27/11/12

¿DE QUÉ VIOLENCIA HABLA, CANCILLER TIMERMAN?


por Carlos Aznárez-Resumen Latinoamericano

Es patético el comunicado de la Cancillería argentina sobre la multitudinaria manifestación de hombres y mujeres dignas (alrededor de 5.000 personas) que marchó el miércoles hacia la embajada de Israel para condenar el Terrorismo estatal sionista.


En el texto dado a conocer por el ministro Héctor Timerman, se habla de "violencia", acusando a los manifestantes de quemar una bandera israelí y otra de EEUU. Se rinde además, pleitecía a la Embajada sionista e incluso se afirma que el canciller Timerman va a recibir a la embajadora, para "disculparse".

Todo esto a partir de una acusación de la embajada del país que asesina a miles de palestinos, que masacra niños y ancianos, que derrumba viviendas, que destroza olivares, que tortura a prisioneros, que invade el territorio palestino desde hace más de 60 años.

Eso para el canciller argentino no debe ser violencia, sino "causa justa" o a lo sumo "daños colaterales", y en cambio sí se preocupa por dos sucios trapos quemados. Si esto último es violencia, Canciller ¿cómo denomina usted lo que hace Israel?. Le ahorro la respuesta, que usted nunca dará por temor a que los del poderoso lobby lo acusen de antisemita, como hicieron con su padre cuando escribió aquel libro sobre la sangrienta invasión al Líbano. Eso simplemente se llama Masacre, Genocidio, Holocausto.

Violencia, Canciller, son esos aviones drones sobrevolando Gaza día y noche, mientras arrojan bombas asesinas contra colegios, estadios, hospitales, viviendas. Violencia son las escenas, tan fuertes que hay que bajar la vista por pudor, de padres y madres desesperadas abrazando lo que queda de sus bebés alcanzados por el fuego de los misiles. Violencia es el uranio empobrecido que cargan los explosivos que Israel y su soldadesca asesina derramó todos estos días, y estos años y estas décadas, sobre suelo palestino, y que provocan -como en Iraq, como en Afganistán, como en Belgrado, que niños y niñas nazcan con horribles mutilaciones.

¿No vio nunca esas imágenes, Canciller Timerman? ¿No le parece exagerado decir entonces que lo que ocurrió días atrás frente a la Embajada, es violencia?

Lo que ocurre, señor Timerman, es que en vez de doblegar la política exterior frente a las imposiciones del nazi-sionismo, Argentina debería romper relaciones con Israel, ya que su gobierno impulsa crímenes de lesa humanidad. Ni más ni menos, Canciller.

¿Que no se puede embestir contra el monstruo? Allí están los ejemplos de Evo Morales, Hugo Chávez o Daniel Ortega. Todos ellos se plantaron un día, y echaron a los mercaderes del templo.

Sólo se trata de voluntad política y agallas. El día que se encare una medida saludable como la citada, quizás se pueda hablar de soberanía. Mientras tanto, el país seguirá bailando, cual arlequín, al compás de la política sionista y la de Washington.

VIOLENCIA CON MAYÚSCULA ES LA QUE VIENE GENERANDO DESDE HACE MAS DE 60 AÑOS EL ESTADO TERRORISTA DE ISRAEL



LA NOTICIA:
Cancillería condena la violencia frente a la embajada de Israel

El gobierno argentino, por medio de la Cancillería, repudió los “actos de violencia registrados este miércoles frente a la Embajada de Israel”, causados por manifestantes de la organización Quebracho y otras fuerzas de izquierda, que protestaron allí contra la participación de ese país en la reciente escalada de violencia en Medio Oriente.
La cancillería emitió un comunicado en el que se observó que las acciones fueron “llevadas adelante por sectores minoritarios”, que “no representan el verdadero deseo de nuestro pueblo de vivir en paz y sin violencia”.

Además se informó que “el Canciller argentino se comunicó esta tarde con la Embajadora de Israel, para expresarle el profundo pesar por las agresiones así como por el indigno acto de quemar la bandera de un país amigo”.

También se aclaró que en los próximos días el Canciller Héctor Timerman “recibirá a la representante de Israel para expresarle personalmente la condena y pesar por los actos del día de hoy”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario