas. Y no habrá más diferencias entre la gente con respecto a sus opiniones sobre religión.

Así terminará este mundo: en un estado de conocimiento, prosperidad, bienestar, paz, justicia y equidad. El mundo que estuvo toda su historia colmado de maldad, injusticias, deficiencias, pobreza para algunos, desigualdad, corrupción, ignorancia, etc., al punto que muchos lo critican y critican a Dios por haber hecho esto así, terminará enmendándose. Dios demostrará que el mundo podía ser un lugar bueno, confortable, saludable, apreciable, digno. Es como es por culpa del hombre que lo corrompió en lugar de seguir las indicaciones de Dios dadas por los Profetas (P). Al final Dios reparará esto a través del Restaurador, dejando en evidencia ante todos que el hombre no tiene excusas para hacer lo que hace.

Entonces llegará la Resurrección, el levantamiento de todos los muertos y el Juicio Final de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario