1/3/13

Cristina a Israel: "¿Por qué no se preocupan por la voladura de la Embajada?"


Cristina Kirchner dijo que lo más fácil para ella sería "hacer la plancha" pero que prefiere "internar llegar a la verdad". Además, rechazó que existan intereses económicos detrás del memorándum.





La Presidenta hizo esta tarde una encendida defensa del memorándum de entendimiento firmado con Irán. Durante su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, la Presidenta respaldó la aprobación del acuerdo firmado con Teherán para que declaren funcionarios persas en el marco de la causa por el atentado a la AMIA de 1994 en el que murieron 85 personas.

Cristina hizo un repaso de su papel como miembro de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Atentados del Congreso en la que logró "armar ese rompecabezas".

"Lo importante no era tener un juicio sino conocer la verdad", dijo Cristina. "Yo lo viví como un tablero de ajedrez de la política interna y de la política internacional", explicó y agregó: "Yo que soy abogada me daba cuenta que en un juicio oral y público no había forma de condenar a nadie y que todo eso iba a ser nulificado" porque "se habían violado normas fundamentales".

"Se había fabricado una causa que no tenía ningún anclaje legal", enfatizó la Presidente. Y recordó el atentado contra la embajada de Israel de 1992. "Nadie tiene información de lo que pasó con la voladura de la embajada de Israel. A mí me llama que no se preocupen por una violación del territorio como es la voladura de una embajada", dijo en respuesta a las declaraciones de ayer del gobierno israelí que se mostró "decepcionado" por la firma del acuerdo con Irán.

"¿Por qué la firma?", preguntó Cristina y explicó: "Primero porque soy una persona que le gusta hacer frente a los problemas. La posición más cómoda hubiera sido ir los 18 de julio (aniversario del ataque) abajo del palco (donde se recuerda a las víctimas), a escuchar los reclamos de una figura invitada, y reclamar en septiembre en Naciones Unidas y pedir justicia". Pero "mi personalidad no es para hacer la plancha. Mi compromiso con esta causa es encontrar la verdad, saber que pasó adentro. Quiero saber quiénes fueron los que encubrieron, los que escondieron las pruebas. Me lo merezco como argentina y se lo merecen las víctimas y sus familiares y así nunca se va a saber la verdad", agregó.

"Esta causa esta inmovilizada desde hace muchísimos años. Sin tomar declaraciones ninguna causa penal puede avanzar", dijo Cristina respecto al punto central del memorándum de entendimiento que establece que funcionarios argentinos puedan viajar a Irán a tomar declaración a los acusados iraníes del ataque.

"Han transcurrido casi 21 años de la voladura de la embajada, 22 personas murieron, ciudadanos israelíes que estaban en su territorio, ¿alguien me puede decir algo, hay alguien acusado, se sabe cómo fue? Yo no lo sé y nunca lo pude saber", dijo a modo de ejemplo y luego agregó: "Van a cumplirse 19 años de la voladura de la AMIA y estamos igual que siempre".

"Teníamos que destrabar esto. ¿Qué es lo peor que puede pasar si no cumplen? (Además de) la condena internacional por no cumplir un tratado, lo peor que puede pasar es vamos a estar igual que ahora. ¿Cómo no intentar? Siempre hay que intentar en la vida resolver los problemas", arengó.

"Me niego a formar parte a ser pusilánimes vegetativos que están haciendo la plancha y no les importa nada", dijo.

Cristina se reservó el final para referirse a los familiares de las 85 víctimas. "Hablé con todos y cada uno de los familiares durante esos años en los que fui miembro de la Comisión".

"Ellos lo defendían a (el entonces juez Juan José) Galeano. No quiero hablar de algunas autoridades de la comunidad porque el papel fue lamentable. Parte del encubrimiento se debe también a esa complicidad de una parte de la dirigencia comunitaria y hay que decirlo con todas las letras. Guste o no guste", disparó.

"Mi compromiso es intentar destrabar esto. Quiero contribuir en la medida de lo posible a encontrar la verdad en este caso. Y no voy a permitir bajo ningún punto de vista, que esta desgracia que nos sucedió a los argentinos pueda ser utilizada como una pieza de ajedrez en el tablero de la política internacional", advirtió.

"Siempre hay que intentar. Lo queremos hacer con el mayor de los respetos. Entendemos el dolor. Lo único que pido es que me entiendan a mí que hipócrita no voy a ser nunca y voy a hacer lo que creo que tengo que hacer", siguió Cristina y recordó que la firma del memorándum lleva el respaldo del Congreso. "No fue una decisión tampoco que tomé unilateralmente por eso la envié al Parlamento".

Cristina negó también que detrás de la firma del acuerdo haya intereses comerciales. "El argumento es absurdo", se defendió y rechazó que se esté negociando con Teherán cuestiones vinculadas al desarrollo nuclear: "Mal podríamos negociar con Irán o con ningún otro país que no pueda hacer gala del uso pacífico de la energía nuclear teniendo desarrollo de la energía nuclear".

LPO

No hay comentarios:

Publicar un comentario