18/2/13

Nasralá: "El mayor peligro que amenaza la región es Israel y la única opción es la Resistencia popular”


"Hezbolá está Plenamente Equipado para Confrontar un Ataque Israelí"


Yusuf Fernandez

El secretario general de Hezbolá. Sayyed Hassan Nasralá, dijo que la resistencia en el Líbano está plenamente equipada y no tolerará ningún posible ataque contra el Líbano.

En un discurso televisado durante una ceremonia en conmemoración de los líderes mártires de Hezbolá, Sayyed Nasralá advirtió a la entidad sionista y sus aliados que la Resistencia Islámica en el Líbano no tolerará ningún ataque contra el territorio libanés y aseguró que Hezbolá está plenamente equipado “y todo lo que necesitamos se encuentra en el Líbano. No necesitamos transferirlo ni desde Siria ni desde Irán”.

Su Eminencia consideró que “Israel sabe que todo lo que decimos es serio y, de este modo, está movilizando todas sus capacidades” y añadió que “cuando el enemigo israelí quiera atacar el Líbano no buscará ninguna excusa, sino que fabricará una”.

“Al cabo de 30 años, el proyecto de la Resistencia descansa sobre una base sólida de ecuaciones, logros y victorias, y no de sueños que deban convertirse en realidad. Durante 30 años, la Resistencia se ha convertido en una de las realidades más sólidas y ha cambiado las estrategias regionales”, dijo Sayyed Nasralá.

En la escuela de los líderes mártires, dijo Sayyed Nasralá, la prioridad ha sido la resistencia porque el diagnóstico correcto sobre el mayor peligro que acecha a la región apunta al enemigo israelí y el proyecto sionista. “Cuando pensamos a nivel nacional e islámico, vemos que el mayor peligro que amenaza la región es Israel y que la única opción lógica posible es la resistencia popular”.

Sayyed Nasralá dijo que el mártir Sheij Raguib Harb fue testigo del establecimiento de la resistencia, su liderazgo y sus opciones estratégicas. Sayyed Abbas Musawi fue testigo de la fase de estabilidad y la consolidación de la resistencia, y el mártir Hayy Imad Mugniyeh fue testigo de la fase del crecimiento cualitativo y cuantitativo así como de la de los logros y victorias. “Nosotros escogimos el lema de este año “En el Camino a Palestina” porque la olvidada causa palestina es nuestra principal causa y nuestros mártires cayeron en el camino a Palestina”.

Sayyed Nasralá juró por la sangre de los líderes mártires que sus hijos, compañeros y estudiantes son más fuertes en su resistencia y advirtió al enemigo israelí que la venganza que él prometió tras el martirio de Mugniyeh “está todavía sin realizar”.

Con respecto al discurso del líder del Partido del Futuro (Al Mustaqbal), Saad Hariri, durante la conmemoración del asesinato de su padre, el ex primer ministro Rafiq Hariri, Sayyed Nasralá dijo que la reducción del número de ministros shiíes tenía como fin el dar una oportunidad a una conocida familia histórica del Líbano, la familia Karame, de tomar parte en la vida política y no era un soborno, tal como Hariri había afirmado.

“Nosotros rechazamos la propuesta de dejar en paz las armas de Hezbolá y abolir el Tribunal Especial sobre el Líbano a cambio de poner el país bajo el control de una persona específica. Eso sí era un soborno. Nosotros no queremos conservar las armas per se, sino que queremos mantener la resistencia y si las armas de la Resistencia no estuvieran ahí con el único propósito de hacer frente a Israel y defender al Líbano no merecería la pena el sacrificio,” dijo Su Eminencia.

Sayyed Nasralá dijo también que el discurso de Saad Hariri era un insulto a la historia de su padre. “En el pasado, nosotros nos reunimos con tu padre mártir y discutimos con él el tema de la resistencia y sus armas. Le dijimos que nuestra prioridad era la resistencia y todo lo demás era debatible. Él nos dijo: estoy con vosotros y estoy a favor de mantener la resistencia y sus armas hasta que la paz sea establecida”. “¿Acaso tu padre aceptó un soborno de nuestra parte?”, señaló el secretario general.

Sayyed Nasralá dijo a Hariri que, a través de la iniciativa turco-qatarí, “nos ofreciste conservar nuestras armas a cambio de apoyarte como primer ministro, pero nosotros no aceptamos que tú fueras primer ministro debido a los intereses nacionales. Queremos un primer ministro libanés, un primer ministro que resida en Líbano,” señaló.

“Cuando tratamos con el gobierno de (el primer ministro Nayib) Miqati, estamos seguros que él no va a apuñalar a la resistencia por la espalda. Miqati y su gabinete permanecerán fieles a la resistencia,” dijo Su Eminencia.

En lo que se refiere a las relaciones con el líder del Partido Socialista Progresista, Walid Yumblatt, Sayyed Nasralá dijo que Yumblatt “mantiene una clara postura con respecto a la resistencia, pero tenemos opiniones distintas en lo que respecta a la crisis siria. Sin embargo, no fomentamos las tensiones en el país a causa de nuestros diferentes puntos de vista sobre este tema”. Él añadió que “Las diferencias de opinión sobre Siria no significan que queramos que la crisis de ese país se extienda al Líbano”.

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Nasralá, alabó el proyecto ortodoxo para una nueva ley electoral. “Estamos convencidos que él logrará una mejor representación (de la realidad política del país). Estamos de acuerdo con el proyecto y votaremos a favor del mismo si se propone al Parlamento”.

Con respecto a la acusación búlgara de que Hezbolá estaba detrás del ataque en el aeropuerto de Burgas del pasado año, en el que fallecieron cinco israelíes y un conductor búlgaro, Sayyed Nasralá rechazó tales acusaciones señalando que ellas “no tienen ningún fundamento”.

“(El primer ministro israelí Benyamin) Netanyahu inmediatamente culpó a Hezbolá de estar detrás del ataque... Sin embargo, Israel no lanzó una guerra como reacción,” dijo Su Eminencia en el discurso. A este respecto, Sayyed Nasralá denunció a algunas partes que han creído esta afirmación y han tomado medidas en base a ella, incluyendo algunos sectores libaneses.

El secretario general ofreció asimismo sus condolencias por el martirio del jefe del Comité Iraní para la Reconstrucción de Líbano, ingeniero Hussan Joshnevi, mientras se dirigía al Líbano desde Siria.

Él saludó, por último, la revolución de Bahrein y expresó su esperanza de que el diálogo nacional allí permita al pueblo bahreiní alcanzar sus aspiraciones.



Al Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario