3/11/12

El Líder Supremo: «Estados Unidos es un aliado del terrorismo»


El Ayatolá Jamenei, el Líder Supremo de la Revolución Islámica, se reunió hoy con cientos de entusiastas estudiantes iraníes.


Durante, el encuentro, que se celebró con motivo del Día del Estudiante, su Eminencia dijo que la nación iraní ha tenido éxito en su confrontación con las potencias arrogantes del mundo, y agregó: «No hay nadie en el mundo que dude de la realidad que en los últimos treinta años, Estados Unidos ha caído más de treinta grados en términos de poder y credibilidad general. Todo el mundo lo sabe. Incluso los propios estadounidenses lo admiten.»



El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que en la actualidad, Estados Unidos es el gobierno más odiado del mundo, y agregó: «Si tanto los gobiernos de la región como los gobiernos fuera de la región tuviesen el valor de expresar un día el odio hacia el gobierno estadounidense y decirles a sus pueblos que salgan a las calles en ese día, esto se convertiría en la manifestación y demostración de repudio más grande de la historia.»



El Ayatolá Jamenei dijo que Estados Unidos ha perdido credibilidad a nivel mundial, y reiteró que los valores estadounidenses se han debilitado en todo el mundo.



«Ellos gritaban a diestra y siniestra que se oponían al terrorismo. Sin embargo, en la actualidad, establecen alianzas con los terroristas, en nuestra región y en muchas otras partes del mundo. Organizan reuniones con los terroristas y negocian con ellos. Les proporcionan dinero y armas para que puedan llevar a cabo sus actividades terroristas. Apoyan al grupúsculo de los Munafequin, que ha admitido haber asesinado a miles de personas en el país. Y no aparece en su supuesta lista de “organizaciones terroristas”», agregó.



Su Eminencia refiriéndose a las afirmaciones de Estados Unidos de que «apoya la democracia», dijo: «Dicen que lo que persiguen es la democracia y el derecho a votar, sin embargo, apoyan con determinación a los gobernantes más déspotas de nuestra región y de otras partes del mundo. Toda la gente puede verlo claramente».



El Líder Supremo de la Revolución Islámica reiteró que los derechos humanos se promueven en el mundo como un valor estadounidense, y agregó: «Levantan la bandera de los derechos humanos, pero las peores acciones en contra los derechos humanos se cometen bajo el amparo de Estados Unidos.  Los estadounidenses no solo no hacen nada para contrarrestar este tipo de acciones sino que las apoyan. En los territorios palestinos ocupados, los desvergonzados sionistas han estado pisoteando abiertamente los derechos de la nación palestina durante 65 años. Pero los estadounidenses no se inmutan ante ellos.  Por el contrario,  ayudan y apoyan a los sionistas».



El Ayatolá Jamenei dijo que la oposición de Estados Unidos a los movimientos populares por la libertad y la reforma, contradice su proclama de que «apoyan a los pueblos.»



«Ellos afirman que son la nación y el gobierno más rico del mundo... Pero el desempeño de sus políticos ha sido tan malo que hoy en día, Estados Unidos es el gobierno más endeudado del mundo».



Su Eminencia refiriéndose a la gran población carcelaria en Estados Unidos, declaró: «Pretenden apoyar la libertad, pero no hay ningún otro país en el mundo cuyo tasa de encarcelamientos sea tan alta como la de Estados Unidos.»



El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que la obediencia de los gobiernos estadounidenses a los sionistas es una de las razones que explican el declive de los valores y principios norteamericanos en el mundo, y cuestionó: «¿No es una vergüenza para un gobierno el que sus candidatos presidenciales tengan que hablar en sus campañas electorales de tal manera que satisfaga los oídos de los sionistas y para probarles, además, su obediencia? En los debates electorales entre los dos candidatos presidenciales, el candidato trata por todos los medios de dejar en claro su obediencia a la población judía de Palestina, a los sionistas y a los capitalistas israelíes. Esto se debe a que están bajo el yugo de los sionistas».



El Ayatolá Jamenei dijo que este declive debilita —cada día más— el poder de Estados Unidos, y enfatizó: «Es el gobierno arrogante de Estados Unidos el que ha sido derrotado en la batalla que comenzó hace más de tres décadas contra la nación iraní; y sin lugar a dudas, el único que ha surgido victorioso en esta batalla es el pueblo orgulloso, decidido y poderoso de Irán».



Su Eminencia dijo que es necesario entender las razones que han propiciado las victorias de la nación iraní durante los últimos 34 años, y agregó: «Cuando un pueblo se mantiene en pie y resiste de manera determinada, cuando un pueblo confía en sus capacidades internas y en Dios Altísimo, cuando un pueblo sacrifica sus vidas, bienes y honor, saldrá siempre victorioso en cualquier batalla, aún en las más grandes y difíciles. Esto es así, aunque no cuente con los mismos recursos y dinero que su enemigo, aún cuando no tenga armas tan avanzadas como las de su enemigo, incluso si no tiene tantas armas como las de su enemigo, aunque tenga menos del uno por ciento de los medios de comunicación con que cuenta el enemigo.»



El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que el enfrentamiento entre la nación iraní y Estados Unidos no llegará a su fin y que la confrontación no hará sino aumentar el poder y la preparación de la nación iraní.



«Nuestro poderío aumentará gracias a estos desafíos, pero debemos tener cuidado. Necesitamos identificar los retos que tenemos por delante. Tenemos que averiguar lo que el enemigo quiere hacer. Tenemos que encontrar la manera de enfrentar al enemigo. Si no somos capaces de encargarnos  de estas cosas, si caemos en la ignorancia, negligencia y apatía, si hacemos caso omiso de lo que es obvio, seremos derrotados», agregó.



El Ayatolá Jamenei dijo que uno de los requisitos para lograr la victoria es resistir y confiar en Dios, el Altísimo, y reiteró: «La gracia y ayuda de Dios abarcará a las naciones que resisten, las naciones que reflexionan y comprenden, aquellas que tienen perspicacia, naciones que son prudentes, naciones que se esfuerzan y siguen adelante.»



Su Eminencia exhortó al pueblo iraní a trabajar duro y contribuir al avance del país, y agregó: «Cuando todo mundo se esfuerza y trabaja duro, el progreso se alcanza más rápido, y eso hará posible que obtengamos un mayor desarrollo y nuestras victorias serán más contundentes.»



«Lo importante es que todos debemos saber que tenemos responsabilidades y que nuestra posición es delicada», enfatizó el Líder Supremo de la Revolución Islámica.



El Ayatolá Jamenei dijo que la hostilidad del enemigo hacia Irán se debe a los avances científicos que la nación iraní ha alcanzado, y agregó: «Una de las estrategias más comunes es la infiltración insidiosa, tal como lo hacen las ratas y las termitas.  Debemos tener cuidado y evitar las discrepancias en lo más mínimo.»



Su Eminencia enfatizó: «A partir de hoy hasta el día de las elecciones, cualquiera que juegue con las emociones del pueblo con el fin de crear discordia, habrá cometido —definitivamente— traición a la patria».

No hay comentarios:

Publicar un comentario