18/10/12

Obama devuelve la pelota


Pepe Escobar-Asia Times Online-Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

LOS ÁNGELES – No cabe duda: el presidente de EE.UU., Barack Obama finalmente salió de la banca en Nueva York, entró jugando y realmente consiguió unas pocas canastas de tres puntos en el segundo debate presidencial.


El debate también arrojó más luz sobre la política económica y exterior del robot republicano que se presenta como un producto (¿o será al revés?). Parece que cuando la visión de Mitt Romney está en duda, culpa a China.

El robot/producto fue implacable en su satanización del Reino del Medio. “El primer día”, escogerá a China como “manipulador de divisas” (no es probable que el gobernador del Banco Central de China Zhou Xiaochuan, quien está más preocupado por el timo de la flexibilización cuantitativa, se atragante con sus wontons; y a propósito el yuan se fortaleció contra el dólar estadounidense en cerca de 9% durante el período de Obama).

Romney “mantendrá a China jugando según las reglas” (reglas que las corporaciones estadounidenses gustan de explotar en su beneficio). También acusó a China de “hackear nuestros ordenadores” (como si Occidente no hubiera hackeado en grande los ordenadores de Irán) y en general “China ha estado haciendo trampas durante años”. Los satélites espías deben haber registrado un estallido de risa colectiva emanando de las salas del Zhongnanhai en una nebulosa mañana en Pekín.

Según Romney, China –ese país “tramposo” que ensambla iPads– no sería comparable con EE.UU. si el terreno de juego fuera parejo. Traducción: Romney busca la salvación mediante una inflación de puestos de trabajo estadounidenses con bajos salarios, baja cualificación, al estilo de la línea de montaje.

Obama por lo menos desplegó una concientización de la política de Terminator de Romney respecto a China. “Cuando habla de ponerse duro frente a China, sí, hay que recordar que el gobernador Romney invirtió en compañías pioneras de la subcontratación en China. Y actualmente está invirtiendo en compañías que construyen equipos de vigilancia para que China espíe a su propia gente. Así son las cosas, gobernador usted es el último que va a ponerse duro frente a China”.

Obama también dio el puntillazo cuando habló de que EE.UU. igualará las condiciones en el campo de juego mediante más inversión en la educación, formando más científicos, ingenieros, expertos en tecnología. La respuesta (previsible) de Romney: “El gobierno no crea puestos de trabajo”.

Lo que el debate en sí no creó fue un verdadero debate sobre la esencia del turbocapitalismo; sobre la forma en que independientemente de Obama, mucho menos de Romney, el poder global del capital privado se ha calcificado como jerárquico y organizado como una economía financiera, conquistando políticamente todo el mundo y encarnándose tanto en las democracias neoliberales como en cosas como dictaduras militares y petromonarquías del CCG (Club Contrarrevolucionario del Golfo).

Era esperar demasiado. Por lo tanto volvimos al mantra del día, semana, mes, año, década, como repitió Romney: “Irán está cuatro años más cerca de una bomba nuclear”.

El próximo debate, el lunes, tratará sobre todo de política exterior. ¿Mostrará alguno de los dos candidatos un poco de respeto por la opinión pública estadounidense –y mundial– y reconocerá por lo menos el último informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), publicado el mes pasado? Hay dos citas esenciales, 1) El OIEA está seguro de “la ausencia de material y actividades nucleares no declaradas en Irán”; y 2) El OIEA puede “concluir que todos los materiales nucleares de irán se utilizan en actividades pacíficas”.

Y también sería esperar demasiado

Mitt causa terror

Derechistas de todo tipo apostaban frenéticamente por Libia para que suministrara el momento definitivo para Romney.

Dijo Romney: “El presidente acaba decir algo parecido a que el día después del ataque fue al Rose Garden y dijo que se trataba de un acto de terror. ¿Dijo en el Rose Garden, el día después del ataque, que fue un acto terrorista? No fue una manifestación espontánea. ¿Es lo que está diciendo? Quiero conseguir eso oficialmente, porque el presidente necesitó 14 días para calificar el ataque en Bengasi como un acto terrorista” .

Y la moderadora, Candy Crowley de CNN: “En realidad lo hizo, señor, lo llamó un acto terroista”.

Obama: “¿Puede decirlo un poco más fuerte, Candy?”

Candy: “Lo llamó un acto terrorista”.

Otra canasta de Obama. Si solo hubiera llevado a un verdadero debate sobre qué tipo de “dirección desde atrás” fue toda la operación de Libia; el papel de Africom y de la OTAN, los planes ocultos detrás del derrocamiento de Gadafi; la inevitabilidad de la repercusión cuando uno se asocia con salafistas-yihadistas, conocidos anteriormente como terroristas, en una acción para desmantelar un régimen secular árabe.

Sería esperar demasiado.

En cuanto al alarde de Romney de que su plan de empleo crearía 12 millones de puestos de trabajo en EE.UU., ya fue ridiculizado por el Washington Post la mañana antes del debate. Por lo tanto se llegó finalmente a que Obama diera en el blanco con el 47% de Romney de una manera que dejó literalmente sin habla al robot/producto.

El “ex” 47% Romney ha acuñado ahora una nueva consigna: “me interesa el 100%”, repetida ad infinitum.

Obama: “Cuando Romney dijo a puerta cerrada que un 47% del país se considera víctimas que se niegan a tener responsabilidad, pensad de quiénes estaba hablando… De jubilados que han trabajado toda sus vidas veteranos que se han sacrificado por este país, estudiantes que tratan de avanzar con esperanza en sus propios sueños, pero también los sueños de este país, soldados que ahora mismo combaten por nosotros en ultramar, personas que trabajan duro cada día pagando impuestos de sus salarios, impuestos de la gasolina, pero que no tienen ingresos suficientes”.

En realidad, se trata de la abrumadora mayoría de la población de EE.UU. Pero en lo que se refiere al futuro del país hasta 2016 depende esencialmente de un puñado de votantes indecisos de Ohio. Es el muro cortafuego the Obama (ganaba en Ohio por 68% antes del debate, según las proyecciones de Nate Silver).

¿Resistirá el muro cortafuego? El próximo lunes se tratará sobre todo de política exterior; veremos si China es capaz de influir en una contienda presidencial estadounidense.

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y de Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. Su libro más reciente es Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009). Contacto: pepeasia@yahoo.com

(Copyright 2012 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Front_Page/NJ18Aa03.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=157832
rCR

No hay comentarios:

Publicar un comentario