20/2/13

Lecciones de Islam XXI: Prácticas de la religión





Lección 21: Prácticas de la religión.

En el Nombre de Dios, El Compasivo, El Misericordioso

  Existen varias formas de clasificar y enumerar las acciones prácticas del Islam. Vamos a describir someramente las 10 prácticas que constituyen las acciones principales que debe realizar el musulmán, las cuales se conocen con el nombre de “Furu’” (o “Ramas”) en el sentido que ellas son el complemento de los Principios de Fe (o “Usul”).

Vamos a hacer una breve enumeración y luego en las siguientes lecciones veremos algunos puntos más en detalle.

1.- La oración (“salat”) : Se trata de la forma de adorar a Dios Altísimo y comunicarse con El establecida por los Profetas (P). Algunas oraciones son obligatorias para el musulmán, como las 5 oraciones diarias que se realizan en distintos horarios : antes de la salida del sol (salatul fayr u oración del alba), después del mediodía (salatul zhuhr u oración de pasado el mediodía), a la tarde (salatul asr u oración de la tarde) después de la puesta del sol (salatul magreb u oración del ocaso) y a la noche (salatul isha u oración de la noche). Aparte de estas oraciones, existen otras que también son obligatorias en determinadas circunstancias y bajo ciertas condiciones, como la oración comunitaria de los viernes (“salatul yumah”), la oración de las festividades (salatul aid), la oración de los acontecimientos meteorológicos excepcionales como un eclipse o un terremoto (salatul aiat) o la oración obligatoria de la Peregrinación (salatul tauaf). Además existen numerosas oraciones meritorias que pueden realizarse, como la oración nocturna (salatul lail).

2.- El ayuno (“saum”) : Se trata de la abstención de toda comida, bebida, relaciones sexuales y otros asuntos que impliquen una estimulación de los sentidos o la satisfacción de deseos carnales, desde antes de la salida del sol hasta después de la puesta del sol. Es decir, durante las horas de luz del día. El ayuno obligatorio en el Islam se realiza durante el sagrado mes de Ramadán, noveno mes del calendario islámico. Quien se encuentra en condiciones de ayunar, debe hacerlo durante ese mes. Existen determinados casos en que se exceptúa a la persona de ayunar debido a que le provoca un perjuicio y no un beneficio.

 3.- Caridad obligatoria (“diezmo” o “zakat”) : Se trata de un impuesto religioso que deben pagar una vez al año quienes posean determinadas riquezas (cosechas, ganado, tesoros, etc.), el cual debe ser destinado a determinados fines establecidos (como la ayuda a los pobres y necesitados, la construcción de caminos, hospitales, escuelas, mezquitas y aquello que la comunidad necesite). Aparte de esto, hay una caridad obligatoria llamada “zakatul fitr” que se entrega una vez al año, al finalizar el mes de Ramadán, equivalente a 3 kilogramos de alimento por persona, destinada especialmente a los pobres, la cual todos los musulmanes deben dar (con excepción de aquellos que son extremadamente pobres y no pueden ni siquiera dar esta cantidad). Al margen de esto, toda caridad meritoria (“sadaqat”) es altamente recomendable en el Islam.

  Existe otro asunto que se mantiene en la Escuela Shiita, no entre los sunnitas, que es el “Jums” o Quinto. No lo detallamos aquí.

4.- La Peregrinación a la Meca (“Hayy”) : Se trata de una acción obligatoria excepcional, pues la obligación recae en quien reúne las condiciones necesarias (recursos económicos, salud, posibilidades de viajar, etc.) y sólo es obligatorio realizarla una vez en la vida. La Peregrinación anual a la Meca es una asamblea mundial de musulmanes que se congregan en esa ciudad santa del día 8 al 12 del mes de Dhul Hiyyat, el último mes del calendario lunar islámico. Allí se evoca la convocatoria al Monoteísmo de Abraham (P) y su sacrificio, cuando en respuesta a la orden de Dios Altísimo él estuvo dispuesto a degollar a su propio hijo primogénito (sacrificio que finalmente no se concretó por orden de Dios Mismo, y en su lugar se sacrificó un cordero, siendo este hecho el que se celebra en la festividad del sacrificio, el 10 de Dhul Hiyyat del calendario islámico). Es una demostración pública y masiva de fe que sólo el Islam ofrece, aventajando a todas las otras religiones al respecto. Aparte de esta Peregrinación, cualquier musulmán puede visitar la santa ciudad de la Meca en otra época del año y el ritual se denomina “Umrah”.

 5.- El combate (“yihad”) : Se trata del esfuerzo, el trabajo y la lucha que el creyente realiza por el Islam, por la Causa de Dios. Tiene dos aspectos conocidos en la Tradición islámica : uno interno, que es la lucha por la purificación del alma y el esfuerzo por llevar adelante los Mandatos de Dios (“yihad al akbar” o gran combate : es el más importante) ; y otro externo, que se realiza con las armas y es para la defensa del territorio islámico (“yihad al asgar” o combate menor). Tiene estrictas normas y reglas, y debe ser conducido por un líder sabio y justo : el Imam (P) o un muytahid que lo represente.
El “yihad” es una de las cuestiones por la cual el Islam es más atacado e injuriado. Representa el espíritu combativo de los musulmanes y su resistencia ante la opresión y tiranía. Los musulmanes no se resignan a ser subyugados, sino que resisten y se defienden con las armas si es necesario. Por esto son acusados rápidamente de “terroristas”, “asesinos”, “locos fanáticos”, etc. Cuando en realidad, un análisis objetivo e imparcial de los hechos demostraría con facilidad que las acciones de “yihad” de los musulmanes en realidad son heroicos actos de resistencia y lucha de pueblos que se enfrentan contra potencias invasoras y agresoras, y en general lo hacen en inferioridad de condiciones. En cuanto a ciertas acciones que la gente aborrece como los atentados terroristas ocurridos fuera del territorio islámico, una investigación objetiva e imparcial de los hechos demuestra que en la casi totalidad de los mismos no se ha demostrado una verdadera participación de grupos islámicos y no hay verdaderas pruebas sobre la participación y culpabilidad de los musulmanes al respecto. La gran mayoría de dichos atentados terminaron justificando nuevos ataques e invasiones a países islámicos, por lo que en realidad los musulmanes han sido las víctimas en tales sucesos. En consecuencia, al observar quiénes han resultado beneficiados y quiénes han sido perjudicados con los atentados terroristas fuera del territorio islámico, las sospechas sobre la verdadera culpabilidad se aleja de los musulmanes y se aproxima a los enemigos del Islam.

Otras acciones del musulmán.

Las acciones que debe realizar el musulmán no se limitan a estas prácticas, sino que hay un amplio número de obligaciones y prohibiciones, grandes y pequeñas, que debe atender y que se encuentran detalladas en las obras de “Leyes prácticas”. Tales normas regulan las acciones de su vida, tanto las acciones relacionadas con la devoción (“ibadah”) como las que regulan el trato y vínculo con otras personas (“muamallat”), como las transacciones comerciales, las sociedades laborales, el matrimonio, el divorcio, etc.

El Islam contempla también un código legal y penal (“Shariat”) para que las autoridades lo establezcan sobre las sociedades, regulando el correcto desenvolvimiento de las mismas y estableciendo las penalidades para los delincuentes (“hudud”), como el castigo establecido por la religión para el ladrón, para quien consume o trafica con embriagantes, para el asesino homicida, para el violador, etc.

Cada asunto de la vida del hombre, tanto individual como social, presenta una norma que establece sus límites y determina su compensación en caso de que dicho límite sea trasgredido. El Mensaje de Dios dejado a nosotros por el Profeta Muhammad (BPD) no omite absolutamente ningún asunto ni descuida nada de aquello que sea importante para la vida humana. No vamos a dar mayores detalles de los temas ahora. A partir de la siguiente lección, veremos si Dios quiere algunas prácticas en particular e iremos ahondando en temas que pueden ser más o menos conflictivos.


Abdallah Yusuf de La Plata – Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario