5/11/12

Explosiones en Arabia Saudí


La Oposición Saudí Duda de la Versión Oficial

En menos de dos semanas, dos grandes explosiones mortales han tenido lugar en Arabia Saudí.
Una o varias tuvieron lugar el 16 de octubre de 2012 en la Real Academia Militar y otra más el jueves de Riad “durante el paso de un camión que transportaba combustible” y que causó 24 muertos y 135 heridos”, según la agencia de prensa saudí.

Fuentes de defensa civil dijeron que tres personas se encuentran aún desaparecidas, y que el conductor del camión era nacional de un país asiático.

La explosión llevó al colapso del edificio de una fábrica e incendió varias decenas de vehículos.
El director general de Defensa Civil de Arabia Saudita, general Saad bin Abdulá al-Tuwaiyri, declaró que los efectos de la explosión alcanzaron 300 metros tras la caída del camión con combustible del puente.

Él indicó que el conductor del camión cisterna fue el responsable del accidente, añadiendo que el balance de víctimas podría todavía aumentar debido a una fuga de gas.

El canal de satélite de propiedad saudí Al Arabiyya afirmó que la explosión se produjo cuando el camión se estrelló contra un puente de la Avenida Sheij Yabir.

Sin embargo, según el satélite iraní por satélite en lengua árabe Al Alam, fuentes de la oposición saudí han puesto en duda la versión oficial. Ellas han revelado que hubo varias explosiones y se preguntaron sobre el verdadero motivo que llevó al conductor a estrellarse contra el puente.

Varios testigos confirmaron que la explosión provocó un enorme incendio y que el sonido la misma se extendió a varios kilómetros.

Experto en Arabia Saudí: las explosiones fueron atentados

Según un experto en Arabia Saudita, Fuad Ibrahim, interrogado por el canal de satélite Al Alam, “las explosiones que tuvieron lugar que el jueves podrían ser obra de Al Qaida, que había amenazado con llevar a cabo diversos ataques en territorio saudí” y subrayó que “en Arabia Saudí se está produciendo una ebullición popular que demanda grandes cambios”.

“La información disponible indica que cuatro explosiones tuvieron lugar esta mañana (el jueves) al mismo tiempo: una en una urbanización y otra en una estación de servicio. Por lo tanto, estas explosiones no pueden ser espontáneas y causadas por un simple error humano”, señaló.

Y añadió: “Está claro que hay alguien detrás de estos ataques,” refiriéndose así a anteriores amenazas de Al-Qaida de la Península Arábiga, un grupo que actúa en Arabia Saudí y Yemen.

Él señaló que “estos ataques constituyen una grave escalada. El gobierno saudí está empezando a pagar sus errores, en un momento en el que las tensiones internas han aumentado”.

Ibrahim dijo que “Arabia Saudí vive en la actualidad una efervescencia popular debido a la insistencia del régimen en no escuchar las reivindicaciones legítimas de su pueblo. El número de presos políticos ha aumentado en estos últimos tiempos”.

“El gobierno saudí intenta no dar a estos atentados una naturaleza política o de seguridad e intenta mostrar que se trató de simples accidentes de circulación con el fin de hacer creer que existe una armonía perfecta entre el régimen y la población”, señala Ibrahim.

La explosión de la Academia: una insurrección...

Según un informe publicado en Al Alam, la explosión ocurrida en la Real Academia militar de Arabia Saudita, esconde un intento fallido de rebelión.

De hecho, según fuentes saudíes, citadas por Al Alam, una unidad militar había anunciado su rebelión en la Academia del rey Abdulá en Riad contra la dirección del Ejército saudí. Esto obligó al gobierno saudí a enviar a sus fuerzas especiales a la Real Academia en una operación dirigida a poner fin a la revuelta. En dicha operación habrían muerto y resultado heridos un número indeterminado de soldados y fueron arrestados una docena más.

Este grave incidente ha resultado tan embarazoso para el régimen saudí que incluso sus medios de comunicación han ofrecido varias versiones contradictorias sobre el mismo.

En primer lugar, ellos afirmaron que una granada explotó en la Royal Academia matando a un soldado e hiriendo a decenas de otros militares, algunos de los cuales se encontrarían en estado grave.

Dándose cuenta de la estupidez de tal versión, es decir, que una sola granada pueda causar un daño a tantas personas, ella fue retirada de los sitios de Internet de Arabia Saudí y cambiada por otra que afirmaba que la explosión mató a una persona e hirió a sólo otras nueve más, cuyas lesiones no eran graves.

Sn embargo, las imágenes publicadas por militantes saudíes, que muestran unas llamas que cubren la Academia tras un ataque de las fuerzas especiales saudíes (que cuentan con unos 10.000 miembros, el 90% de los cuales son jordanos), contradicen la versión oficial, que insiste en una explosión de una sola granada.

A menos que las granadas, en el diccionario saudí, signifiquen obuses de artillería y misiles lanzados por helicópteros de asalto.

AL Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario