19/1/13

Argentina: Economía 2013


Escenario: Qué predicen los economistas para la elección de octubre



Brasil empezó a repuntar y la cosecha va camino a ser récord. Eso le permitiría al país crecer entre el 3 y el 4%, según los economistas. El gobierno evitaría así una situación como la del 2009, cuando la recesión y la sequía le jugaron en contra y el kirchnerismo perdió las elecciones. Este año, con un crecimiento acotado, el kirchnerismo podría obtener un resultado similar al de 2007.


El 2013 arrancó con algunas buenas señales para el crecimiento de la economía argentina –no así para el problema de la inflación-. El gobierno de Dilma Roussef decidió extender la promoción industrial en Brasil para los vehículos y las automotrices que producen en Argentina con destino al país vecino no tardaron en reaccionar. Fiat ya tuvo que salir a suspender vacaciones para poner al máximo su planta en Ferreyra. En el sector agrario, las inundaciones provocadas por el exceso de lluvia no lograron amainar los pronósticos de una cosecha récord, que prevé nada menos que 53 millones de toneladas de soja a precios altísimos.

Esos son los números que el economista Miguel Bein tiene en su cabeza cuando habla de una recuperación del 4,5% en el crecimiento del PBI para este año. Luego de una caída del 0,7% en el 2012 por efecto de la sequía. Ahora, la cosecha crecerá un 20% en el 2013, según estima el director de Bein y Asociados. Esta suba ya le otorga de por sí un piso de 1,5% en el incremento del producto.

Por eso este economista de la UBA sostiene que el escenario electoral para las legislativas va a ser similar al de 2007: Un oficialismo que triunfa con un margen que va de los 35 a los 40 puntos (en ese entonces rondó los 45, pero ahora golpearía efecto inflación y desgaste político).

Es decir, el kirchnerismo no estaría ante la victoria arrasadora del 54% obtenida en el 2011, pero tampoco en un escenario de derrota como en el 2009, cuando la sequía y la recesión hicieron quedar al kirchnerismo en el segundo puesto en la provincia de Buenos Aires, que concentra el 40% del electorado del país.

Las consultoras de opinión pública parecen sostener esta hipótesis. La imagen de Cristina pasó de estar en un alto 65 por ciento de imagen positiva, a situarse en una franja que según los distintos encuestadores oscila entre los 30 y 40 puntos. Pero el dato relevante es que después de varios meses de descenso dejó de caer.

El consultor Ricardo Rouvier afirmó a LPO que actualmente el FPV/PJ se encuentra ubicado en la primera minoría, como en el 2009, aunque en un nivel superior a lo obtenido ese año.

“Una economía con una recuperación moderada va a favorecer al oficialismo”, explicó el analista político, que reconoció que la situación “no será comparable con el 2011” cuando Cristina arrasó con más del 54%. Coincidió con la perspectiva de Bein en que el escenario será más similar al de 2007. “Tal vez por debajo”, acotó el director de Rouvier y Asociados.

Rouvier coincidió además en rechazar la posibilidad de que se repita el escenario del 2009, donde por el lado económico impactó una sequía muy fuerte y la recesión mundial y por el político la desgastante pelea con el campo por la resolución 125.

El consultor kirchnerista Artemio López, en una interesante columna publicada en la agencia estatal Télam, desagregó el voto kirchnerista para explicar la posibilidad de un buen 2013 electoral que avizora para el Gobierno. Según este encuestador la mitad del voto del kirchnerismo se compone por independientes –en su mayoría- y pronistas no kirchneristas, que acompañan al oficialismo cuando la situación económica y el empleo se mantienen o crecen

Estas variables sufrieron en el 2009 y de ahí gran parte de la explicación d ela derrota de Néstor Kirchner. Esta situación, según los economistas consultados no se repetiría este año.

En la vereda opuesta se encuentra el economista Jorge Todesca, para quien el 2013 se parecerá más a las elecciones legislativas de hace cuatro años. “Difícilmente sea mejor que el 2012”, comentó el economista de Finsoport. Según su consultora, el año pasado cerró con un crecimiento de entre 1,5 y 2 por ciento y el presente cerraría cerca del 3%.

