9/10/12

Pino Solanas y Moyano contra el Polo Audiovisual del Sionismo

El diputado de Proyecto Sur encabezó una conferencia de prensa en la que denunció un negocio inmobiliario detrás de la iniciativa del Gobierno en la Isla Demarchi. "No vamos a resignar el lugar pacíficamente", dijo a su lado el moyanista Juan Carlos Schmidt.


Fernando “Pino” Solanas irá en contra de los decretos del Gobierno que estipulan la creación de un Polo Audiovisual en la Isla Demarchi y la construcción de viviendas en terrenos ferroviarios de Palermo y Caballito.

El diputado nacional de Proyecto Sur, participó de una conferencia de prensa organizada por su bloque en la Legislatura porteña, en la que se dieron a conocer las medidas y recursos administrativos y judiciales con el fin de suspender y derogar los decretos Nº 1723/2012 y N° 1722/2012.

“El proyecto del Polo Audiovisual es un grave error”, manifestó Solanas y agregó que “crear un asentamiento urbano frente al polo de industrias petroquímicas más grande de la ciudad de Buenos Aires esconde un fabuloso negocio inmobiliario”.

El diputado nacional, que mencionó a la firma Irsa como una de las desarrolladoras inmiscuidas, explicó que “los terrenos de la isla Demarchi llegan a más de 120 mil metros cuadrados, y el metro cuadrado vale cerca de 15 mil dólares”.

“Lo que esta debajo de esto son decisiones de una gran perversidad”, señaló Pino y agregó que “lo que realmente necesita la industria cinematográfica argentina es la creación de un sistema alternativo de salas que difunda el cine nacional como difusión”.

“La industria audiovisual no tiene una facturación que lo amerite, es un disparate, lo que mueve de ninguna manera podría bancar semejante proyecto”, advirtió el cineasta.

Solanas indicó que hay una decisión del Gobierno “de abandonar la construcción de la flota mercante argentina”. “Con el 20 por ciento de lo que gasta la Argentina, un total de 5 mil millones de dólares, se podrían construir unos 30 barcos graneleros”, enfatizó.

Por su parte, Juan Carlos Schmidt, el titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento, fue otro de los participantes de la conferencia y dijo que “vamos a resistir el desalojo de la isla. Hay más de 3.000 trabajadores y establecimientos que tienen más de 115 años. No vamos a resignar el lugar pacíficamente. Lo vamos a defender. Es una vergüenza el negocio que quieren convertir”.

“El enclave no sólo tiene que ver con el dragado sino también con el desarrollo naval. En el plan argentina 2020 llamativamente no figura la industria naval”, remarcó Schmidt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario