18/11/12

«Libertad no significa libertinaje»


El Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica se reunió con un grupo de aproximadamente 150 personalidades —entre científicos, profesores de seminarios teológicos y universidades, investigadores y autores de obras científicas— en la cuarta sesión de – “pensamientos estratégicos de la República Islámica.”


Al comienzo de esta sesión —en la que se debatió sobre las diferentes dimensiones del concepto de libertad— diez personalidades expusieron sus diferentes puntos de vista sobre el tema de la libertad, posteriormente 17 personas —del grupo de profesores e investigadores— debatieron y dieron su opinión sobre las ideas planteadas.

Durante su intervención, el Líder Supremo de la Revolución Islámica señaló: «Actualmente, la República Islámica vive una atmósfera de confrontación con el imperialismo y la arrogancia mundial, nadie ignora la situación económica ni está desatento a los problemas que esta confrontación ha generado, sin embargo, nos hemos reunido —en esta cuarta sesión de “pensamientos estratégicos”— debido a lo relevante del tema de la libertad.

El Ayatolá Jamenei enfatizó la necesidad de que en el país se reflexione en los  asuntos fundamentales y dijo que este es uno de los principales objetivos de estas sesiones.

«En lo que respecta al desarrollo, el pueblo iraní es como un río caudaloso que precisa del pensamiento, y necesita ser activo en los asuntos básicos», agregó su Eminencia.

El Líder Supremo señaló que otro de los motivos importantes para la celebración de estas sesiones es suscitar la comunicación entre las personalidades científicas, lo cual  preparará el terreno para la obtención de respuestas a las cuestiones fundamentales de la vida social.

«En Occidente el tema de la libertad —en relación con otros asuntos— ha sido objeto de mucha atención y debate durante los últimos siglos, desatando un torbellino de acontecimientos que han sido fuente de pensamiento y análisis», reiteró el Ayatolá Jamenei.

Su Eminencia dijo que el Renacimiento, la Revolución Industrial, la Revolución  Francesa y la Revolución de octubre de la Unión Soviética, fueron eventos claves que suscitaron  oleadas de pensamiento sobre  la libertad  en Occidente, y agregó: «Al contrario de Occidente, antes del movimiento constitucional, no teníamos algo que fuese fuente generadora de pensamiento y libertad, esto se debía a un gran defecto, el tratar de emular  a los pensadores occidentales, y ello no contribuyó en nada a la libertad. Esta emulación fue la causa de que después del movimiento constitucional, no apareciese ningún conjunto de ideas propias, ni una nueva forma de pensar, pues es lógico que cuando se reproduce un pensamiento, no se obtiene nada nuevo.»

Asimismo, el Líder Supremo de la Revolución Islámica manifestó: «Cuando debatimos en esta sesión sobre el tema de  la libertad, estamos debatiendo sobre el significado y sentido común que se le da en los centros universitarios e intelectuales del mundo, es decir, las libertades individuales y sociales;  no nos referimos a  la libertad espiritual ni al viaje de perfección hacia Dios.»

El Ayatolá Jamenei criticó a aquellos que creen que cuando se habla de libertad se hace referencia al libertinaje,  y agregó: «Cuando hablemos de libertad, no debemos temerle a las limitaciones, nosotros estamos tratando de conocer el concepto de libertad en el Islam.»

Su Eminencia dijo que la mayor diferencia entre el pensamiento del Islam y el de Occidente respecto al tema de la libertad, tiene que ver con el origen y la base de este concepto, y agregó: «De acuerdo al pensamiento liberal el origen de la libertad estriba en la inclinación del hombre hacia su humanidad, mientras que en el Islam, el origen y base de la libertad es el monoteísmo, es decir la creencia en Dios y el rechazo a la hegemonía y los arrogantes.

En el Islam, el ser humano es libre de toda atadura excepto de la adoración a Dios.

Otra de las bases principales de la libertad en el Islam es la nobleza humana.»

El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que el tema de libertad en las fuentes islámicas es planteado a partir de cuatro perspectivas: «Los derechos en el Corán, los derechos  en la jurisprudencia, los derechos en las obligaciones y los derechos en el sistema de valores.»

«Los derechos en el Corán son un conjunto sistemático de derechos objetivos que tanto en la vida cotidiana como el mundo de la legalidad son verdaderos, y la libertad es un derecho del ser humano que se encuentra en contra posición a la ambigüedad y falsedad», agregó el Ayatolá Jamenei.

Su Eminencia dijo que la «libertad desde el punto de vista de los derechos en la jurisprudencia significa la capacidad de pedir, mientras que desde el punto de vista de las obligaciones es el ser humano quien debe buscar su libertad y la libertad de otros».

Además, el Líder Supremo cuestionó: «Considerando que hay profundas diferencias entre el pensamiento islámico y el occidental,  ¿acaso podemos —en las investigaciones sobre este tema— referirnos y estudiar los pensamientos y visiones occidentales al respecto?

Refiriéndose a algunas realidades relacionadas con la “libertad” en Occidente, su Eminencia dijo: «Hay “libertad’ en el área económica, en cuanto los sectores que tienen grandes capitales gozan de beneficios especiales. Hay “libertad’ política,  en cuanto existe el monopolio del bipartidismo. Hay “libertad” moral en cuanto al homosexualismo. Todo esto, es resultado de la “libertad” en la sociedad occidental; todos estos asuntos constituyen muestras de la triste, amarga —y en algunos casos, repugnante—  realidad de la sociedad occidental.»

«El resultado de la “libertad” desde el punto de vista occidental es la discriminación, el despotismo, la creación de guerras, la tendencia a privilegiar sus formas culturales y evaluar las de los demás en sus términos, al punto de decir qué es lo “bueno” y  qué es lo “malo”, especialmente en temas como los derechos humanos, la democracia, etc.», explicó el Líder Supremo.

Al final el Ayatolá Jamenei enfatizó que evitar la imitación es la condición principal a la hora de analizar la visión de los pensadores occidentales,  puesto que la imitación está en contra de la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario