9/1/13

Obituario prematuro de los BRICS


Obituario prematuro de los BRICS, según el analista indio M. K. Bhadrakumar

Alfredo Jalife-Rahme

Existe una viciosa campaña negra del oligopolio multimediático anglosajón para mancillar y hasta pulverizar, de ser posible, a los BRICS (Bajo la Lupa, 4/11/12 y 2/12/12): desde The Financial Times/The Economist hasta The Wall Street Journal/Foreign Affairs (Ruchir Sharma) y la banca de inversiones Morgan Stanley.

Las grandes potencias mueven aceleradamente sus fichas cuando los nombramientos de la segunda administración Obama en el Pentágono (el republicano Chuck Hagel) y la CIA (John O. Brennan) es muy probable que marquen nuevos enfoques geopolíticos, en particular, referente a un reacomodo de la postura hacia la teocracia jomeinista, cuando se perfila la elección presidencial en Irán el próximo mayo. La nominación de Hagel no es menor y refleja la voluntad de la segunda administración Obama de dirigir los intereses exclusivos de EU (Dana Milbank, The Washington Post, 7/1/13) cuando ya no tiene el peso de otra relección y el presidente, más suelto, tiene la oportunidad de implementar sus políticas sin tapujos.

David Ignatius, columnista estrella de The Washington Post, muy cercano a la Casa Blanca, considera que la feroz batalla de confirmación de Hagel puede servir como un anticipo de los mas importantes debates en política exterior.

No hay que perder de vista el artículo de Zbiniew Brzezinski en The Washington Post (3/1/13) donde (re)clama por un debate abierto sobre la conveniente política a seguir de acuerdo con los intereses de EU (no los de Israel ni de Bibi Netanyahu, sionista mesiánico: ex director del Mossad, Meir Dagan dixit): Irán debe ser el tópico principal en las audiencias del Congreso por las nominaciones del Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado (nominado John Kerry).

Jim Lobe, de Inter Press Service (8/1/13), expone el profundo significado de la nominación de Hagel para domesticar al poderoso “lobby israelí”.

No se puede soslayar tampoco la reciente apertura espectacular de parte del flamante mandatario norcoreano Kim Jong-un hacia sus congéneres de Sudcorea, ni la visita oficiosa del mexicano-estadunidense Bill Richardson –ex secretario de Energía con Clinton y un óptimo negociador– acompañado insólitamente por Eric Schmidt, mandamás de Google, a Pyongyang (MercuryNews.com, 6/1/13).

Menos se puede pasar por alto la consolidación de la relación estratégica entre Rusia e India (Bajo la Lupa, 30/12/12), dos miembros prominentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

El ex diplomático indio y hoy colaborador de Asia Times, M. K. Bhadrakumar, en su portal (5/ 1/12), justamente trae a colación la nominación de Hagel como un probable y decisivo cambio geopolítico para un acercamiento con Irán –a lo que, curiosamente, el portal Debka (8/1/13), presuntamente vinculado al Mossad, le ha dado vuelo casi certificado. Al ex diplomático indio le llamó profundamente la atención, por su timing y su contenido, las frescas consultas entre los encargados de los respectivos consejos de seguridad nacional de India, Shiv Shankar Menon, e Irán, Saeed Jalili.

A juicio de Bhadrakumar, Obama no desea esperar hasta la elección presidencial de mayo para conseguir un acuerdo político/diplomático sobre el contencioso nuclear con Irán. Define a Irán como la última frontera de la seguridad energética (nota: la segunda reserva de gas natural del planeta detrás de Rusia y antes de Qatar). Pero, más que nada, ubica la reunión de los dos jerarcas, Menon y Jalili, de los consejos de seguridad nacional de sus respectivos países, como la preparación a un probable cambio paradigmático (¡supersic!) en el escenario de la seguridad regional y sus efectos geopolíticos que afectarán en forma crítica los vitales (sic) intereses de India.

Lo más relevante del dinamismo diplomático indio versa sobre la reunión, por primera vez este jueves, en Nueva Delhi de los jerarcas de los consejos de seguridad nacional de los BRICS, lo cual le otorga una notable dimensión estratégica.

A juicio de Bhadrakumar, la credibilidad estratégica de los BRICS en el sistema internacional depende pesadamente (sic) en la extensión en la que China e India pueden poner de lado sus diferencias y reconozcan que tienen más en común que lo que los separa. Sin duda. Aquí el papel de Rusia como pivote será determinante para consolidar el triángulo estratégico euroasiático, el RIC (Rusia, India y China), tan pregonado por el ex primer ruso Yevgeny Primakov.

La primera reunión de los jerarcas de los consejos de seguridad nacional de los BRICS se asemeja al formato del Grupo de Shanghai y Bhadrakumar garantiza que serán abordados los temas candentes de Siria, Irán, la primavera árabe, Afganistán y el contraterroismo.

Tras desechar el obituario prematuro de los BRICS y su alucinante fracaso económico, por los intereses anglosajones, el ex diplomático indio, con gran experiencia en Asia Central, cita un reciente análisis nada menos que del británico Jim O’Neill –presidente del Manejo de Activos de Goldman Sachs– quien acuñó el acrónimo feliz de los BRICS, el que demuestra persuasivamente el crecimiento de los países emergentes (Economía, 2/1/13).

Al contrario de las fantasías del oligopolio multimediático anglosajón –que califican el descenso del crecimiento económico de China de dos dígitos a uno solo como señal inequívoca del fin del “modelo chino y su Consenso de Pekín–, O’Neill aduce que China crecerá entre 7 y 8 por ciento debido en parte a que esa es la meta que desean sus tomadores de decisiones para enfriar la economía sobrecalentada que había profundizado dramáticamente la desigualdad de los ingresos, al unísono del daño ambiental.

Bhadrakumar se pregunta cuál es la razón del obituario prematuro de los BRICS de parte del oligopolio multimediático anglosajón y concluye que existe una creciente preocupación en Occidente en cuanto a la maduración del bloque pentapartito, lo cual impregna desafíos formidables al orden político (sic) y económico establecido.

Como ejemplo innovativo cita la creación de un banco de desarrollo que puede ser formalizado en la próxima cumbre en Durban (Sudáfrica) en marzo, el cual, se aprecia, competiría en mejores condiciones con el tan vilipendiado Banco Mundial.

Para Bhadrakumar, los poderes emergentes de los BRICS constituyen la principal historia de la economía global”. Quizá le faltó añadir su corolario: la consolidación del nuevo orden multipolar. En ningún momento Bhadrakumar, quien se confina a la dinámica geoeconómica y a la probable nueva configuración estratégica regional, expone la inocultable capacidad letal/multidimensional del gigante herido estadunidense, que ha recurrido a la contención de China mediante la doctrina Obama del pivote y su “nueva guerra fría” con Rusia (Bajo la Lupa, 6/1/13).

Es notorio el gradualismo estratégico de los BRICS que avanzan prudentemente sus fichas globales para no provocar innecesariamente al gigante herido estadunidense.

Nos afiliamos a la tesis que a EU hay que cuidarlo y procurarlo más que nunca en su proceso de decadencia irreversible para evitar serios trastornos a la humanidad.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

No hay comentarios:

Publicar un comentario