10/11/12

Cómo salir victorioso en la lucha diaria


Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P): Tened presente que los placeres se terminan y que sus consecuencias permanecen.
Por José Manuel Saad


Los afanes de la vida y las presiones sociales provocan en los seres humanos un estrés que conlleva a enfermedades que van desde una baja en las defensas del organismo, como hasta infartos fulminantes; pero estas presiones debemos canalizarlas y enfocarlas en analizar donde estamos parados para definir el objetivo de nuestra existencia.

La mayor lucha que tenemos está con nosotros mismos, como seres individuales creados para un solo objetivo que es el de adorar al Dios Único; y teniendo una vida plena en este plano de vida.

El Islam es una religión abarcativa que así como se indica, comprende todas las áreas en la vida del ser humano llámense físicas, sociales, familiares, personales, espirituales, financieras, económicas, políticas; por lo que no deja ninguna área sin atención ni soluciones a sus problemas.

El ser humano está integrado por tres dimensiones:

Cuerpo; características físicas en particular así como instintos carnales
Mente; la razón que nos diferencia a los animales y el poder de elección que también nos distingue de los ángeles
Espíritu; la necesidad de adorar a un ser supremo y que de acuerdo a las creencias monoteístas, la existencia de un solo Dios (ALLAH).

Por eso la mención que se tiene del ser humano, que es una criatura de DIOS que puede gozar de una posición superior a la de los animales y los ángeles, pero ¿porqué esto?, porque como seres racionales podemos decidir las acciones que hacemos en el día a día y también tener dominio sobre las necedades del alma y los instintos de la carne.

Como seres humanos tenemos la capacidad de llegar a una perfección, pero ¿cómo podemos lograr esto? A través del conocimiento, el sometimiento a Dios por medio de la adoración y obediencia, teniendo como guías a Ahl-ol-Bait (P) y la Sunnah del Noble Profeta Muhammad (BP); el hecho de aferrarnos a estas convicciones de vida nos puede llevar a dicha perfección y por consiguiente, a lograr una felicidad más duradera.

La vida por sí misma es una lucha diaria que tenemos que combatir, y los medios que nos pueden dar soporte para ello son variables, pero por mencionar algunos está la ayuda de Dios Todopoderoso y la sumisión, el rodearnos de personas que tengan las mismas convicciones y creencias aún si se vive en países no islámicos, el estudio diario que los musulmanes tenemos como obligación, la ayuda a nuestros semejantes, entre otros.

Es importante que como seres humanos nos planteemos objetivos en el corto plazo, que sean medibles y reales, y que para ello tengamos que esforzarnos por medio de un régimen disciplinario.
Está claro que esta vida es efímera y pasajera, la felicidad que podemos obtener a través de los placeres mundanales se esfuman, las cosas materiales se acaban, pero lo que perdura es nuestra conciencia, nuestro ser interior que vivirá o morirá para siempre. He ahí la importancia de cuidar y supervisar las acciones que hacemos en el día a día, pensar antes de hablar y actuar, al final del día examinar en una balanza los actos buenos y malos, compensando aquellas acciones que hayan hecho algún daño a terceras personas.

Algunos hádices que mencionan estos temas lo fundamentan:

1. Dijo el Mensajero de Dios (BP): Si Te propones un asunto reflexiona en sus consecuencias; si en ello hay bien y desarrollo llévalo a cabo, pero si en ello hay extravío, déjalo.
Bihar Al-Anwâr t.77 p.130

2. Dijo el Mensajero de Dios (BP): El ejemplo de la Gente de mi Casa en mi comunidad es como el Arca de Noé (P): quien se embarca en ella se salva y quien la rechaza es aniquilado.
Bihâr Al-Anwâr t.17 p.113

3. Dijo el Imam Al-Bâqir (P): Aprended el conocimiento, puesto que su aprendizaje conforma una buena acción y requerirlo es una (forma de) adoración.
Bihâr Al-Anwâr t.78 p.189

4. Dijo el Mensajero de Dios (BP): Hay tres cosas de las que temo por mi comunidad después de mí: el extravío después del discernimiento, los desvíos causados por los conflictos y los deseos mundanales del estómago y el instinto sexual.
Al-Káfî, t.2, p.79

5. Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P): Tened presente que los placeres se terminan y que sus consecuencias permanecen.
Nahy Al-Balâgah, p.553

6. Dijo el Imam ‘Alî Ibn Muhammad Al-Hâdî (P): (La consideración de) la gente en este mundo es en base a las riquezas y en el más allá es en base a las acciones.
Bihâr Al-Anwâr t.78 p.368

7. Dijo el Imam As-Sâdiq (P): Suplica por tu necesidad e insiste en ello, que por cierto que Dios aprecia la insistencia de los que insisten (en su súplica) de entre Sus siervos creyentes.
Wasâ’il Ash-Shî’ah t7 p.60

Luchemos día a día manteniendo en mente que Dios está con nosotros y que las acciones que cometamos serán puestas en una balanza en el Día del Juicio, así que pensemos antes de hablar y actuar sin olvidar que esta vida es pasajera y temporal pero por la misericordia de Dios, inshallah, estaremos en el Paraíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario