17/10/12

Israel calculó las calorías que necesitaban los palestinos para evitar la desnutrición

Israel calculó el número de calorías que los palestinos necesitarían para evitar la desnutrición bajo el bloqueo sobre la Franja de Gaza, según un estudio que el Tribunal Supremo ha obligado al Gobierno israelí a publicar.


"Formaba parte de un documento de investigación que se presentó en dos discusiones y que nunca usamos", ha explicado este miércoles Guy Inbar, del Ministerio de Defensa israelí después de que el documento fuera publicado por Gisha, un grupo de defensa de los Derechos Humanos israelí que lo había solicitado.

La publicación del documento, presentado en enero de 2008, aportanueva luz sobre los planteamientos que ayudaron a organizar el bloqueo que Israel endureció sobre la Franja de Gaza a partir de 2007, después de que el grupo islamista Hamas se hiciera con el control.

Los palestinos describieron las restricciones, que provocaron críticas internacionales y fueron aliviadas en 2010, como un castigo colectivo que asfixiaba a su economía.


2.279 calorías diarias

El estudio, 'Consumo de alimentos en la Franja de Gaza- Las líneas rojas', estimaba que cada palestino debía ingerir como media diaria 2.279 calorías. Según el documento, "para mantener la estructura básica de vida" en la zona, Israel permitiría la entrada de 106 camiones con bienes esenciales al día.

Según Gisha, unos 400 camiones llegaban a Gaza cada día antes del bloqueo y en el momento en el que se elaboró el documento solo lo hacían unos 67.

La semana pasada, Israel permitió la entrada de 935 camiones con bienes básicos y material de construcción a este territorio de 1,6 millones de habitantes.

El cálculo de calorías estaba basado en un modelo formulado por el Ministerio de Sanidad israelí y era acorde con el consumo medio israelí. Según el Servicio Sanitario Británico, un hombre necesita de media 2.500 calorías para mantener su peso y una mujer 2.000.
'Contrario a los principios humanitarios'

La ONG ha denunciado que el estudio contradije los argumentos del Gobierno israelí de que el bloqueo es necesario por motivos de seguridad. "¿Cómo puede Israel afirman que no es responsable de la vida de los civiles en Gaza cuando controla incluso el tipo y la cantidad de alimentos que los residentes palestinos de Gaza tienen permitido consumir?", se pregunta su director, Sari Bashi, en un comunicado recogido por la BBC.

"El control israelí sobre los movimientos crea una obligación de permitir el libre paso de los civiles y los bienes civiles, sujeto sólo a controles de seguridad, una obligación que sigue sin cumplirse hoy en día", ha denunciado.

Por su parte, el director de operaciones en Gaza de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Robert Turner, ha considerado que "esto refleja una auténtica política para limitar las importaciones de alimentos". "Este documento con 'líneas rojas' es contrario a los principios humanitarios", ha advertido.

Según Turner, también citado por la BBC, "los hechos sobre el terreno indican que las importaciones de alimentos cayeron por debajo de las líneas rojas". "Reconocemos que Israel tiene preocupaciones legítimas de seguridad pero también hemos dicho repetidamente que el bloqueo es un castigo colectivo de la población y es ilegal bajo el Derecho Internacional y creemos que es contraproducente", ha añadido.

Fuente

Netanyahu quiere aprobar parte de un informe que legaliza todas las colonias en Cisjordania


"Es una maniobra electoral que no beneficiaría la vida de los habitantes de Judea y Samaria (Cisjordania) y no ayudaría un ápice a Israel a nivel de seguridad e internacional", denuncia la líder laborista, Shelly Yachimovich, tras la noticia dada esta mañana por la emisora pública 'Kol Israel'.

Este medio ha informado sobre la pretensión del jefe de Gobierno y líder del Likud, Benjamin Netanyahu, de llevar al Consejo de ministros algunas conclusiones del Informe Edmond Levy, publicado en julio,sobre los llamados "enclaves ilegales" en Cisjordania, las colonias y el estatus de Israel en ese territorio.

Netanyahu tendría la intención de aprobar algunas de las conclusiones del texto redactado por una comisión de juristas encabezada por el ex juez del Tribunal Supremo, Edmond Levy.
El informe rechaza la ilegalidad de las colonias

El informe rechaza la "ilegalidad" de la construcción en las colonias en Cisjordania y pide la regulación de los "enclaves ilegales", que fueron levantados sin el permiso de los sucesivos Gobiernos israelíes.

En julio, presionado por la derecha, Netanyahu se comprometió a discutir este informe en el Gobierno. No lo ha hecho aún por el temor a las críticas de la comunidad internacional que considera la construcción en el territorio ocupado en el año 67 como "ilegal". Ya sean las colonias o los enclaves ('Outposts'). De hecho, el diario 'Haaretz' informaba en agosto que el primer ministro quería "enterrar" el Informe Levy.

Según Kol, "Netanyahu intenta ahora aplicar algunas conclusiones evitando los obstáculos judiciales internacionales". El objetivo sería aligerar la burocracia para la construcción en Cisjordania y flexibilizar los requisitos jurídicos y administrativos.

"En ningún caso significa una declaración de soberanía de esas zonas ni la anexión de la población palestina. Sólo servirá para reforzar y mejorar la vida diaria de los habitantes de las comunidades judías que tienen los mismos derechos que los otros israelíes", ha declarado el ministro de Transportes y dirigente del Likud, Israel Katz.

Movimiento electoral

La filtración, procedente de la Oficina del primer ministro, no es casual ytiene una causa: El congreso del Likud se reúne esta noche para preparar las primarias ante las elecciones adelantadas al 22 de enero.

Lideres de la oposición afirman que se trata de un intento de Netanyahu para consolidar su posición en el seno del Likud, firme defensor de la construcción en las colonias judías.

El ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, ha pedido a Netanyahu que "apruebe de forma completa el Informe Levy" afirmando que los asentamientos "no son un obstáculo sino un pretexto de los palestinos para seguir rechazando el diálogo".

Por el contrario, el ministro de Defensa, Ehud Barak, se opone y advierte: "La aplicación del Informe conseguirá un resultado opuesto al deseado. No reforzará las comunidades judías en Judea y Samaria sino que supondrá un grave daño diplomático a Israel y profundizará su aislamiento en el mundo".

El líder de la oposición, Shaul Mofaz, ha anunciado que se dirigirá al asesor legal del Gobierno para "frenar este paso político". "El interés nacional obliga reforzar los grandes bloques de colonias y no regularizar los enclaves ilegales".
Argumentos

El primer capítulo del Informe Levy se inicia con la pregunta "si la posición de Israel en Cisjordania es la de un ocupante militar cómo se puede entender según la ley internacional: Nuestra respuesta es negativa".

Lo justifican afirmando que antes del 67 no había un ente jurídicoen ese territorio con una soberanía reconocida por la ley internacional. "Israel no es una potencia ocupante" ya que -alegan- ningún Estado ejerció su soberanía en Cisjordania, ni siquiera Jordania que lo gobernó entre 1948 y 1967.

Los dirigentes palestinos rechazaron con rotundidad el informe definiéndolo de "ridículo" y "político". "Israel no tiene ningún derecho a existir en los territorios palestinos, incluyendo Jerusalén Este. Su presencia es rechazada e ilegal por los palestinos y la comunidad internacional", afirmó Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente palestino, Abu Mazen.

Netanyahu era consciente de que la filtración provocaría hoy la crítica de la oposición y de los palestinos pero al mismo tiempo fortalecería su posición en el Likud. Desde su punto de vista, reacciones más que deseadas en campaña electoral.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario