5/2/13

Lecciones de Islam XI:Introducción al concepto de Profecía


Por Abdallah Yusuf de La Plata


Lección 11: Introducción al concepto de Profecía

En el Nombre de Dios, El Compasivo, El Misericordioso

El Islam es la última de las religiones reveladas por Dios a la Humanidad. No es “la única religión revelada”, sino la última de todas, establecida por Dios como religión para toda la gente hasta el fin de los tiempos.

Desde el punto de vista histórico, el Islam surge en la Meca (lo que hoy es Arabia Saudita) hace 14 siglos a partir del Profeta Muhammad (BPD), quien en occidente es conocido con el nombre de “Mahoma” por una derivación de la fonética turca “Mahomet”, pero que los musulmanes llamamos “Muhammad” por derivación de la fonética árabe, tal como era su nombre originalmente. La letra “h” se pronuncia como una jota suave y la doble “m” se pronuncia remarcando las mismas o haciendo una pequeña pausa entre ambas. De esta manera, la pronunciación sería “Mu-jam-mad”.

Como decíamos, desde un punto de vista histórico, podemos considerar que el Islam surge a partir del Profeta Muhammad (BPD). No obstante, los musulmanes consideramos que el Islam es básicamente el mismo Mensaje que Dios envió a todos los pueblos a través de los diferentes Profetas y Mensajeros (P), el cual adoptó otros nombres como “Judaísmo” o “Cristianismo”, pero que en esencia no eran otra cosa que el Islam en sus orígenes. Si hoy vemos coincidencias entre el Islam y otras religiones, se deben a su origen común. Y si vemos diferencias y amplias divergencias en algunos aspectos de las religiones consideradas como auténticas en sus orígenes (como el Cristianismo), se deben a que tales religiones han perdido el Mensaje original y en algún momento de su historia lo han desvirtuado y alterado, distanciándose del Islam.

En consecuencia, los musulmanes creemos en todos los Profetas (P), incluso los mencionados en la Biblia como Adán, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José, Ismael, Moisés, David, Salomón, Elías, Isaías, Zacarías, Juan el Bautista y Jesús (P). Los musulmanes creemos en los Libros revelados como la Biblia, aunque consideramos que el único Libro que se ha mantenido intacto desde su Revelación es el Sagrado Corán, Libro Sagrado de los musulmanes que le fue revelado al Profeta Muhammad (BPD) por Dios a través del Arcángel Gabriel (P). Los musulmanes creemos en la autenticidad original de religiones como el Judaísmo y el Cristianismo, y no rivalizamos con ellas ni las consideramos “obras del demonio” ni “engaños de falsos Profetas” en absoluto. Pero consideramos que ellas fueron reveladas para un momento y lugar en particular, para un grupo limitado de personas, y que hoy su tiempo ha caducado y ellas han quedado abrogadas por el Islam, la última religión revelada por Dios para todo tiempo y lugar hasta el fin del mundo.
El Islam es un “modo de vida” (en árabe: “Din”), que es el concepto original de “religión”. Se trata de un conjunto de creencias y prácticas que el ser humano adopta para su vida cotidiana, a fin de establecer sus acciones en la rectitud y encaminarse hacia el bienestar y la felicidad auténticas, reales. Luego de comprender y aceptar las creencias libremente, el hombre pone en práctica determinadas acciones que van ordenando su vida cotidiana en la salud física, moral y espiritual, orientándose hacia Dios buscando Su Complacencia. De esta manera obtiene el bienestar completo, en este mundo y en el otro.
El Islam contiene todo lo que el ser humano necesita para su vida, tanto individual como social. No se trata de un mero conjunto de rituales a ejercerse en un determinado templo a una determinada hora, sino de todo un conjunto de acciones a ponerse en práctica en la vida cotidiana. El Islam contiene indicaciones respecto a la comida, la bebida, la vestimenta, la conducta diaria del hombre, su relación con sus semejantes, etc. Hay indicaciones que van desde cómo debe el hombre ir al baño hasta cómo debe gobernar un país y establecer sus leyes, su economía, su política, etc. En el Islam no hay nada importante librado al azar ni dejado a la opinión y gusto de la gente, sino que sobre cada asunto vinculante para la vida humana existe un mandato, una norma, una indicación, un consejo, una obligación o una prohibición.

¿Qué son los Profetas (P)?
La palabra “Profecía” en el contexto de las enseñanzas islámicas no se circunscribe a la predicción de acontecimientos futuros, sino que alude al Mensaje de Dios para la Humanidad. En consecuencia, “Profeta” no es quien anticipa el futuro sino quien transmite un Mensaje de parte de Dios. Pero los Profetas (P) no son meros transmisores, sino que son verdaderos maestros para el género humano. Las grandes ciencias de importancia vital para el desarrollo de las sociedades, como la escritura, la agricultura, la ganadería, el comercio, la sabia administración de recursos, etc., nos han llegado a través de ellos. Además, ellos son seres humanos extraordinarios, modelos ejemplares de conducta para imitar y seguir por parte de la gente. Ellos representan el estado ideal del ser humano, la cumbre elevada de la humanidad a la cual toda persona debe aspirar y hacia la cual conduce el Mensaje de la religión.


¿Por qué Dios usa a los Profetas (P) para transmitir Su Mensaje?
Dios utiliza como vehículo o herramienta para Su Mensaje a seres humanos con quienes los hombres puedan conversar, intercambiar conceptos, preguntarles sus dudas y que a la vez sean modelos a imitar. Si el Mensajero fuese un Angel, otra criatura o Dios Mismo, el hombre podría excusarse de imitar su conducta argumentando que él es sólo un ser humano y que no puede poner en práctica los mandatos de la religión. Pero si los recibe de parte de otra persona que delante de sus ojos pone en práctica tales mandatos, entonces ya no tiene excusas.
No obstante, la mayoría de la gente rechaza el Mensaje de Dios y prefiere aferrarse a sus costumbres ancestrales, a sus tradiciones sociales, a las modas locales y a todo cuanto le reporte un beneficio material tangible en este mundo. De ahí que rechazan a los Profetas (P) e inventan mentiras acerca de ellos. Dice el Corán :
“Y no impidió a los hombres creer después de haberles llegado la Buena Guía sino el haber dicho : ‘¿ Ha mandado Dios a un hombre como Enviado ?’” (17 : 94)

Sin embargo, de haber sido de otra manera la Revelación del Mensaje, igualmente se habrían rebelado ante Dios y ante el Mensajero (P), rechazándolo. Aún así, Dios envía Sus Mensajes a los hombres a través de los Profetas (P), pues la gente necesita de estos Mensajes, y Dios no le niega absolutamente nada de lo que precisan a Sus criaturas. El es Magnánimo, Generoso, Sabio, Compasivo y Misericordiosísimo.
¿Cuántos Profetas hubo a lo largo de la Historia de la Humanidad?
Según el Islam, Dios ha enviado Profetas y Mensajeros a todos los pueblos de todas las regiones del mundo a través de toda la Historia de la Humanidad, sin discriminar a ningún grupo humano y sin dejar a nadie sin la Buena Guía del Mensaje Divino. De acuerdo a la Tradición Islámica, el número total de Profetas (P) fue de 124.000. La mayoría de ellos nos son desconocidos, pues sus historias se perdieron en el tiempo. En el Sagrado Corán encontramos el nombre de 26 Profetas individualizados (P). En una Tradición (“Hadiz”) del Profeta Muhammad (BPD) figura lo siguiente :

Del Profeta (BPD) – según lo que narró Abu Dharr, quien dijo : - “Le pregunté al Mensajero de Dios (BPD) : ‘¿ Cuántos fueron los Profetas ?’ Me contestó (BPD) : ‘124.000’ Continué : ‘¿ Y cuántos de ellos fueron Mensajeros ?’ Me dijo (BPD) : ‘313 ; el resto sólo fueron Profetas.’ Le pregunté : ‘¿ Adán fue un Profeta ?’ Respondió (BPD) : ‘En efecto. El fue la Palabra de Dios, quien ha sido creado por Su Mano. ¡Oh, Abu Dharr! Cuatro de los Profetas han sido árabes : Hud, Saleh, Shuaib y tu Profeta.’ Seguí preguntando : ‘¡Oh, Mensajero de Dios! ¿Cuántos libros ha revelado Dios?’ Me dijo (BPD) : ‘104 ; de ellos 10 le fueron revelados a Adán, 50 a Shuaib, 30 a Idris, quien fue el primero en escribir con el cálamo, 10 a Abraham y los demás son la Torah, el Evangelio, los Salmos y el Furqán (el Corán).’” (De “Al Mizán”, de Allamah Tabatabai, extraído de “Tafsir Al Mayma’” – exégesis shiíta -, con la aclaración de que también figura en “Durr Al Mansur” –exégesis sunnita- con la salvedad de que no menciona los 10 libros de Adán y sí menciona 10 libros a Moisés antes de la Torah.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario