14/10/12

Sobre el nombre oculto de Dios

De las narraciones y súplicas de la Inmaculada familia del Profeta se deduce que Dios Sublime tiene Nombres que eligió para Sí mismo y nadie los conoce. Estos Nombres son famosos como los “Nombres Elegidos”. De las narraciones se deduce que los Nombres Elegidos son de los Nombres Supremos de Dios que posee grados ocultos, y son para ocultar el primer Nombre de Dios. El Nombre Elegido fue también llamado Nombre “Oculto” y de “Reserva”.
«استيثار» (istizâr) en la lingüística significa elegir y hacerlo particular de sí mismo, y مستأثره(musta’zirah) que fue tomado de la raíz istizâr significa “elegido”.

Râgib Isfahânî en su Mufradat dijo: “الاستيثار التفرد بالشي‏ء من دون غيره‏”.[1]

Y en el “Bihâr Al-Anwâr” dice: “استاثر بالشي‏ء اي استبد به و خص به نفسه”.[2]

De las narraciones se deduce que los Nombres Elegidos pertenecen a los grados ocultos del Nombre Supremo de Dios, que nadie los conoce. El Imam Baqir (a.s.) a este respecto dijo: “Nosotros el Ahl Bayt (a.s.) conocemos 72 letras de las letras del Nombre Supremo de Dios y sólo una letra de éste se encuentra con Dios Sublime que la hizo particular de Sí mismo en Su Conocimiento Oculto (nadie está entero de ésta).”.[3]

De las narraciones registradas en el capítulo “el origen de los nombre” (حدوث اسماء) de la obra Usul Kafi, se deduce que el Nombre Elegido llamado también Nombre Oculto y Reservado, fue para ocultar el Primer Nombre Divino. Por ello en una forma acordada es determinado y es Nombre, y en otra forma es indeterminado, oculto y el medio de la aparición de otros nombres.[4]

En base a estas narraciones el Imam Jomeînî (r.) para explicar los niveles de el Nombre Supremo, consideró el Nombre Elegido como uno de los niveles ocultos del Nombre Supremo y dijo: “Pero el Nombre Supremo en base a la realidad oculta que fuera de Dios nadie conoce, según lo acordado y ya mencionado con anterioridad es esa misma setenta y treceava letra que es exclusiva de la Sabiduría Oculta de Dios”.[5]

En los textos místicos dice también que la ocultación de la Esencia de Dios Todopoderoso por su intensa ocultación, no se manifiesta sin intermediario para ninguno de los Nombres ni Atributos, y para la aparición de los Nombres y la manifestación de estos necesita de un intermediario que sea el sucesor de la esencia en la aparición de la Perfección de la Esencia en el significado y en los lugar de la manifestación externa de los Nombres y de las Virtudes. Los intermediarios de la manifestación de la Perfección de la Esencia de Dios tiene dos formas que una de éstas prefiere la parte Oculta de la Esencia de Dios por lo cual es oculta e imposible de ser determinada. La otra parte prefiere la parte de los Nombres que por ello es concreta y se manifiesta en los Nombres.[6]

El Imam Jomeînî (r.) explicó a este intermediario para la manifestación de los Nombres como “el califa Divino” y “el principio del califato” y en las obras de misticismo lo llamaron “la unión verdadera”. Es necesaria una determinación para la Esencia de Dios Todopoderoso bajo el significado de la cualificación a esta unidad verdadera asignada como “primera visión” o “esencia real de Muhammad”.[7] La primera determinación Divina que es intermediaria en la aparición de los Nombres Divinos para lo oculto, es la “Unidad Absoluta” y la Unidad Real que para su ocultación la llaman “unidad” y para su manifestación la llaman estado de “Unicidad” y la aparición de los Nombres. El estado de Unicidad de la esencia que es lo no manifiesto de la primera determinación Divina, es ese mismo Nombre Elegido Divino.[8]

Pero ¿qué significa elegido? ¿Acaso la elección de este Nombre es bajo este significado que en el mundo no se manifestó, que no tiene lugar de manifestación externa en el mundo, o significa que su lugar de manifestación es elegido al igual que este mismo nombre, y para nadie se evidencia?

Los eruditos en forma general a los Nombres Elegidos los consideran como nombres que demandan estar ocultos, no manifiestos, y están ocultos. Mientras en el mundo de la existencia no aparece ningún efecto de ellos, y no tienen un lugar de manifestación exterior de ellos en el mundo.

Sadr Al-Din Qunawi en su obra “Maftâh Gaîb Al-Yam’ wa Al-Wuyud”, considera en dos los Nombres Esenciales de Dios: uno el dictamen y los efectos de una parte de estos Nombres que se manifiestan en el mundo, y en mundo de las apariciones tienen un lugar de manifestación que o se dan a conocer a través de estos mismos lugares de aparición y efectos desde detrás del velo para los benevolentes, o se manifiestan a través de la intuición mística para los místicos que llegaron a alcanzar la perfección y para los santos Divinos.

Otro, los Nombres Esenciales son los Nombres que en el Universo no se manifiesta ningún efecto de estos, y por ello para nadie son conocidos. Estos segundos Nombres, son los mismos Nombres Elegidos Divinos.[9] Estos Nombres aunque no se manifiestan en el mundo de la creación su forma existe en el grado de la Esencia Divina (grado del Conocimiento Divino desde el punto de vista del gnóstico). Sobre esto mismo y por las formas de estos Nombres fueron llamados “imposibles” en el grado de la Esencia Divina.

El significado de “imposible” en la terminología del místico es más general que bajo el significado de la terminología del filósofo. En la terminología de los místicos “imposibles” se les llama a las formas que al mismo tiempo que existen en el grado de la existencia externa, no se realiza en el exterior, o por la importancia de su existencia (como las formas de los Nombres Elegidos) o por ser oculto y por la imposibilidad de poder ser realizado en el exterior (como el grupo de contradicciones). Pero en la terminología de los filósofos, lo imposible solo incluye la segunda parte.[10] Según esta opinión, ya que estos Nombres demandan lo oculto no se manifiestan en el exterior, y por ello es que no existen en el exterior, no tienen lugar de manifestación, nadie los conoce y son Elegidos de Dios.

Atribución del Nombre Elegido al estado de esencia:

El Imam Jomeînî (r.) en explicación a la Súplica de Sahar (Súplica de la Madrugada), y como explicación a la frase «اللهم اني اسئلک من اسمائک باکبرها» –“¡Oh, Dios mío! Te pido por el favor del más Sublime de tus Nombres”. Después de mencionar este asunto que los Nombres y los Atributos Divinos son velos luminosos para la Esencia de Dios, y la Esencia Única se manifiesta sólo a través de los Nombres y de los Atributos, y en el estado oculto de la Esencia de Dios no existe Nombre ni definición en esencia, dijo: “Una de las posibilidades en el significado del Nombre Elegido es que el propósito de este Nombre es ese mismo estado de oculto, y atribuir el Nombre al estado de lo oculto de la Esencia es porque la misma Esencia es signo para la Esencia”.[11]

El en los comentarios a la obra “Misbâh Al-Uns”, después de lo dicho por el autor Qunawî, respecto a la división de los Nombres Esenciales y el que los Nombres Elegidos no tienen efecto en el exterior, este dicho que el Nombre Elegido es ese mismo estado de ocultación de la Esencia lo atribuyó a su maestro el difunto Shâh Âbâdî y dijo: “Lo aparente de las palabras de Qunawî es que los Nombres Elegidos no tienen manifestación en el Universo”. Nuestro maestro místico perfecto dijo que los Nombres Elegidos son esa misma Esencia Única y Absoluta de Dios, puesto que la Esencia Divina al ser determinada es la fuente de la manifestación de los Nombres, pero la Esencia Absoluta es indeterminada y no es la fuente de la manifestación de los Nombres. Atribuir un nombre al estado de la Esencia es por desatención en la explicación, no una atribución verdadera”.[12]

Los asuntos correspondientes al Nombre Elegido Divino es uno de los debates delicados místicos, que el entendimiento profundo de éste demanda tener conocimientos filosóficos y místicos.

Para mayor información recurrir a:

Revista trimestral Matîn, no.5, “Manifestación y aparición de los Nombres Elegidos desde la perspectiva del Imam Jomeînî (r.)”, Sayyid Qawâm Al-Dîn Husaynî.


Notas:


[1]– Ragib Isfahani, Al-Mufradat fi Garâîeba Al-Qurân, p.10. 


[2]– Maÿlisî Muhammad Bâqir, Bihâr Al-Anwâr, t.85, h.1, p.255.


[3]– Usul Kafi, t.1, libro de las Pruebas de Dios, p.334 capítulo:

"ما اعطي الائمه - عليهم السلام – من اسم الله الاعظم‏»: و نحن عندنا من الاسم الاعظم اثنان و سبعون حرفا و حرف واحد عند الله تعالي استأثر به في علم الغيب عنده".

Los exegetas esta narración la consideran como interpretación de la generosa aleyas:

«قال الذي عنده علم من الکتاب‏» –En la obra de Bihâr Al-Anwâr, t.27 nueva impresión bajo el título de:

«ان عندهم الاسم الاعظم به يظهر منهم الغرايب‏» –fueron mocionadas todas estas narraciones.


[4]– Kulaini Muhammad Ibn Ya’qub, Usul Kafi, t.1, “Capítulo “creación del Nombre”, p.152

" عن ابي‏عبدالله(ع) قال: ان الله تبارک و تعالي خلق اسما... فجعله کلمة تامة علي اربعة اجزاء معا ليس منها واحد قبل الآخر، فاظهر منها ثلاثة اسماء لفاقة الخلق اليها و حجب منها واحدا و هو الاسم المکنون المخزون... و هذه الاسماء الثلاثة ارکان و حجب الاسم الواحد المکنون المخزون بهذه الاسماء الثلاثة".


[5]– Musawî Jomeini Ruhul.lah, Explicación de la Súplica Sahar (de la madrugada), p.11.

"اما الاءسم الاءعظم بحسب الحقيقة الغيبية التي لايعلمها الا هو و لا استثناء فيه، فبالاعتبار الذي سبق ذکره، و هو الحرف الثالث و السبعون المستاثر في علم غيبه".


[6]– Musawî Jomeini Ruhul.lah, Misbah Al-Hidaiat ila Al-Jilafat wa Al-Wilâîat, pp.16-17.

"ان الاسماء و الصفات الالهية ايضا غير مرتبطة بهذا المقام الغيبي بحسب کثراتها العلمية غير قادرة علي اخذ الفيض من حضرته بلاتوسط شي‏ء... فلابد لظهور الاسماء و بروزها و کشف اسرار کنوزها من خليفة الهية غيبية يستخلف عنها في‏الظهور في‏الاسماء و ينعکس نورها في تلک المرايا... هذه الخليفة الالهية و الحقيقة القدسيه التي هي اصل الظهور لابد ان يکون لهاوجه غيبي الي الهوية الغيبية ولايظهر بذلک الوجه ابدا، و وجه الي عالم الاسماء والصفات بهذا الوجه يتجلي فيها".


[7]– Sâ’in Al-Din ‘Alî Al-Tarkah, Al-Qawâ’id, p.79.


[8]– Tabâtabâî Sayyid Muhammad Husayn, Al-Risâ’il Al-Tauhidîîah, p.47.


[9]–Muhammad Ibn Hamzat Al-Fanârî, Misbâh Al-Uns, p.14.


[10]– Al-Qaîsarî Dâwûd Ibn Mahmûd, Introducción de Qaîsarî Al Sharh Fusûs Al-Hikam, pp.18-19:

"و هي الممتنعات قسمان، قسم يختص بفرض العقل اياه کشريک الباري و قسم لايختص بالفرض، بل هي امور ثابتة في نفس الامر، موجودة في العلم، لازمة لذات الحق، لانها صور للاسماء الغيبية المختصة بالباطن من حيث هو ضد الظاهر، او للباطن وجه يجتمع مع الظاهر و وجه لا يجتمع معه... و تلک الاسماء هي التي قال(رض) في فتوحاته و اما الاسماء الخارجه عن الخلق و النسب فلايعلمها الا هو، لانه لا تعلق لها بالاکوان و الي هذه الاسماء اشار النبي(ص) او استاثرت به في علم غيبک".


[11]– Explicación de la Súplica Sahar, pp.114-115.

"هذا فان اشرت باطلاق الاسم في بعض الاحيان علي هذه المرتبه التي هي في عماء و غيب کما هو احد الاحتمالات في الاسم المستاثر في علم غيبه، کما ورد في الاخبار و اشار اليه في الاثار الذي يختص بعلمه الله، و هو الحرف الثالث و السبعون من حروف الاسم الاعظم المختص علمه به - تعالي - فهو من باب ان الذات علامة للذات، فانه علم بذاته لذاته".


[12]– Musawî Jomeini Ruhul.lah, Comentarios al Misbâh Al-Uns, p.218.

"قال شيخنا العارف الکامل - دام ظله - ان الاسم المستاثر هو الذات الاحدية المطلقه، فان الذات بما هي متعينه منشا للظهور دون الذات المطلقه، اي بلا تعين، و اطلاق الاسم عليه من المسامحة و الظاهر من کلام الشيخ و تقسيمه، الاسماء الذاتيه الي ما تعين حکمه و ما لم يتعين، انه من الاسماء الذاتية التي لامظهر لها في العين".


No hay comentarios:

Publicar un comentario