15/11/12

La organización, espacio fundacional de un nuevo modelo civilizatorio.


Por Gerónimo Peralta *

"A la hora de pensarnos, corresponde hacer a un lado muchas de las cargas que nos han acompañado por mandato de quienes nos dominan, hacernos cargo que para concebir la necesidad de revolucionar la sociedad, hay que dar una profunda batalla cultural, no mañana, ni pasado, ahorita.


Esa batalla es permanente y atraviesa nuestras organizaciones en cada uno de sus ámbitos, pero también nos invita, a cada un@ de nosotras y nosotros, a mirarnos en un espejo, a reconocernos en nuestro accionar cotidiano, a descubrirnos construyéndonos como algo superador a lo que nos propone la sociedad de hoy, en la que existe una frontera entre la vida espiritual y la vida pública, entre lo que se cree y la acción política, entre lo que se dice y lo que se hace. Para nosotros esa frontera no existe.

Retomamos los valores éticos que se manifiestan en la cosmovisión andina con la firme convicción de que otro modelo de sociedad es posible, para lograr ese objetivo es necesario reconocernos protagonizando cada una de las luchas que hay que librar.

Quienes asumimos la necesidad de revolucionar, debemos confrontar abiertamente en el plano de las ideas y la práctica, disputando subjetividades en los escenarios más adversos. Difícilmente logremos dinamitar al conjunto del andamiaje de colonización cultural montado por nuestros enemigos, sino asumimos construcciones colectivas de permanencia, con significantes que superen, en la vida publica y privada, las dualidades obscenas del mundo de hoy.

Los principios, la coherencia, la honestidad, la honorabilidad, son valores muy altos, pero sin organización que los levante y los sostenga en el tiempo, son meramente cualidades individuales, que la sociedad termina absorbiendo y vaciando de sentido.

La tarea entonces, entre muchas otras, es lograr la máxima calidad de esos núcleos del pueblo organizado, los mejores entre los más buenos deben ser quienes, con autoridad, confronten con el conjunto de la sociedad, pero sobre todo hacia dentro de la propia organización. Cada paso dado debe ser fundacional de una nueva civilización".




* Integrante del Secretariado Nacional de la OLA-Organización para la Liberación Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario