7/1/13

Barack Obama elige a dos hombres controvertidos para la CIA y el Pentágono


Barack Obama estrena el año de nombramientos para su nuevo equipo con polémica.


El presidente ha anunciado este lunes la elección de Chuck Hagel como secretario de Defensa y de John Brennan como director de la CIA. Por razones opuestas, ambos serán sometidos a un complicado interrogatorio en el Senado para su confirmación en los cargos.

Hagel, de 66 años, fue senador republicano, pero sus compañeros de partido renegaron de él por su oposición solitaria a la guerra de Irak y sus votos en contra de sancionar a Irán o de forzar a la Unión Europea a tratar a Hizbulá como una organización terrorista. Ahora ha sido atacado por varios senadores republicanos. Pero también por grupos de activistas gays, que se quejan de unos comentarios despreciativos que hizo Hagel en 1998 contra el embajador de Luxemburgo por su homosexualidad. Y tampoco gusta a las organizaciones pro-israelíes porque en 2006 se quejó del peso que tiene en la política de Estados Unidos "el lobby judío".

Obama defiende la independencia de Hagel y su valor como ex veterano de la guerra de Vietnam. De hecho, es el primer secretario de Defensa que tiene la experiencia de haberse alistado voluntariamente como soldado de infantería. Ahora su antiguo aliado John McCain, a quien Hagel apoyó en su carrera presidencial, se ha vuelto contra él. El senador republicano Lindsay Graham también dijo este domingo que la elección de Hagel es "una provocación" porque sus políticas están "fuera de la corriente general". "Será uno de los secretarios de Defensa más enemigos del Estado de Israel en la historia de nuestro país", dijo Graham.

Brennan, en cambio, enfadará más a los demócratas. Obama ya intentó nombrarlo en 2009, pero desistió por la relación del elegido con las torturas a detenidos durante la Administración Bush. Brennan, de 57 años, asegura que no participó directamente en el programa de "interrogación reforzada", pero como veterano de la CIA siempre fue uno de los espías del sector más duro y no consta que hiciera nada para oponerse a los duros interrogatorios. Obama lo dejó como jefe antiterrorista y ahora lo premia por haber dirigido la operación de captura y asesinato de Osama Bin Laden. Brennan también ha sido el arquitecto de otro programa polémico, el de los aviones no tripulados (los llamados 'drones') dirigidos a matar a terroristas y simpatizantes de Al Qaeda en Pakistán y Afganistán.

Obama se lleva personalmente bien con Brennan, a diferencia de la relación fría que tenía con su antecesor, David Petraeus, que dimitió en noviembre después de admitir un complicado entramado para esconder que tenía una amante. Obama también congenió en el Senado: trabajaron en la reforma de la inmigración y viajaron juntos a Irak.

El nuevo equipo, de momento, se completa con John Kerry, elegido para ser secretario de Estado y una figura menos controvertida. El senador, un moderado y veterano de la comisión de Exteriores, tiene el respaldo de ambos partidos.

http://www.elmundo.es/america/2013/01/07/estados_unidos/1357576323.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario