20/3/13

Argentina y Bergoglio, verdaderos ejemplos de convivencia


Por el Sheij Mohsen Ali


Oh Muhammad: encontrarás que los más afectuosos con los creyentes son los que dicen "somos cristianos". Eso es porque algunos de ellos son sacerdotes y monjes que no son arrogantes, que cuando escuchan la revelación que descendió sobre el mensajero (el sagrado Corán) veras sus ojos inundados en lágrimas por lo que reconocen de la verdad y dicen: "¡Señor nuestro, creemos!!!", inscribe nuestros nombre con el de aquellos que dan testimonio. Corán capítulo 5 versículos 82 al 84.

En enero del 2003 cuando millones y millones de personas en todo el mundo pedían a gritos a los EEUU que no invadiera Irak, para evitar así la pérdida de vidas humanas y los consabidos dolores y odios que toda guerra arrastra, solicité una reunión con el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio, con el propósito de realizar un rezo interreligioso y la instalación de una carpa de la paz en Plaza de Mayo, en la que representantes de las comunidades islámica, cristiana y judía compartimos no sólo las plegarias, sino también la comida y la vigilia en oración (cosa que logramos hacer).

Dicho encuentro se realizó en la sede del episcopado argentino. Recuerdo perfectamente ese momento: Bergoglio, de manera amigable y sencilla, nos recibió en su despacho donde había un escritorio y varios sillones grandes, junto a una pequeña silla de mimbre que él ocupó, dejando para nosotros la "comodidad de las butacas". Lo vi realmente humilde y preocupado por lo que todos sabíamos que finalmente ocurriría.

Enseguida estuvo de acuerdo en poner manos a la obra y se realizó el rezo que muchos medios de difusión registraron, yo ya lo conocía de antes, pues un sacerdote jesuita amigo mío (el padre Fernando Cervera), me decía que el cardenal era su confesor y siempre le mostraba el camino de la piedad , para llegar así a la redención.

También recuerdo el placer que me produjo encontrármelo viajando en el subte de la Línea B, y conversando con el ciudadano de a pie, es decir, ni más ni menos que el prójimo, ese que Dios nuestro señor nos enseña a amar y proteger.

Inmediatamente luego de saludarlo le transmití la intención de hermanos musulmanes de la comunidad de floresta, quienes bajo las directivas del sheij Abdulkarim Paz, deseaban agasajarlo en nuestra mezquita e invitarlo a conocer el colegio Argentino Árabe Islámico: Alí Ibn Abu Taleb. Invitación que aceptó de buen grado y que se llevó a cabo, iniciando de ese modo un proceso de reconocimiento y trabajo mutuo en pos de la paz y el diálogo interreligioso en nuestro país, la Argentina, verdadero ejemplo de convivencia, es decir, vivir con/ junto a.

Se sucedieron las visitas y el diálogo protocolar se fue convirtiendo en conversación de amigos, con agendas comunes.

El Corán nos enseña el amor, el respeto y la veneración a todos los profetas, en especial a nuestro señor Jesús, nacido de María Virgen, pura e inmaculada, por obra y gracia del espíritu santo, es más, en un capítulo Dios se refiere a Jesús (la paz sea con él) como verbo procedente de Dios y fortalecido con el espíritu santo.

He aquí algunas pocas referencias coránicas a su persona, de las muchas que nos aporta el Corán.

2:136 - Dí (oh Muhammad) Creemos en Alá, y en lo que se nos ha revelado (el Corán), y en lo que se le reveló a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, y a las tribus, y en lo que Moisés, Jesús, y los profetas recibieron de su Señor: No hacemos distinción entre ellos...

2:253 - A Jesús hijo de María le dimos claras Señales y lo fortalecimos con el Espíritu Santo.

3:45 - Oh María! Alá te anuncia la buena nueva de una Palabra que procede de él: su nombre será el ungido, Jesús, el hijo de María, posee el honor en este mundo y en el Más allá y estará en (la compañía de) aquellos más cercanos a Alá.

3:46 - "Él hablará a la gente en la niñez y en la madurez. Y él estará con los justos."

3:48 - Y Alá le enseñará la Escritura, la Sabiduría, la Tora y el Evangelio.

Si bien la tarea que aguarda al nuevo papa es dura y seguramente conllevará verdaderos sacrificios y la inquebrantable voluntad de hacer el bien, somos muy optimistas respecto del futuro en las relaciones Islamo-Cristianas, que especialmente desde aquel bendito encuentro de Asís en el año 2000, organizado por el extinto papa Juan Pablo II, vienen marcando el ineludible camino al que debe abordar la especie humana.

Según el Islam, (única religión monoteísta que reconoce a Jesús) hacia el final de los tiempos Jesús reaparecerá junto al Imam Mahdí.a.s, (el Mesías de acuerdo a nuestras creencias) para llenar la tierra de luz y justicia, pues ella estará colmada de oscuridad e injusticia, reestableciendo así el verdadero reino divino en nuestro maltratado planeta.

Ruego a Allah (Dios) para que ilumine a su santidad Francisco, y al hoy máximo exponente y referente del Islam, AYATUL-LAH : ALI JAMENEÍ, para que juntos nos muestren la cercanía de ese esperado día en que los hombres vivamos como lo que somos: siervos de Allah.

Dice el Corán: Y mandamos a Jesús el hijo de María, confirmando lo que ya había en la Tora antes de venir él: Le dimos el Evangelio: que tiene una guía y luz, y confirmación de la Tora antes de venir él: que es una guía y una exhortación a aquellos que temen a Alá. Capítulo 5 versículo 46.

Ambito.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario