8/3/13

Judíos israelíes prefieren la segregación étnica


Fotos de la nueva línea de autobuses de Israel "solo para los palestinos"

972mag

Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.

Una nueva línea de autobús de Israel servirá sólo a los palestinos. Los funcionarios afirman que no es segregación, pero la realidad actual de discriminación que sufren los trabajadores palestinos habla por sí misma.

Trabajadores palestinos con permiso para trabajar en Israel intentan abordar una nueva línea de autobús israelí sólo para los palestinos, después de cruzar el puesto de control Eyal, cerca de la ciudad cisjordana de Qalqilya.
Esta mañana temprano los palestinos de la Ribera Occidental con permiso para trabajar en el Estado de Israel se hacinaron en las líneas de autobús especialmente creados "solo para los palestinos" en lugar de utilizar los mismos autobuses públicos de los usuarios israelíes. El Ministerio de Transporte israelí lanzó hoy las nuevas líneas de autobús para viajar desde el puesto de control Eyal a Tel Aviv y Kfar Saba y de vuelta al puesto de control, después de que los colonos se quejaran de que los palestinos utilizan los mismos autobuses israelíes en su camino para ir y volver de sus puestos de trabajo en Israel.
Dichas medidas pueden sorprender a los que ignoran que en Jerusalén Este y Cisjordania las líneas de autobuses separadas y desiguales ya existen, según detalla Mya Guarnieri. Pero igual que en otros sectores que discriminan de facto en Israel y en los Territorios Palestinos Ocupados, estos autobuses no están legalmente separados. Como era de esperar, el ministro de Transporte de Israel insiste en que, incluso con las nuevas líneas de autobús, "los palestinos que entran en Israel pueden viajar en todas las líneas de transporte público, incluyendo las líneas existentes en Judea y Samaria [Términos israelíes para los erritorios palestinos de la Ribera Occidental ocupada]". Están previstas más líneas nuevas solo para los palestinos.
Trabajadores palestinos con permisos de trabajo israelíes esperan a que los recojan para ir al trabajo después de cruzar el puesto de control Eyal.
Sin embargo, varios conductores de autobús dijeron a Ynet que a los palestinos que decidan viajar en las llamadas líneas "mixtas", se les pedirá que se apeen. El mismo artículo informa de que:
Aunque oficialmente las nuevas líneas se consideran "líneas generales de autobuses", Ynet se apercibió el sábado de que su existencia se ha hecho pública sólo en los pueblos palestinos de la Ribera Occidental, a través de folletos en árabe instando a los palestinos a llegar al cruce de Eyal y utilizar las líneas designadas.
El Ministerio de Transporte defendió el plan, diciendo que era el resultado de los informes y las quejas aduciendo que los autobuses que viajan por la zona estaban abarrotados y llenos de tensiones entre los pasajeros árabes y judíos.
Una fuente del ministerio dijo que muchos expresaron su preocupación de que los pasajeros palestinos pueden suponer un riesgo para la seguridad, mientras que otras quejas aducían que los autobuses atestados causaban que los conductores se saltaran paradas.
El ministerio también ha recibido informes de enfrentamientos entre pasajeros judíos y árabes, así como entre los palestinos y los controladores que se negaban a permitirles abordar el autobús.
 
Los trabajadores tratan de entrar en calor cerca de una fogata a la espera de transporte en el frío de la madrugada, cerca de puesto de control Eyal.
Este último sólo es uno de muchos ejemplos en los que la segregación no es explícita en la política oficial israelí (aunque a veces sí lo es), pero en la práctica salta a la vista:
Sin embargo, legalmente, no hay manera de detener el abordaje de los palestinos a las líneas "regulares": "No estamos autorizados a rechazar prestar el servicio y no vamos a pedir que nadie se baje del autobús, pero por lo que nos dijeron, a partir de la próxima semana, se harán chequeos en el puesto de control y se pedirá a los palestinos que viajen en sus propios autobuses", contó a Ynet un conductor de Afikim, la empresa que tiene la franquicia de las rutas en la zona.
Y el racismo que subyace en estas medidas apenas se oculta:
Otro conductor dijo que: "Conducir un autobús lleno sólo de palestinos podría llegar a ser complicado. Podría ser inquietante y también podría crear otros problemas. Podría ser cosa de temer”.
 
Trabajadores palestinos esperan en fila para subir a un autobús israelí sólo para palestinos, después de cruzar el puesto de control de Eyal.
Un informe del periódico Haaretz (que muestra una foto recortada y sin acreditar de Activestills como ilustración y que acarreará respuestas legales) también confirma que, si bien la política oficial puede prohibir la discriminación, los incidentes son comunes:
Los funcionarios de la Policía del Distrito de Judea y Samaria han dicho que no hay cambio en el funcionamiento del resto de los autobuses y que tampoco hay intención de sacara a los palestinos de las otras líneas de autobuses. Pero Haaretz ha informado en el pasado de incidentes en que los que se sacó a los palestinos de los autobuses y existen testigos que dijeron que los incidentes de este tipo son habituales.

 Trabajadores palestinos con permisos de trabajo en Israel esperan para abordar una nueva línea de autobús israelí sólo para los palestinos, después de cruzar el puesto de control Eyal.
También en un informe sobre el acoso rutinario al que se enfrentan los pasajeros palestinos en autobuses israelíes, Haggai Matar llega al meollo de la cuestión:
Todos los organismos oficiales del Estado -los ministerios, la policía y el ejército- se adhieren a la ríspida pregunta de si se permite a los palestinos utilizar el autobús de Tel Aviv. La respuesta aquí es sí. Pero las personas que tienen que vivir a diario con la realidad de la ocupación -los palestinos y los colonos (incluyendo la compañía de autobuses, que tiene su sede en Ariel)– exponen las miserias más profundas del apartheid: los puestos de control separados para las diferentes poblaciones, el perfil de discriminación racial del sistema de seguridad, el régimen de permisos y la ruta del autobús previsto sólo para los israelíes.
Mientras que los nuevos autobuses pueden remover la última pátina de la lista de Matar, la pregunta que hizo Mairav Zonszein el año pasado, cuando el Ministerio de Transportes todavía estaba considerando la medida, fue que: "Para resolver el problema de hacinamiento, por qué no añadir simplemente más líneas de autobuses para todos Por qué la necesidad de especificar para quiénes son. Y su conclusión es más relevante que nunca:
Si bien el Ministerio de Transporte, la policía, los responsables de la empresa de autobuses y los líderes del consejo de colonos dicen o van a decir que esto no es racista, que no constituye la institucionalización formal de la segregación étnica, da lo mismo, porque es exactamente lo que es. Claro como el día. Y teniendo en cuenta que no es ningún secreto que la mayoría de los judíos israelíes prefieren la segregación étnica, nadie debería sorprenderse. Cuando el control militar y la ocupación es la norma, sólo es "natural" que una realidad de facto se convierte en una de iure.
Fuente: http://972mag.com/photos-israels-new-palestinian-only-segregated-bus-lines/67068/

No hay comentarios:

Publicar un comentario