Otra mirada

Todesca se mostró preocupado por “la turbulencia generada en los últimos 20 días” que llevó a la disparada del dólar paralelo. El especialista advirtió que el Banco Central emitió en diciembre 40 mil millones de pesos, “la mitad de lo que emitió en el año”. “La gente está dejando de demandar pesos y se está volcando al dólar, más allá de su precio, en vez de a los bienes durables como antes”, explicó.

Por otro lado, Todesca no espera que el gobierno reaccione ante la brecha del 50% entre el dólar oficial y el paralelo, lo cual desincentivará a los productores agrícolas a vender sus mercancías en el circuito legal. Por eso se preguntó si no revivirán los “viejos mecanismos de subfacturación”.

Por su parte, Maximiliano Castillo Carrillo, de la consultora ACM, descartó de plano que se repita una recuperación como la que vivió el país en el 2010-2011, cuando Brasil tuvo su tasa de crecimiento más alta de los últimos 30 años (más del 7%) y por ejemplo, la exportación de autos se incrementó en un 50%. El contexto actual suma el enfrentamiento con la CGT de Moyano, que puede complicar las negociaciones paritarias, agregó.

Sin embargo, Castillo coincidió en que, de no mediar ningún factor externo que perjudique la dinámica económica, queda descartado un escenario de recesión como en el 2009. De todas formas, subrayó que en ese año el gobierno contaba con un mayor margen de maniobra, porque pudo devaluar la moneda un 25%, tenía reservas en el Banco Central y todavía no existía el cepo al dólar.

Los puntos a los que habrá que estar atentos son los siguientes: el precio de las commodities, la evolución de Brasil y el resultado de la pelea con los fondos buitre en la Corte norteamericana. Se trata de factores que son ajenos al control del oficialismo”, agregó el economista.

Por ultimo, el consultor Rosendo Fraga también fue moderadamente pesimista: “La economía en 2007 creció 7% y en 2013 en el calculo optimista crecería 3%, pero en la realidad será bastante menos”, arriesgó.

“En mi opinión la economía será neutra. No hará ganar las elecciones como en 2007 y 2011, pero tampoco provocará la derrota del oficialismo como en 2009. Como viene sucediendo, la agenda política será más importante que la económica en las elecciones legislativas de este año”, concluyó el director de Nueva Mayoría.


Los pronósticos de Bein

El blog Mide/No Mide de Nicolás Tereschuk publicó una interesante síntesis de los pronósticos de Miguel Bein en el programa “Palabras +, Palabras- “. Estos son los principales conceptos, resumidos, del economista:

La elección de 2013 se va a desarrollar en un contexto económico que se parece más al de 2007 (en el que Cristina rondó el 45 por ciento de los votos) que al muy malo de 2009 o al muy bueno de 2011. A buen entendedor...

“La economía argentina crecerá 4,5 puntos este año, puede ser un poquito más, impulsada por dos factores "extraordinarios": una cosecha mucho mejor que la del año pasado y unas exportaciones automotrices a Brasil mucho mejores que las del año pasado. Esos "conejos de la galera" no estarán en 2014.

“La economía argentina está ya en una zona de uso de los factores productivos en la que cuánto se crece se parece más bien a las tendencias de largo plazo de crecimiento.

"La política económica incide en el margen. Cuando vos estás usando todos tus factores productivos un muy buen gobierno te puede hacer crecer por más eficiencia en el uso de los factores, mejor asignación del gasto, mejor esquema de inversión pública que tenga, medio punto más de crecimiento. Un muy mal gobierno, medio punto menos".

"Si vos invertís 22 puntos del producto y, de esos 22 puntos, 10 son inversión en maquinaria y equipo vas a crecer un 3 por ciento, más o menos. Todos los países del mundo que invierten 10 puntos del producto en maquinaria y equipo crecen 3 %. Brasil invierte eso, 10 puntos en maquinaria y equipo igual que nosotros y crece 3 por ciento, Estados Unidos invierte eso, igual que nosotros, y crece 3 por ciento. Te vas al Asia, Corea invierte 18 por ciento y crece 5,5 o 6 puntos. China invierte 20 puntos en maquinaria y equipo y crece 7,5 u 8 por ciento. No hay demasiado milagro".

"Argentina creció más porque la inversión tuvo un boom de construcción residencial y tuvo mucho espacio fiscal durante varios años para una recuperación muy fuerte de la infraestructura y de la inversión pública. Así llegó a tener 24 puntos del producto en inversión. Además tenía capacidad ociosa que le venía de la crisis. Esa capacidad se utilizó y vos viste a la economía creciendo 7,5, 8 por ciento. Cuando la cosecha era más fuerte incluso al 9 por ciento.

“Cuando se terminan los factores ociosos, cuando la capacidad instalada se completa, cuando pasás de 24 % de desempleo a 7 estás llegando al uso de los factores productivos. Y no podés seguir cebando la bomba del consumo porque si cebás la bomba de consumo al 8 por ciento todo ese consumo es utilizador de divisas, de dólares. Porque la industria argentina es abierta y tiene un uso de importaciones alto".

Dólar blue

"Hay grupos de gente, miles de personas pero que no dejan de ser un universo chico en lo que es la población urbana de la Argentina que pretenden seguir ahorrando en dólares porque la tasa de interés en pesos que te paga un banco no te compensa la inflación, a diferencia de lo que pasa en Brasil donde la tasa incluso ahora que está baja al 7,5 por ciento está 2 puntos por arriba de la inflación".

"Si tuvieras una moneda en la que podés ahorrar la desdolarización como procesos hubiera sido más acompasada".

"El gobierno prioriza, y yo no digo que esté mal, al contrario, prioriza el uso de dólares para el abastecimiento industrial, de los sectores productivos, de la agricultura, de los insumos de la ganadería..

"El tema de las restricciones cambiarias perfectamente se podría haber hecho sin la desmesura con la que se hizo, se podrían haber puesto cupos, límites, se podría haber moderado, se podría haber entrado en un proceso de 3 o 4 años de moderación, de fijación de límites, lo mismo con el giro de utilidades de las empresas, que aunque no hay ninguna norma escrita se prohibió

“Yo estoy de acuerdo en que los argentinos no pueden pretender llevarse a su casa los dólares del Banco Central y generar deabastecimiento de la industria, que la industria tenga que operar a un nivel 10 o 15 por ciento más bajo de lo que está operando hoy".

"La medida es conceptualmente correcta, me parece mal aplicada en el sentido que es desmesurada".

Inflación

“A esta altura no se puede discutir que la inflación es por factores monetarios. Cuando vos pasás de una inflación del 3 al 6 uno puede discutir si el origen fue monetario o fue puja distributiva. Cuando estás instalado en la zona del 23, 24 por ciento, cuando mirás una pelota de fútbol y rueda, no tiene manija, tiene inercia, los salarios se ajustan por la inflación pasada, le pega a los costos de las empresas y las empresas trasladan esos costos a los precios".

"Entre las causas podemos ver una política fiscal completamente expansiva, lo cual no quiere decir que no tenga que ser expansiva, pero hay que ponerle números a eso. Porque si expandís al 40 por ciento la cantidad de dinero, lo que hacés es convalidar el crecimiento pero también la tasa de inflación"

"La puja distributiva también juega claramente en la inflación. Cuando la inflación era baja los salarios se ajustaban por arriba de la inflación en 5 o 6 puntos. Eso se podía compensar cuando te sobraba capacidad en la fábrica, las empresas respondían por volumen, por cantidad. A medida que fueron completando su capacidad comenzaron a ajustar más por precios que por cantidad".

http://lapoliticaonline.com/noticias/val/88118/Escenario_Que_predicen_los_economistas_para_la_eleccion_de_octubre.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario