5/1/13

Israel y La anexión de Cisjordania


El debate sobre la solución de dos Estados está ocultando la historia real, la anexión de Cisjordania

mondoweiss.net

Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.

Una de las observaciones políticas más acertadas que he leído últimamente era de Joseph Dana en el Nacional: "el debate sobre la solución de dos Estados se ha convertido en una desviación importante en vez de discutir la verdadera naturaleza del colonialismo israelí". Me he dado informado de lo mismo, tanto de derechistas como de los sionistas liberales: Continúen hablando de la necesidad de la solución de dos Estados, de manera que nadie habla de políticas de tierras que han hecho imposible la mencionada solución.
La verdad es que el gobierno israelí se está encaminando hacia la anexión (como Annie Robbins y Deger Allison han señalado repetidamente). Aquí hay dos buenos tratamientos de la anexión de empuje en medios de comunicación. Primero Dana en el Nacional:
Para gran consternación de la comunidad internacional y los defensores de una solución de dos Estados, Israel anunció recientemente que iba a comenzar la planificación para la creación de asentamientos en el este E-1 zona de Jerusalén. Los asentamientos israelíes en esta área aislaran concretamente la conexión de los palestinos con Jerusalén salvo por unos pocos caminos de acceso cuidadosamente controlados por los soldados israelíes. Cuando –y no si- Israel comience a construir en E-1, va a terminar el paradigma de la solución de dos Estados como hemos llegado a entenderla.
Las próximas elecciones en Israel amenazan con afianzar a futuro la situación actual. Israel se encamina a elecciones anticipadas en enero sobre una plataforma que confirma este camino. Benjamín Netanyahu, el primer ministro, está listo para navegar hacia la victoria con una de las coaliciones más abiertamente antagónicos y de derechas de la historia de Israel. Su coalición incluye una colección de políticos de derecha que exigen distintos grados de anexión en Cisjordania.
"Las elecciones en Israel no significan una oportunidad para el cambio, sino todo lo contrario: estamos más propensos a terminar con un gobierno que sostiene la continuidad del statu quo como centro de su política", dijo el periodista israelí Noam Sheizaf sobre las próximas elecciones. "Probablemente el único factor aglutinante de todos los socios de la coalición sea el acuerdo para mantener el statu quo".
En el New York Times, Jodi Rudoren escribe sobre el estadounidense-israelí Naftali Bennett, de 40 años, del Partido Hogar Judío, que se ha convertido en una fuerza de derecha en la política israelí, que puede alcanzar hasta 15 escaños en las próximas elecciones. Quiere la anexión. Por lo menos es sincero sobre esta cuestión:
Bennett ha dicho que no cree que pueda ver en su vida una solución del conflicto israelí-palestino.
Así, en lugar de hablar de paz, habla de anexión, “Israel deberá anexar casi dos tercios de la Ribera Occidental, conocida como Zona C, que es el hogar de 350.000 colonos judíos. En su opinión, los palestinos que viven allí –Bennet estima entre 48.000 y 150.000 para las Naciones Unidas- podrían solicitar la ciudadanía israelí, similar a los palestinos que viven dentro de las fronteras de Israel de 1948. Luego se trataría de eliminar los puestos de control para facilitar el tráfico y la circulación en toda la región”, dijo en una entrevista reciente, y agregó "hacer una lista de 20 cosas que podríamos hacer para mejorar la vida" tanto para los judíos como para los palestinos que viven en el territorio.
"Olvídate de si es correcto o incorrecto. Estamos aquí para quedarnos, ahora, ¿qué podemos hacer al respecto?", dijo. "Buscar la perfección trae el desastre una y otra vez. Es hora de un nuevo pensamiento.
¿Cuando empezaron nuestros políticos a reflejar esta realidad? ¿Cuándo querrán los sionistas liberales?


Veamos qué pasa en la actualidad. Evidencias de la tendencia, gracias al comentarista Mikeo, de Guardian:

Miembros prominentes del partido gobernante Likud de Israel han propuesto la anexión de parte de Cisjordania, una batalla por los votos de la derecha que se intensifica antes de las elecciones generales que se celebrarán antes de tres semanas.


El ministro de gobierno Yuli Edelstein dijo en una conferencia en Jerusalén que la falta de soberanía israelí en la zona C  -el 60% de Cisjordania bajo completo control militar israelí donde están situados todos los asentamientos- "fortalece la demanda de la comunidad internacional de una retirada a la líneas anteriores a 1967".
Fuente: http://mondoweiss.net/2013/01/endless-solution-annexation.html 

No hay comentarios:

Publicar un comentario