27/10/12

Washington y Londres estudian compartir bases militares contra Irán


Estados Unidos está negociando con Reino Unido el uso de bases militares británicas para abastecer a sus fuerzas aéreas en caso de un ataque contra Irán.


Estas gestiones, realizadas de manera informal por diplomáticos estadounidenses, se enmarcarían dentro de un "plan de contingencia" de Estados Unidos para bombardear las instalaciones nucleares de la República Islámica.

Sin embargo, el Gobierno británico habría preferido ralentizar las negociaciones, aduciendo que el uso de tres bases militares -una en Chipre, y las otras dos en la Isla Ascensión, Océano Atlántico, y Diego García, Índico- infringiría el Derecho internacional, reveló este viernes 'The Guardian'.

"Reino Unido podría estar violando el Derecho internacional si facilita lo que sería un ataque preventivo contra Irán", ha asegurado al diario inglés un alto funcionario. "Es explícito, el Gobierno ha estado utilizando este argumento para hacer retroceder a Estados Unidos", agregó.

Otras fuentes consultadas por el periódico señalaron que no existe una petición formal, y negaron que se estén acelerando los planes para atacar a Irán, o que el conflicto sea inminente.

"Es muy probable que si los israelíes decidieran atacar a Irán, o los estadounidenses sienten que tienen que hacerlo para apoyar a Israel, a Reino Unido no se le diría nada de antemano", agregó la mismo fuente.

Confirmación oficial

El despacho del primer ministro emitió ayer un comunicado confirmando que Downing Street "está trabajando muy cerca con Estados Unidos sobre las bases británicas", pero "el Gobierno piensa que una acción militar no es la decisión correcta en este momento".

El primer ministro, David Cameron, pidió la semana pasada moderación a Israel, y dijo que las sanciones están teniendo impacto en la economía iraní. Tanto Londres como Washignton están optando por la diplomacia y ampliar las sanciones económicas contra el régimen de los ayatolás, pero Tel Aviv teme que Irán utilice plantas subterráneas para fabricar bombas atómicas y evitar así que sus instalaciones nucleares sean destruidas en bombardeos selectivos.

Vista puesta en las elecciones de EEUU

Después de las elecciones en Estados Unidos, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, tienen previsto presentar una oferta para levantar algunas de las sanciones que paralizan la economía persa a cambio de que Teherán limite sus reservas de uranio enriquecido.

El 'New York Times' publicó la semana pasada que Estados Unidos e Irán ya habían alcanzado un acuerdo, pero tanto la Casa Blanca como el ministro de Exteriores de la República Islámica negaron la posibilidad de cualquier negociación bilateral.

Irán tiene graves problemas para refinar y exportar petróleo, y sus ventas de crudo han caído desde 2,2 millones de barriles al día (bpd) en septiembre de 2011 hasta los 860.000 bpd en septiembre de este año, según estimaciones de la Agencia Internacional de Energía.

Aunque la prensa oficial iraní opta por ignorar las consecuencias de las sanciones, miles de iraníes salieron a la calle en septiembre para protestar contra la inflación y el desplome del rial.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/26/internacional/1351270344.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario