29/3/13

Al Qaida Quiere Proclamar un Emirato Salafista en Líbano


Fuentes militares libanesas han informado de que el plan del Ejército libanés que busca controlar la situación sobre el terreno en Trípoli, la segunda ciudad del Líbano y principal centro del Norte del país, continúa en vigor, pero no excluyen un posible deterioro de la situación.


Estas fuentes han hablado de un plan bien estudiado de las milicias, especialmente de los salafistas y los partidarios del Ejército Sirio Libre, para transformar la ciudad en un centro de operaciones de seguridad y logísticas.

Las mismas fuentes añaden que Al Qaida, en cooperación con los salafistas, quiere convertir a Trípoli en un santuario.

Las mismas fuentes añaden que la ciudad alberga ahora a militantes de la organización provenientes de Siria, Iraq, Sudán, Jordania y Mali.

Con el fin de garantizar el éxito de su plan, el emir de Al Qaida en el Líbano, Hussan Sabbagh, se esfuerza en presionar y lavar el cerebro a los sheijs sunníes de Trípoli para que accedan a la proclamación de un “emirato islámico” en la ciudad.

Esta opción ha sido planteada también por el grupo de Mohammad Zain al Abidin Bin Nayif Bin Srur, llegado a Líbano en la víspera de los incidentes que tuvieron lugar en el campo de refugiados palestinos de Nahr al Bared en 2007.

Las fuentes militares precisan que “los grupos afiliados a Srur están presentes hoy en día en las calles de Trípoli”. Ellos son libios, argelinos, sirios, kuwaitíes y palestinos y coordinan sus acciones con Hussam Sabbagh y con el kuwaití Yaacub Shummari.

Su propósito es crear un consejo religioso salafista que atraiga a otros grupos de esta tendencia con el fin de unificarlos y poner en marcha su plan para la proclamación del emirato.

Según los servicios de seguridad libaneses, “ellos esperan que se aclare la imagen del conflicto en Siria y si las cosas allí les van bien (a los grupos armados de la oposición) entonces intentarán controlar Trípoli y proceder a una depuración de todas las corrientes que se oponen al pensamiento salafista”.


Los BRICS se oponen a la entrega de armas a la oposición siria

Los países emergentes del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) mostraron el miércoles su preocupación por el deterioro de la situación en Siria y su rechazo a la entrega de armas a los rebeldes sirios.

“Queremos expresar nuestra profunda preocupación frente al deterioro de la situación de seguridad y humanitaria en Siria y condenamos el aumento de las violaciones a los derechos humanos y las leyes humanitarias internacionales mientras que la violencia continúa”, dijeron los líderes de los cinco países en el comunicado final de su cumbre anual en Durban.

“Reafirmamos nuestra oposición a toda medida que conlleve una mayor militarización del conflicto”, señalaron con el fin de mostrar su oposición a la entrega de armas a los grupos rebeldes.

Para los BRICS, la solución al conflicto pasa por el comunicado de Ginebra del 30 de Junio de 2012. Este texto, adoptado por los ministros de Exteriores de los principales países implicados en el tema sirio, fue el fruto de negociaciones entre distintos estados, incluida Rusia. El texto prevé un proceso de transición política, pero no dice nada sobre el presidente Bashar al Assad.

Este comunicado continúa siendo la piedra angular de la política de Rusia, que forma parte del BRICS.

El presidente sirio había enviado un emisario al presidente sudafricano antes de la cumbre para pedir al BRICS que tomara medidas para detener la violencia en su país.


Rusia Bloqueará a la Oposición Siria en la ONU
El embajador ruso en las Naciones Unidas, Vitali Churkin, ha señalado que su país se opondrá con fuerza a cualquier intento de otorgar el asiento de Siria en la ONU a la oposición.

“Nos opondremos a ello con fuerza, pero no creo que vaya a ocurrir,” dijo Churkin el jueves.

“Ellos (los estados de la ONU) valoran esta institución. Ellos entienden que si algo así fuera a ocurrir, eso realmente degradaría el rango de las Naciones Unidas como institución,” añadió.

Esto se produce en un momento en el que el jefe de la oposición siria, Moaz al Jatib, dijo: “Pedimos... el sitio de Siria en la ONU y en otras organizaciones internacionales”.

Churkin denunció la decisión de la Liga Árabe, de entregar el sitio de Siria a la oposición, señalando que la Liga está jugando ahora “un papel negativo” en la crisis siria.

El embajador ruso añadió que la decisión de la Liga Árabe dañaba su rango internacional y socavaba los esfuerzos del enviado de la ONU y la Liga, Lajdar Ibrahim.

El martes, el bloque de oposición sirio, conocido como Coalición Nacional, tomó el asiento de Siria durante la cumbre de la Liga Árabe celebrada en la capital qatarí, Doha.

El miércoles, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, criticó también la decisión de la Liga diciendo que “en lo que atañe al Derecho Internacional, la decisión de la Liga sobre Siria es ilegal e indefendible”.

Al Manar



No hay comentarios:

Publicar un comentario